Los Pittsburgh Steelers ponen la mira en regresar al Super Bowl

Si algo han garantizado los Pittsburgh Steelers en las temporadas recientes, es que serán uno de los animadores de la postemporada. Eso no va a cambiar en el 2018.

Una de las franquicias más constantes de la NFL, los Steelers volverán a estar entre los equipos que juegan en enero. Una ofensiva explosiva y una defensiva que poco a poco empieza a crear su propia identidad, distinta a la de sus antecesores, se combinarán para dar a su afición múltiples triunfos y alegrías.

Con otra campaña de protagonismo a punto de comenzar, aquí estás las cinco interrogantes más importantes que enfrentan los Steelers:

¿Por cuánto tiempo más jugará Ben Roethlisberger?

Como mínimo, los Steelers contarán con el compromiso de su quarterback por otras dos temporadas. Sí, el propio Roethlisberger dijo recientemente que le gustaría jugar "de tres a cinco años más", pero también estamos hablando de un pasador de 36 años de edad cuyo cuerpo ha absorbido más castigo que otros quarterbacks de su edad y que en el último par de años ha estado coqueteando con el retiro.

¿Cuán serias han sido sus deliberaciones acerca de decir adiós en la liga en los últimos años? Solamente Roethlisberger lo sabe, pero no cabe duda que la selección de Mason Rudolph en la tercera ronda del pasado draft le movió el tapete a 'Big Ben'.

En términos estadísticos, el juego de Roethlisberger no ha sufrido ninguna decaída visible en los últimos tres años. Además, vivimos en una época en donde pasadores como Tom Brady y Drew Brees, han demostrado que se puede seguir siendo muy productivo en la liga contemporánea a los 40 años de edad o muy cerca de ellos. Para Roethlisberger se trata, en realidad, de una situación de salud a largo plazo, como él mismo lo ha dicho. En Pittsburgh no existe ninguna prisa por alinear a Rudolph, y esperaría que Roethlisberger renueve, año con año, su compromiso con el club. Eso sí, debe de recordar y aprender de lo que hizo Brett Favre con los Green Bay Packers, y recordar que no puede mantener de rehén a la franquicia, aguardando su dramática decisión eternamente. Entre más pronto se decida Roethlisberger y comunique al club su decisión de seguir un año más, y luego otro más, y así sucesivamente, los Steelers tendrán mejores posibilidades de prepararse a conciencia para la campaña en turno sin necesidad de estar pensando en eventuales sucesores y evitando pleitos de telenovela.

¿Qué veremos de Le'Veon Bell en la temporada del 2018?

Descartando una lesión, veremos al mejor Le'Veon Bell que jamás hayamos visto.

Bell superó por primera vez en su carrera los 300 acarreos la temporada pasada --único jugador de la liga en alcanzar esa cifra-- y volvió a aproximarse a las 2,000 yardas desde la línea de golpeo. Eso no fue suficiente para que los Steelers le llegaran al precio al corredor en un acuerdo a largo plazo. A menos que la gerencia de Pittsburgh repentinamente cambie de estrategia y lo firme en los siguientes cinco meses, estamos ante el último año de Bell con los Steelers. Eso significa que el tres veces elegido al Pro Bowl se despedirá mostrándole a todos en Pittsburgh, primordialmente a la gente de pantalón largo, lo que echarán de menos a partir del 2019.

Bell no es solamente el corredor más completo de la NFL, sino que tiene apenas 26 años de edad y eso significa que se pueden esperar al menos tres temporadas más a un nivel de élite. Esa es justificación más que suficiente para firmarlo por cinco años, con la posibilidad de cortar el acuerdo anticipadamente en caso de que la productividad declina cuando se acerque a los 30. El mercado abierto no es amable con los corredores en general, pero no dudo que Bell reciba lo que pide eventualmente.

¿Siguen teniendo los Steelers la mejor tripleta ofensiva en la liga?

Sin lugar a dudas. La combinación que forman Roethlisberger, Bell y Antonio Brown sigue siendo la mejor en la liga, y solamente la tripleta de los Atlanta Falcons --Matt Ryan, Devonta Freeman y Julio Jones-- se aproxima. Seguro, de entre todos los jugadores mencionados arriba, solamente Roethlisberger está aproximándose al final de sus días de NFL, pero también es el único que ha ganado un Super Bowl (dos, de hecho).

Eso sí, por las razones expuestas arriba, muy probablemente será la última vez que veamos a esta tripleta en Pittsburgh.

¿Quién ocupará el puesto de Ryan Shazier?

Aquí hay que hablar de dos roles: el primero como uno de los dos apoyadores internos de los Steelers y el segundo como el corazón y líder de la defensiva.

En el primer punto, la llegada vía agencia libre de Jon Bostic aporta a los Steelers una presencia veterana con buen camino recorrido en la NFL. Sin embargo, es probable que Bostic termine siendo solamente una póliza de garantía para Tyler Matakevich, quien ha sido una de las sorpresas más gratas del verano para Pittsburgh. Un recluta de séptima ronda del 2016 procedente de Temple, Matakevich se ha ido ganando a los coaches en Pittsburgh, de acuerdo a los reportes que se originaron desde el campamento, y ya sabemos que a los Steelers les gusta quedarse con las alternativas de casa.

En el segundo rubro, el otro linebacker interno, Vince Williams, es quien ha heredado ese rol como líder de la defensiva. El jugador de sexto año no defraudará a Shazier ni a la afición de Pittsburgh.

¿Cuán lejos están los Steelers de otra aparición de Super Bowl?

Nada lejos. Pittsburgh no ha tenido una campaña perdedora desde el 2003, e incluso en aquella ocasión, les sirvió para hacerse de los servicios de Roethlisberger al draft siguiente. La edición que mostró Pittsburgh el año pasado fue una de las más completas en la memoria reciente, y a diferencia de años anteriores --cuando había interrogantes en la línea ofensiva y el backfield--, las aspiraciones de campeonato están bien fundamentadas.

A favor de Pittsburgh también está el hecho de que, aparentemente, la franquicia dominante de la Conferencia --los New England Patriots-- podrían estar en el principio de su propio declive. Eso no significa que los Pats no serán candidatos a ganarlo todo. Simplemente lucen, sobre el papel, ligeramente más vulnerables que en el último par de años, de acuerdo a algunos observadores.

Lo que vale la pena aclarar es que la ventana de Pittsburgh no estará abierta por mucho tiempo. Como se dijo arriba, Bell estaría en su última temporada con los Steelers y el adiós de Roethlisberger llegará no mucho tiempo después. Todavía no se sabe con certeza si James Conner será un sucesor a largo plazo digno para Bell, y la incertidumbre es mayor en torno a Rudolph. Dicho de otra manera, no sabemos cuándo los Steelers tengan un mejor camino hacia la conquista de un nuevo Lombardi después de la temporada del 2018.

Pronóstico

Finalmente, parece que los Baltimore Ravens están listos para volver a competir en la AFC Norte, aunque todavía no están a la par de los Steelers. Partidos contra los Carolina Panthers, Jacksonville Jaguars, Patriots y New Orleans Saints podrían apretar la situación en la segunda mitad de la campaña, pero este equipo debe terminar con una marca de 12-4 o algo cercano, en el tope de la división.