Falcons estampan etiqueta franquicia en Grady Jarrett

FLOWERY BRANCH -- Los Atlanta Falcons colocaron la etiqueta franquicia en el tackle defensivo Grady Jarrett.

El gerente general de los Falcons, Thomas Dimitroff, dijo la semana pasada que usar la designación sería una posibilidad con Jarrett, de 25 años de edad, quien se dirige a su quinta temporada en la NFL. Dimitroff ha estado en conversaciones con el agente de Jarrett, Todd France, respecto a una extensión multianual, pero las partes siguen lejos de llegar a un acuerdo.

"Como hemos dicho desde el final de la temporada, concretar un acuerdo con Grady es nuestra prioridad", declaró Dimitroff en un comunicado este lunes. "Aplicar la etiqueta franquicia en él no cambia eso de ninguna manera. Nuestro objetivo es que Grady sea una parte integral de nuestro plan por muchos años y esto nos permite extender nuestra ventana de negociación".

Se espera que el valor de la designación para la posición de tackle defensivo sea de 15.21 millones de dólares para el 2019.

Utilizar la etiqueta asegura que Jarrett no llegue a la agencia libre la próxima semana. También les da a los Falcons hasta el 15 de julio para llegar a una extensión o un contrato multianual con Jarrett. Si nada se materializa para entonces, Jarrett jugará bajo la designación por un año e impactará con 15.21 millones contra el tope salarial en el 2019.

Los Falcons ven a Jarrett, elegido en la quinta ronda del draft del 2015 procedente de Clemson, como el ancla en la línea defensiva. Tuvo más de 50 apresuramientos al pasador la temporada pasada. Jarrett estableció una marca personal con seis capturas en el 2018 además de 52 tacleadas combinadas y tres balones sueltos forzados.

"El desarrollo que ha tenido en los últimos años -- su energía sobre el campo y su energía fuera del campo con lo que aporta a nuestra defensiva--, sus intangibles, dureza y rapidez, todo eso lo hacen ser quien es", indicó el entrenador en jefe de los Falcons, Dan Quinn, sobre Jarrett.

De cara a la temporada baja, los Falcons priorizaron una extensión de contrato para Jarrett y un ajuste en el acuerdo del receptor abierto Julio Jones con dos años y más de 21 millones restantes. Una fuente dijo a ESPN que no estaba pasando mucho con las negociaciones contractuales de Jones hasta el pasado fin de semana.