Comité de Competencia de la NFL discute regla de uso del casco; no la modifica

El comité de competencia de la NFL emitió una breve aclaración el miércoles sobre su controversial regla del uso del casco, la cual no sufrió modificaciones sustanciales durante una teleconferencia interna.

De acuerdo al comunicado emitido por Troy Vincent, vicepresidente ejecutivo de operaciones deportivas de la NFL, el comité resolvió “que no habrá cambios a la regla como fue aprobada por los clubes en la primavera, lo cual incluye no uso adicional de la repetición instantánea”.

Sin embargo, Vicent agregó que el comité también determinó que contacto inadvertido o incidental con el casco y/o la barra no es una falta”.

La regla, como fue aprobada por los dueños de equipos y publicada en el libro de reglas de la NFL indica: “Es un castigo si el jugador baja su cabeza para iniciar y hacer contacto con su casco contra un rival”. La redacción no especifica el grado de contacto requerido para señalarlo como castigo y limita el uso de la repetición para revisar expulsiones como resultado de la regla.

Al buscar retroalimentación alrededor de la liga, el comité escuchó que los jugadores están preocupados sobre las acciones en las que eran incapaces de evitar contacto inminente con sus cascos al taclear con el hombro o los brazos. Los árbitros también preguntaron si se esperaba que marcaran como castigo cualquier acción con el casco, sin importar su gravedad.

El comité nunca tuvo la intención de sancionar tal contacto (incidental) e inicialmenye creía que la palabra “iniciar” haría clara la distinción entre contacto de lleno e incidental.

Los dueños de la NFL adoptaron la regla en marzo, luego de que una presentación de la oficina de salud y seguridad mostró que la postura con el casco bajo era un factor clave en la causa de las conmociones y lesiones de la espina dorsal en años recientes. Los oficiales han castigado a los jugadores por este tipo de golpes en 51 ocasiones en 33 partidos de pretemporada, un promedio de 1.55 por juego, ante un coro de quejas sobre la eficacia de la regla y su practicidad.

Bobby Wagner, linebacker de los Seattle Seahawks, dijo el miércoles que espera que los oficiales marquen estas jugadas con más vigor en la pretemporada que en el calendario regular y que, en lo personal, es menos afectado por la medida que otros defensivos porque él tiende a mantener su cabeza fuera de las tacleadas.

“Pero, cuando ves algunos de los golpes que están siendo marcados como castigos, te hace preguntarte algo así como, ¿Qué se supone que debemos hacer?”, señaló Wagner. “Uno va a tener que encontrar la forma (de entender la regla) porque no le puedes mantenerte dándole a la ofensiva el beneficio de la duda (…). Ojalá resuelvan este asunto.

“Como defensivos, siempre hemos un gran trabajo para ajustarnos, así que no me preocupa demasiado ni pienso mucho en la regla, pero estoy muy seguro de que pensaré en ella si me multan”, agregó.

En una serie de tuits la semana pasada, Richard Sherman, esquinero de los San Francisco 49ers, escribió, “No existe la “forma de ajustar” la manera en la que uno taclea. Incluso en una forma de tacleo perfecta, el cuerpo es guiado por la cabeza. La regla es idiota y debe desaparecer inmediatamente”.

El miércoles, Sherman volvió a hablar de la regla.

“Por eso se conoce a la NFL, por hacer algo que le quita atención al deporte. En realidad, el deporte se ha jugado de manera grandiosa, pero la regla sobre la recepción, sobre el uso del casco. A eso nos dedicamos (como liga)”, señaló Sherman.

Josh Norman, esquinero de los Washington Redskins y quien también ha sido crítico de la regla, dijo el miércoles que esta medida es más confusa para él luego de su aplicación en la pretemporada.

“Porque algunos jugadores guían su cuerpo con las hombreras. En realidad, cuadran sus hombros de la forma correcta, pero de todas formas me castigaron, porque mi cabeza hizo contacto. No lo sé. Es difícil. Es el trabajo de los oficiales y nuestro también. Es sui trabajo y es nuestro dinero”, dijo Norman.

La NFL planea actualizar videos de entrenamiento y seguir con su distribución a los jugadores y coaches el resto del verano. Los videos muestran, entre otras cosas, ejemplos de castigos y acciones mal marcadas.

Brady Henderson, Nick Wagoner y John Keim de ESPN contribuyeron al reporte.