Joe Flacco carga con la tarea de regresar a los Ravens a los playoffs

La mejoría fue notoria de una temporada a otra, pero a pesar de ello no les alcanzó para llegar a los playoffs por segundo año consecutivo, algo que no ocurría en la franquicia desde 2004-2005, por lo que es imperativo que John Harbaugh y compañía entreguen resultados de nuevo si desean seguir operando con 'normalidad'.

Los Baltimore Ravens, pese al paso de los años, sigue presumiendo de defensivas dominantes --prueba de ello es que en seis de las últimas nueve campañas han estado en el Top-10 de puntos permitidos-- y en 2017 no parece que vaya a cambiar esta tendencia tras los movimientos en la agencia libre.

El buen trabajo que realizan de un lado del ovoide lo contrarresta su labor del otro ya que sus dos años sin playoffs coinciden con una considerable baja en el ataque terrestre y no es precisamente un departamento que hayan atacado en la temporada baja pese a ser la quinta peor ofensiva en este rubro en 2016.

CARAS NUEVAS A SEGUIR

Ozzie Newsome y la gente de la oficina sumaron varios veteranos probados en la liga como Danny Woodhead, Jeremy Maclin y Larry Donnell, pero llamó potencialmente la atención el hecho que incorporaran backs defensivos como Brandon Carr y Tony Jefferson para apuntalar un ya poderoso departamento.

No conformes con los jugadores que tomaron en la agencia libre, los Ravens, tras el éxito de C.J. Mosley en 2014, volvieron a voltear a la Universidad de Alabama para reclutar al esquinero Marlon Humphrey con su primera selección.

El coordinador defensivo Dean Pees, en su sexto año en el puesto, contará con uno de los mejores grupos de la liga con nombres como el de Eric Weddle, Lardarius Webb, Jimmy Smith y los mencionados anteriormente.

VETERANOS QUE ECHARÁN DE MENOS

La baja se debió a diferentes motivos, pero Joe Flacco extrañará a dos de sus principales armas en el juego aéreo ante la partida de Steve Smith y Dennis Pitta.

El histórico receptor finalmente dice adiós a los emparrillados tras 16 años en la liga con 14,731 yardas y 81 visitas a las diagonales.

No conforme con ello, Flacco también se despidió de una verdadera amenaza en la zona roja cuando los Ravens decidieron cortar al ala cerrada tras una nueva lesión en la cadera, tema que lo había limitado a 23 juegos en los últimos tres años.

Pitta terminó la campaña del 2016 como líder de recepciones del equipo con 86.

¿QUÉ NECESITAN LOS RAVENS PARA VOLVER A SER CONTENDIENTES EN LA AFC?

Como se mencionó al inicio del artículo, la oficina se ha enfocado en fortalecer una defensiva que ya es dominante, pero se han olvidado de brindarle armas a Joe Flacco, principalmente un ataque terrestre que le libere presión.

En siete temporadas han sido incapaces de superar la barrera de las dos mil yardas totales por tierra y Justin Forsett ha sido el único que ha alcanzado mil en un año desde que Ray Rice lo hiciera en cuatro campañas consecutivas.

Harbaugh y su cuerpo de trabajo ya conocen el camino hacia la cima de la NFL. Tienen las herramientas a la defensiva, pero también su cuerpo de receptores es veterano pese a contar con los velocistas Mike Wallace y Jeremy Maclin por lo que el retorno a la élite parece lejano en el área de Maryland.

EL PRONÓSTICO

El cruce con la División Sur de la Conferencia Americana y sus dos choques anuales con los Cleveland Browns siempre son buenas noticias.

Su calendario incluye a cinco equipos que estuvieron en la postemporada la campaña anterior, pero uno de ellos son los Miami Dolphins, quienes sufrieron la baja de su mariscal de campo titular y otro de ellos --los Houston Texans-- tienen una franca batalla por el puesto.

Otros compromisos que todo aficionado al conjunto púrpura y negro debe circular son ante los Pittsburgh Steelers (Semana 4, 1° de octubre y Semana 14, 10 de diciembre). El primero de ellos será tras su viaje a Londres sin semana de descanso de por medio.

Cerrarán la campaña con un par de juegos en casa, una visita a Cleveland y dos partidos asequibles en su terreno por lo que un registro al final del año con 9-7 y otra vez a la orilla de los playoffs es lo que pronosticamos en su panorama.