Las interrogantes que enfrentan los equipos de la NFC Sur

Podría parecer que el verano está en pleno apogeo, pero estamos a pocas semanas del inicio de los campamentos de entrenamiento de la NFL y dos meses y medio de la temporada del 2019.

La Nación NFL está preparando cuáles son las mayores tramas a seguir en cada división. Esto es lo que hay que ver en la NFC Sur.

¿Podrán los New Orleans Saints revivir su ofensiva aérea?

El mariscal de campo Drew Brees tuvo una temporada para la historia la campaña pasada a sus 39 años de edad, hasta el Día de Acción de Gracias. Era el favorito para el premio al Jugador Más Valioso de la NFL en sus primeros 11 partidos, cuando promedió 285 yardas por juego, con 29 touchdowns, dos intercepciones y un asombroso índice de pasador de 127.3. Sin embargo, él y la ofensiva aérea de los Saints comenzaron a desplomarse en diciembre, sobre todo cuando se trataba de llevar el balón campo abajo. Brees promedió apenas 234.5 yardas en sus últimos seis inicios, con siete anotaciones y cinco intercepciones, incluyendo los playoffs, que terminaron con su intercepción en tiempo extra ante Los Angeles Rams en el Juego por el Campeonato de la NFC. Parte del problema fue una línea ofensiva golpeada. Un problema mayor fue la falta de receptores confiables de New Orleans (Michael Thomas y Alvin Kamara fueron los únicos dos jugadores de los Saints con más de 35 recepciones la temporada pasada). Sumar al ala cerrada agente libre Jared Cook debería ayudar, al igual que tener de vuelta sano a Ted Ginn Jr. y obtener un mayor desarrollo de los jóvenes receptores suplentes de New Orleans. -- Mike Triplett

¿Podrá soportar el hombro derecho del mariscal de campo de los Carolina Panthers, Cam Newton, luego de su segunda cirugía en tres temporadas bajas?

Hasta ahora, todo bien con la rehabilitación del hombro de Newton. Lanzó un poco en el minicampamento de junio y podría estar un poco adelantado al pronóstico. Oficiales del equipo insisten que la limpieza del tejido cicatricial en el hombro a la que se sometió Newton en enero fue un procedimiento menor y que el Jugador Más Valioso de la NFL en el 2015 debería estar listo para la temporada. Pero recuerden, Newton llegó al 2018 sintiéndose mejor de lo que se había sentido en años. Hizo que los Panthers tuvieran un inicio 6-2 antes que el hombro se volviera un problema, obligándolo a fallar muchos lanzamientos en las prácticas. Carolina perdió siete partidos consecutivos y Newton fue desactivado para los últimos dos partidos. Insiste que siempre será un mariscal de campo corredor, así que seguirá recibiendo más golpes que la mayoría. Para tener éxito, Newton debe jugar toda la temporada sin una recaída. Sus suplentes no están probados y a medida que Newton avance, así irán los Panthers. -- David Newton

¿Podrán los Atlanta Falcons ser tan dominantes a la ofensiva con el coordinador Dirk Koetter como lo fueron durante su carrera al Super Bowl en el 2016, cuando promediaron 33.8 puntos por partido?

Los Falcons tienen todas las herramientas para ser explosivos a la ofensiva, con el Jugador Más Valioso del 2016, Matt Ryan, en la posición de mariscal de campo, el que posiblemente es el receptor abierto más peligroso de la liga en Julio Jones, además de un corredor elusivo en Devonta Freeman. Agreguen a los receptores Calvin Ridley y Mohamed Sanu junto con el ala cerrada de Pro Bowl, Austin Hooper, y eso lo convierte en un grupo bastante intimidante. La familiaridad de Ryan con Koetter, quien vuelve para su segunda etapa como coordinador ofensivo, debería ayudar a la ofensiva a fluir un poco mejor que la temporada pasada. Tener a Mike Mularkey como entrenador de alas cerradas debería ser un activo en situaciones de corto yardaje y línea de gol. Si Jones y Freeman, quienes han lidiado con lesiones persistentes durante sus carreras, se mantienen sanos y si la línea ofensiva reconstruida, con los novatos reclutas de primera ronda del draft Chris Lindstrom y Kaleb McGary, se mantiene firme, los Falcons deben presionar por 30 puntos por partido. Entonces la pregunta es, ¿la defensiva de Dan Quinn mantendrá a las ofensivas rivales fuera de la zona de anotación? -- Vaughn McClure

¿Podrán los Tampa Bay Buccaneers convertirse rápidamente en contendientes bajo la dirección del entrenador en jefe Bruce Arians?

Bruce Arians guió a los Indianapolis Colts a un récord 9-3 y los playoffs como entrenador en jefe interino mientras Chuck Pagano se sometía a un tratamiento contra el cáncer. Llevó a los Arizona Cardinals a dos viajes a los playoffs en cuatro temporadas. ¿Puede infundir la misma mentalidad ganadora para un equipo de los Bucs que ha tenido dos campañas ganadoras de las últimas 10, que no ha llegado a playoffs desde el 2007 y que no ha ganado un partido de postemporada desde el 2002? Además, ¿puede convertir a Jameis Winston en un ganador en la NFL como lo fue el mariscal de campo en Florida State? Mientras equipos como los Cleveland Browns, Miami Dolphins, New York Jets y New York Giants esencialmente han limpiado la casa y comenzado de nuevo en los últimos años, los Bucs creen que Arians puede orquestar un cambio rápido. El día que fue contratado oficialmente declaró, "No estamos reconstruyendo. Estamos recargando". -- Jenna Laine