Aaron Rodgers se despide de 2018 con conmoción vs. Lions

GREEN BAY, Wis. -- Aaron Rodgers comenzó la temporada con una lesión en la rodilla y terminó con una conmoción.

El quarterback de los Green Bay Packers dejó el último juego de la campaña regular, ante los Detroit Lions, luego de sólo tres series, tras sufrir un duro golpe al ser capturado por el linebacker Jarrad Davis y perder el casco en la acción.

Rodgers se mantuvo en el juego por dos series más antes de ir al vestidor con un miembro del equipo médico.

Es, al menos, la tercera conmoción que se sabe sufre Rodgers en su carrera. Sufrió dos en 2010, el año en el que los Packers ganaron el Super Bowl. No perdió ningún juego tras la primera conmoción, la cual sucedió en la Semana 5. Perdió un juego más adelante en esa campaña tras sufrir otra conmoción en la Semana 14 en Detroit.

Los Packers decidieron que Rodgers jugara un partido sin importancia, incluso con una línea ofensiva mermada. Ninguno de sus dos guardias preferidos jugó y en su lugar, Lucas Patrick y Justin McCray remplazaron a Lane Taylor (quien estuvo activo, pero no inició como titular) y Byron Bell (quien está en la lista de reservas lesionados). Además, el tackle izquierdo David Bakhtiari apareció en el reporte de lesionados toda la semana por una lesión en la cadera sufrida al final del juego de tiempo extra de la semana pasada en el que los Packers vencieron a los Jets. Bakhtiari pudo jugar en la primera mitad, pero no inició la segunda.

Rodgers también comenzó el juego sin su líder receptor, Davante Adams, cuya rodilla le impidió romper el récord de más recepciones en una temporada en la historia del equipo. Necesitaba sólo dos para superar la marca de 112 que está en poder de Sterling Sharpe.

Rodgers insistió en jugar, incluso después de que los Packers fueron eliminados de Playoffs en la Semana 15, al recalcar la importancia de hacerlo desde el punto de vista del liderazgo. El coach interino Joe Philbin, el presidente del equipo Mark Murphy y el gerente general Brian Gutekunst estuvieron de acuerdo en permitir que Rodgers jugara.

Los Packers perdían 7-0 cuando Rodgers dejó el campo por última vez. Poco después de que fue al vestidor, los Liosn ejecutaron un engaño de intento de gol de campo para aumentar su ventaja a 14-0 y que fue de 21-0 al medio tiempo.

DeShone Kizer, ex titular de los Cleveland Browns que llegó a Green Bay en un cambio en el receso de temporada, remplazó a Rodgers. Fue su primera participación de importancia desde que Rodgers perdió parte del primer duelo de la campaña ante los Bears tras lastimarse la rodilla izquierda, aunque regresó para guiar la remontada de los Packers, que ganaron tras ir abajo 20-0.

Rodgers ha dicho varias veces esta campaña que quizá necesite cirugía en la rodilla izquierda. Es posible que someta a la operación esta semana.