Robert Kraft recibe el prestigiado Genesis Prize en Israel

Una delegación de Patriots acompañó a Robert Kraft a Israel para las festividades en su honor. AP Photo

JERUSALÉM -- El propietario de los New England Patriots, Robert Kraft, aceptó el prestigiado Genesis Prize de Israel, conocido como el "Nobel Judío", durante una lujosa ceremonia este jueves, donde prometió 20 millones de dólares para establecer una fundación que se dedique a combatir el antisemitismo y el movimiento de boicot en contra de Israel originado por Palestina.

En su discurso durante la gala, Kraft dijo a una audiencia compuesta por dignatarios israelíes e internacionales, que "sintió humildad y fue bendecido" al aceptar el premio, prometiendo que su nueva fundación buscaría enfrentar la creciente ola de antisemitismo en línea.

"Creo que podemos usar esta plataforma de redes sociales para tener un impacto genuino y duradero contra la ola creciente de odio", declaró, "especialmente en contra de nuestra gente".

La glamorosa ceremonia en su honor en Jerusalem ofreció a Kraft un bienvenido respiro apenas a meses de que se le levantaran cargos por solicitar una prostituta en una sala de masajes en Florida. El multimillonario empresario de 78 años de edad ha luchado vigorosamente en contra de los cargos, y el caso en su contra se parece estar colapsando. Se ha declarado no culpable, pero también emitió una disculpa escrita, expresando remordimiento por lastimar a su familia, amigos y aficionados.

Aun así, el vergonzoso episodio no manchó la celebración para Kraft, un abogado para las causas judías e israelíes por largo tiempo.

Fue condecorado con el Genesis Prize 2019 como reconocimiento a su filantropía y compromiso consistente al combate del antisemitismo. Organizadores dijeron que su fundación continuará sus esfuerzos en contra del antisemitismo, así como el movimiento de boicot liderado por Palestina, conocido como "BDS", así como "otros esfuerzos por deslegitimizar a Israel".

El premio por 1 millón de dólares se entrega todos los años a una persona reconocida como inspiración para la siguiente generación de judíos a través de los logros profesionales y el compromiso a los valores judíos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo: ""Israel no tiene un amigo más leal que Robert Kraft".

Ha dado la bienvenida a lo que describió como la postura de Kraft en contra "de esfuerzos enemigos por socavar al Estado de Israel".

Muchos de los que apoyan el BDS niegan su conflación con el antisemitismo, describiendo la campaña como una campaña no violenta en contra de las violaciones de Israel en contra de los derechos palestinos.

En su discurso, Kraft se mantuvo con temas seguros, elaborando sobre su amor al fútbol americano, fuertes conexiones con Israel, y compromiso al judaísmo.

"Son tiempos desconcertantes para el país que amo tanto", dijo, lamentando que el antisemitismo parece haberse convertido en una tendencia generalizada. Apuntó al New York Times, un gran medio noticioso, que recientemente publicó una caricatura con tono racista, y a miembros del congreso publicando en redes sociales lo que muchos han descrito como comentarios antisemíticos. "Las redes sociales son ahora una plataforma para la retórica vil y llena de odio", estimó.

Kraft describió su profundo lazo con Israel, diciendo que ha liderado 27 misiones y ha visitado al país "cien veces", desde su luna de miel con su fallecida esposa en 1962. Kraft no hizo mención de su escándalo durante la noche de festividades.

Docenas de VIPs acudieron al evento, solo para invitados, conducido por el cómico Martin Short, incluyendo 15 jugadores activos y ex jugadores de los Patriots que acompañaron a Kraft hasta Israel, así como líderes de importantes organizaciones judías, figuras políticas y de negocios, y el primer ministro.

Kraft y su delegación fueron recibidos de antemano en la oficina del primer ministro, donde presentaron a Netanyahu con un casco de los Patriots firmado y posaron para una fotografía junto al trofeo Vince Lombardi que conquistaron en el Super Bowl de este año. Netanyahu agradeció a Kraft por su amistad, apoyo y por impulsar al fútbol americano en Israel, donde ha resonado con israelíes nativos a quienes les gusta la estrategia de estilo militar, la camaradería, y las colisiones sobre el emparrillado.

"Todo lo que necesitas está en su juego, las necesidades de Israel en el juego", dijo Netanyahu a los jugadores. "Necesitas estrategia y coraje y genialidad, nosotros lo tenemos también".

Kraft es el sexto ganador del prestigiado premio, después del ex alcalde de New York, Michael Bloomberg, el actor Michael Douglas, el violinista Itzhak Perlman y el escultor Anish Kapoor. La ganadora del año pasado, Natalie Portman, no asistió al evento porque no quería que pareciera como un apoyo para Netanyahu. La saga fue un problema para la fundación, que dijo trabajar duro para prevenir que su filantropía sea politizada.

La selección de Kraft en enero parecía una apuesta segura para evitar los problemas, dados sus años de actividad filantrópica y profundos lazos con Israel. Pero al mes siguiente, autoridades en Florida anunciaron los cargos menores por solicitación como parte de una amplia operación en contra del tráfico sexual.

Kraft ha mantenido un perfil bajo desde entonces, y oficiales de los Patriots desviaron cualquier mención del caso a lo largo de la visita a Israel. El equipo no puso a disposición a Kraft para entrevistas.

Kraft es el fundador, propietario y CEO de Kraft Group, grupo financiero que es propietario de un portafolio diversificado de negocios, incluyendo una de las empresas privadas más grandes en el mundo en el ramo de papelería y paquetería. Es mejor conocido, no obstante, por ser el propietario de los seis veces campeones del Super Bowl, Patriots, una de las franquicias más exitosas en los deportes americanos.

Kraft, quien creció en un hogar judío practicante, es un filántropo bien conocido en Israel, con conexiones a políticos a lo largo del espectro, incluyendo a Netanyahu, a quien conoce desde hace décadas. Pese a ser demócrata, es amigo con el presidente Donald Trump.

Kraft también es la fuerza impulsora detrás del crecimiento del fútbol americano en Israel en años recientes. Ha patrocinado al deporte desde que fuera lanzado en 1999, y ahora hay más de 2,000 jugadores activos en más de 80 equipos jugando a distintos niveles.

En el 2017, inauguró el Kraft Sports Complex en Jerusalem, que incluye el primer campo de tamaño completo de fútbol americano en Israel. En su momento, llevó a un grupo de reconocido miembros del Salón de la Fama con él, incluyendo a Joe Montana, Jim Brown, Roger Staubach y Mike Singletary.

Tom Brady y otros estelares de los Patriots lo han acompañados en sus visitas a lo largo de los años. Su actual delegación incluye al pateador Stephen Gostkowski y a las ex figuras Drew Bledsoe, Ty Law, Vince Wilfork, Kevin Faulk y Andre Tippett.

El Jugador Más Valioso reinante del Super Bowl, Julian Edelman, también se encuentra en Israel para los eventos en honor a Kraft.

El Genesis Prize fue inaugurado en el 2014 y es manejado a través de una sociedad entre la oficina del primer ministro israelí, la Genesis Prize Foundation, y la oficina del consejero de la Jewish Agency, un grupo sin fines lucrativos con vínculos cercanos al gobierno israelí. Fue fundado gracias a un fondo de 100 millones de dólares establecido por la fundación.

La Juez de la Suprema Corte de Justicia de los estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, ha sido la única acreedora del premio por logros de por vida en la fundación.