Seahawks demandan al ex recluta del draft Malik McDowell

Los Seattle Seahawks demandaron al ex recluta del draft Malik McDowell en una corte federal, señalando que aún no ha cumplido con la decisión de un árbitro que debe devolver al equipo cerca de 800,000 dólares de dinero del bono por firmar perdido, de acuerdo a los registros de la corte.

La demanda, con fecha del 29 de mayo, fue presentada en el tribunal de distrito de los Estados Unidos en el distrito este de Michigan. McDowell, quien es residente de Farmington Hills, Michigan, fue reclutado con la selección global N° 35 por los Seahawks en el 2017 pero nunca disputó una jugada para el equipo luego de sufrir una lesión en la cabeza en un accidente de cuatrimoto ese verano.

La demanda, que fue reportada en primera instancia por el Detroit News y el The Seattle Times y que después fue obtenida por ESPN, señala que un árbitro determinó el 29 de febrero que McDowell incumplió su contrato con los Seahawks al montar una cuatrimoto y por lo tanto se le ordenó que devolviera al equipo 799,238 dólares dentro de los 30 días siguientes a la determinación. McDowell no impugnó ni apeló, sin embargo, no había devuelto el dinero que adeudado al momento de presentar la demanda.

El incumplimiento en cuestión se encuentra en el Párrafo 3 del contrato de McDowell, que incluye un lenguaje estándar que establece que los jugadores no deben "participar en ninguna actividad distinta al fútbol americano que puede implicar un riesgo importante de una lesión personal".

El contrato de McDowell incluyó un bono por firmar de 3.198476 millones de dólares, que debía pagarse ese año en cuotas de 1.598476 millones (para el 2 de junio), 800,000 dólares (para el 14 de julio), 500,000 dólares (para el 15 de septiembre) y 300,000 dólares (para el 16 de octubre). El equipo dio a McDowell los primeros dos pagos totalizando 2.398476 millones y retuvo los 800,000 restantes después de su accidente.

McDowell pasó el 2017 y 2018 en la lista de lesiones ajenas al fútbol americano. El Artículo 4, Sección 9 del contrato colectivo de trabajo de la NFL establece que un jugador que no puede jugar debido a una violación al Párrafo 3 de su contrato puede ser obligado a renunciar al dinero de su bono por firmar por cada año de la liga en el que ocurrió el incumplimiento.

Los 799,238 dólares que están buscando los Seahawks representan el valor de dos temporadas de la asignación del bono por firmar, que equivale a 1.599238 millones, menos los 800,000 que retuvo el equipo.

Los Seahawks también están buscando intereses devengados por el dinero que se le ordenó a McDowell que les pagara, así como los gastos, de acuerdo a la demanda.

Los registros de la corte relacionados a la demanda redactan detalles específicos del accidente de McDowell y sólo refieren que ocurrió en julio del 2017, sin especificar la fecha exacta.

Los Seahawks cortaron a McDowell con una designación por lesión en marzo. Su agente, Drew Rosenhaus, dijo a la prensa en las reuniones de la liga ese mismo mes que un médico independiente había dado de alta a McDowell, algo que no hicieron los Seahawks.

McDowell, quien sigue siendo agente libre, visitó a los Dallas Cowboys luego de su corte de los Seahawks. Rosenhaus dijo que estaba "confiado" que McDowell jugaría en el 2019.

"Sus médicos creen que está listo para jugar", sentenció Rosenhaus. "Así que tenemos expertos que dicen que recibirá autorización médica. Así que espero que pueda continuar su carrera, posiblemente [con Dallas]. En cualquier caso, ha recibido autorización médica independiente. Pero los Seahawks, trataron de hacer su mejor esfuerzo para trabajar con él y desafortunadamente no sentían que podría seguir jugando".'

Carroll, respondiendo a los comentarios de Rosenhaus en las reuniones de la liga, expresó su sorpresa que McDowell hubiese recibido alta médica de manera independiente.

Los Seahawks le pagaron a McDowell sólo 5,000 dólares mientras pasaba su temporada de novato en la lista de lesiones ajenas al fútbol americano. Eso redujo su salario de 465,000 a 85,000 dólares. El equipo no le pagó a McDowell mientras estuvo en la lista en el 2018.

La lesión de McDowell tuvo un efecto dominó en los Seahawks. Una vez que fue claro que no podría jugar en el 2017, Seattle adquirió a Sheldon Richardson procedente de los New York Jets a cambio de una selección de draft de segunda ronda y del receptor abierto Jermaine Kearse (los equipos también intercambiaron selecciones de séptima ronda). Richardson se fue en la agencia libre luego de una temporada del 2017 decepcionante en Seattle.