CeeDee vive su mejor momento

play
Conexión Dak Prescott-CeeDee Lamb, clave para mantener el buen paso de los Cowboys (2:32)

De cara al duelo ante los, en apariencia débiles, Carolina Panthers, el coach Mike McCarthy señaló que los Cowboys no quitarán el pie del acelerador, en particular a la ofensiva. (2:32)

DALLAS – CeeDee Lamb cada vez es mejor jugador y más importante para los Dallas Cowboys, con o sin balón.

El receptor abierto reclutado en la primera ronda del Draft 2020 ha crecido cada temporada y ha aparecido cada vez que han necesitado, ya sea desmarcándose para estar descubierto, corriendo después de la recepción o incluso bloqueando en campo abierto.

“Es uno de los mejores receptores que hay en la NFL“, dijo el entrenador en jefe de los Philadelphia Eagles, Nick Sirianni, hace par de semanas. “Tienes que estar alerta de su posición en el campo todo el tiempo. Corre muy buenas rutas; tienes gran talento para recibir el balón y es muy explosivo cuando ya completó la recepción“.

Sirianni y el resto de los Eagles pudieron comprobarlo de primera mano, en la Semana 9 de la temporada regular, cuando en la victoria 28-23 sobre los Cowboys, Lamb completó 191 yardas de 11 pases; el último estuvo a punto de revertir el marcador.

Ese desempeño en Philadelphia ha sido parte de la gran época que atraviesa Lamb, quien ha sido casi imparable, después de que se quejó de falta de oportunidades para recibir el balón al final del partido contra Los Angeles Chargers en la Semana 8.

Lamb ha superado las 150 yardas en cada uno de los tres partidos más recientes. El domingo puede convertirse en el primer jugador en la historia de la NFL con al menos tal cantidad de yardas en cuatro juegos consecutivos.

Sí, Lamb sin hacer tanto ruido cada vez se afianza más como uno de los mejores en su posición en la liga, después de que muchos dudaban de su capacidad para ser el receptor número 1 de Dallas.

Por ejemplo, con 100 yardas por recepción el domingo contra los Carolina Panthers, Lamb sumará su quinto partido con al menos tal cifra, para unirse a Michael Irvin (siete en 1995) como los únicos jugadores en la historia de la franquicia que lo han logrado.

“Soy un receptor top en esta liga“, dijo Lamb, después del triunfo sobre los New York Giants, a los que completó 11 pases para 151 yardas. “Soy uno de uno. Soy uno de los mejores receptores en este juego y no hay duda al respecto“.

La ofensiva de los Cowboys comenzó lenta la temporada, pero después del partido que perdieron contra los San Francisco 49ers, las cosas comenzaron a cambiar, en especial para él.

En los primeros cinco partidos, Lamb sumó 338 yardas con 5.4 recepciones promedio por partido. En los cuatro juegos más recientes tiene 10.25 pases completos por encuentro para 617 yardas; es la mayor cantidad en ese periodo en la historia de los Cowboys.

“Todo es parte del proceso“, dijo Lamb. “Hay que confiar en el proceso, creer en mí mismo, en mis habilidades y en mis compañeros. Hay que llegar al partido creyendo que podemos competir“.

Por supuesto que mucho han tenido que ver sus compañeros, en particular, Dak Prescott.

El quarterback de los Cowboys ha superado las 300 yardas por pase, ha lanzado al menos tres touchdowns en tres partidos consecutivos y ha logrado superar los 100 puntos de rating como pasador en cuatro juegos al hilo -- la mejor racha en toda la NFL.

“Cuando corre en trayectoria, sabe qué estoy pensando y yo sé qué piensa él“, dijo Prescott. “Ha trabajado demasiado en su juego para perfeccionarlo. Y los resultados son evidentes…”

.