Cardinals hacen historia con KeeSean Johnson en la sexta ronda

Los Arizona Cardinals hicieron historia en la sexta ronda del draft este sábado.

Arizona reclutó con el turno global N° 174 al receptor abierto de los Fresno State Bulldogs, KeeSean Johnson, convirtiéndose en el primer equipo en la era del draft común (1967) en tomar tres receptores abiertos en el mismo sorteo luego de elegir un mariscal de campo con la primera selección global.

Los Cardinals abrieron el draft con el mariscal de campo de los Oklahoma Sooners, Kyler Murray, posteriormente tomaron a los receptores Andy Isabella de los UMass Minutemen en la segunda ronda y a Hakeem Butler de los Iowa State Cyclones en la cuarta vuelta.

En sus cuatro años en Fresno State, Johnson tuvo 275 recepciones para 3,463 yardas y 24 touchdowns. En el Combinado de Talento, cronometró 4.6 segundos en la carrera de las 40 yardas y tuvo 14 repeticiones en el bench press.

El mariscal de campo de los Washington State Cougars, Gardner Minshew, se sumó a la ofensiva de los Jacksonville Jaguars con la selección global N° 178. Minshew, quien inició su carrera colegial con los East Carolina Pirates, lanzó para 8,266 yardas con 62 touchdowns y 20 intercepciones, ganando el premio Johnny Unitas Golden Arm en el 2018.

El receptor abierto de los Old Dominion Monarchs, Travis Fulgham, escuchó su nombre en el turno N° 184 con los Detroit Lions, luego de una gran temporada en Old Dominion en la que terminó con 63 recepciones para 1,083 yardas y nueve touchdowns.

Trace McSorley de los Penn State Nittany Lions fue el segundo mariscal de campo seleccionado en la sexta ronda, en la posición N° 24 (N° 197 global) con los Baltimore Ravens. McSorley terminó con 720 pases completos para 9,899 yardas y 77 touchdowns por 25 intercepciones en cuatro años en los Nittany Lions y es apenas el segundo pasador de Penn State reclutado en el draft, con Christian Hackenberg, en los últimos 20 años.

El versátil corredor de los Utah State Aggies, Darwin Thompson, fue el último jugador elegido en la primera vuelta con los Kansas City Chiefs en el turno N° 214. En su único año con Utah State, Thompson promedió 6.8 yardas por acarreo, terminando con 1,044 yardas terrestres y 14 touchdowns, además de 23 recepciones para 351 yardas y dos anotaciones.