Tarde o temprano, Aaron Rodgers volverá a ser el mejor pagado en la NFL

GREEN BAY -- Aaron Rodgers podría volver a convertirse en el jugador mejor pagado de la NFL.

Podría no suceder pronto, pero los Green Bay Packers lo saben y se han preparado para ello, como debe de ser.

"Necesitas un plan para ello", dijo el presidente de los Packers, Mark Murphy, a ESPN.com la semana pasada durante una entrevista sobre el reporte financiero anual del club.

Aunque Murphy dijo que "no entraría en detalles específicos de contratos de jugadores", Rodgers dijo a una estación televisora de Milwaukee TV la semana pasada que los Packers todavía no discuten una extensión de contrato con su agente, David Dunn.

Dunn negoció el último contrato de Rodgers, una extensión por cinco años y 110 millones de dólares que corre hasta la campaña del 2019. Al momento del acuerdo, Rodgers se convirtió en el jugador mejor pagado en la liga.

"Conozco mi valor y el equipo me compensó realmente muy, muy bien hace unos años", dijo Rodgers a WTMJ TV la semana pasada. "Espero que la situación en un par de años no tenga que pensarse. Eso significa que estaré jugando y el equipo sigue en la dirección correcta y es lo que puedo controlar. Las otras cosas, dejo que mi agente se encargue de ello. Ni siquiera hemos tenido conversaciones, así que no es algo en lo que estoy pensando. Como dije, le restan tres años a mi contrato".

Aunque el acuerdo de Rodgers aguantó bien al inicio, era inevitable que perdiera vigencia si seguía jugando a nivel de JMV.

Cuando llegó y se fue el lunes sin que los Washington Redskins y el quarterback Kirk Cousins llegaran a un acuerdo a largo plazo, quedó definido el mercado para quarterbacks en el 2017. Cousins jugará bajo la designación de jugador franquicia por segundo años consecutivo. Su salario de 23,943,600 dólares para la temporada que viene lo deja en el cuarto lugar entre quarterbacks, detrás de Derek Carr (25 millones de dólares anuales en promedio), Andrew Luck (24.594 millones de dólares) y Drew Brees (24.25 millones de dólares)

Rodgers (22 millones de dólares) ranquea sexto en esa lista detrás de Cousins y Joe Flacco (22.133 millones de dólares).

Murphy dijo la semana pasada que asegurarse de que el equipo se encargue de Rodgers es una alta prioridad. Los Packers todavía cuentan con 19.3 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial de este año, más que suficiente para que el gerente general Ted Thompson y el negociador de contratos Russ Ball ofrezcan a Rodgers una extensión, o acuerden con otros jugadores de núcleo. Quizás mirarán a todos esos jugadores cuyos contratos expiran al final de la campaña --una lista que incluye a Davante Adams, Richard Rodgers y Corey Linsley, entre otros-- como necesidades más urgentes que el nuevo convenio de Rodgers en este punto.

Rodgers también parece satisfecho con tomarse su tiempo. No expresó preocupación por su deslizamiento en la escala de pagos para quarterbacks cuando se le preguntó a cerca de eso a inicios de esta temporada baja.

"Cuando se trata de definir los valores del mercado, dejo que eso se resuelva solo", dijo Rodgers en junio. "Conozco mi valor en esta liga, y sé que el equipo me aprecia. Voy a seguir asegurándome de ser una parte indispensable de esta plantilla. Cuando haces eso, cuando llega tu tiempo para obtener un contrato, usualmente recibes la extensión de contrato".

Si Rodgers, de 33 años de edad, ha de alcanzar su meta de jugar hasta finales de sus 30s y posiblemente sus 40s, siempre iba a requerir un contrato más para lograrlo. En entrevista la semana pasada con NFL Network, usó una analogía de golf para describir el punto donde se encuentra en su carrera.

"Creo que estoy en los nueve de atrás de mi carrera", dijo Rodgers en aquella entrevista. "Pero creo que apenas estoy comenzando esos nueve de atrás".

"Cuando era un jugador más joven, recuerdo pensar cuando veía a los jugadores más experimentados que si tuviera cinco sería grandioso, ocho, o cualquier cosa después de los 10 sería impresionante", agregó Rodgers. "Para mí, la longevidad está atada con ser un Green Bay Packer y me gustaría finalizar mi carrera en Green Bay. Inicié aquí hace mucho tiempo al ser elegido por Ted Thompson, y he podido jugar con Mike McCarthy ahora por lo que será nuestra duodécima campaña juntos. Me gustaría que tuviéramos otros siete, ocho, nueve o 10 años juntos, y espero que ganemos un par de campeonatos más".