Vontaze Burfict quedó marginado para Cincinnati por conmoción

El apoyador Vontaze Burfict se convirtió en la más reciente víctima del odio deportivo entre los Cincinnati Bengals y Pittsburgh Steelers durante el duelo de "Monday Night Football" de la Semana 13.

El apoyador de Cincy fue sacado en camilla luego de ser bloqueado al término de un pase pantalla para Le'Veon Bell por JuJu Smith-Schuster de los Steelers, quien fue penalizado en la jugada, durante el cuarto periodo. El golpe del receptor abierto de Pittsburgh pareció golpearle en la barbilla con la corona del casco, y Burfict quedó notoriamente desorientado mientras se intentaba levantar.

Inmediatamente, Burfict se colapsó nuevamente y entraron las asistencias médicas.

El apoyador de los Bengals fue sacado en camilla, pero levantó el pulgar en señal de que se encontraba bien mientras era retirado del campo.

De acuerdo a la reportera de ESPN en las laterales, Lisa Salters, Burfict fue examinado a la entrada del vestidor, donde el jugador insistió que se encontraba bien. Pudo levantarse por su propio pie de la camilla e ingresó caminando al vestidor, de acuerdo a Salters. El apoyador fue descartado para el resto del juego.

El golpe a Burfict fue parte de una noche violenta que vio a Ryan Shazier ser trasladado en camilla a un hospital luego de una lesión de espalda que lo dejó aparentemente inmovilizado sobre el terreno de juego. El corredor Joe Mixon de Cincinnati también salió del partido conmocionado y no regresó.

Al final, los Steelers escaparon con la victoria por 23-20.