Diez jugadores cuyas carreras atraviesan momentos críticos

Existen expresiones que usamos demasiado, tanto en los deportes como en la vida real, y el día de hoy tenemos "momento crítico".

Un ejemplo sería, "¿Es el 2019 un año crítico para Kirk Cousins con los Minnesota Vikings?". Por supuesto que no lo es. Obviamente, Cousins podría perjudicarse a ojos de la afición de los Vikes si no tiene un buen año. Pero una mala temporada no va a "romper" a Cousins ni su carrera en Minny, porque sin importar lo que suceda, el equipo le deberá 29.5 millones de dólares en salario garantizado para el 2020. ¡Intenten canjearlo a otro equipo con ese sueldo, especialmente luego de una mala campaña!

Habiendo dicho eso, hay algunos jugadores de la NFL para quienes la temporada que viene sí es realmente un momento crítico, jugadores cuyo tiempo ha llegado para cobrar en grande gracias a su talento, o buscarán empleo en otro sitio durante la temporada baja del 2020.

Aquí tenemos una lista de esos jugadores. No para tipos como Carson Wentz, quien estará con los Philadelphia Eagles por mucho tiempo, juegue o no los 16 partidos de este año. No para Josh Rosen, quien todavía tendrá 23 años de edad, será barato, y seguirá cargado de talento sin importar lo que suceda con los Miami Dolphins. Ni siquiera para Eli Manning, que podría lanzar para 5,000 yardas y 50 touchdowns y aun así no ser el quarterback de los New York Giants para el 2020.

Esta lista es para los tipos cuyos empleos están literalmente en riesgo y cuyo desempeño en el 2019 es crítico para sus futuros con sus respectivos equipos.


Marcus Mariota, QB, Tennessee Titans

Firmado hasta: 2019

¿Por qué es un momento crítico? El ex ejecutivo de los Dolphins y actual analista para ESPN, Mike Tannenbaum, ha pronosticado que Ryan Tannehill superará a Mariota por el puesto titular este año. Sea que suceda o no, los hechos son que Mariota nunca ha jugado una temporada completa de 16 partidos (Tannehill ha jugado cuatro de ellas, pero ninguna desde el 2015), nunca ha lanzado para 3,500 yardas en una temporada, y los Titans solamente están comprometidos con él por un año más.

¿Cómo pueden seguir adelante los Titans? No tendrían que hacer nada. Validaron la opción al quinto año de contrato de Mariota, que la pagará un salario completamente garantizado de 20.922 millones de dólares por la temporada, pero será elegible para la agencia libre cuando acabe la campaña. Los actuales coaches y la gerencia de los Titans, que no reclutaron a Mariota, simplemente podrían dejarlo emigrar y seleccionar en el draft o en el mercado abierto a su reemplazo.

Jameis Winston, QB, Tampa Bay Buccaneers

Firmado hasta: 2019

¿Por qué es un momento crítico? Seleccionado un turno antes que Mariota en el 2015, Winston está en una situación casi idéntica, aunque no ha sufrido los problemas de lesiones de Mariota y Blaine Gabbert se siente como un reserva ligeramente menos imponente que Tannehill. Winston, quien abrió la temporada pasada bajo una suspensión de tres partidos bajo la política de conducta personal y debiera sacarle el puesto titular a Ryan Fitzpatrick a su regreso, tiene una gran oportunidad de brillar bajo la tutela del nuevo head coach Bruce Arians. Pero si no lo hace, el equipo deberá considerar otras opciones.

¿Cómo pueden seguir adelante los Bucs? Lo mismo que con Mariota y los Titans. Winston cobrará 20.922 millones de dólares sin importar lo que suceda, pero no tiene nada asegurado más allá del 2019. Los Bucs podrían colocar la designación de jugador franquicia sobre Winston (lo mismo que los Titans con Mariota), pero nada los obliga a ello.


Leonard Fournette, RB, Jacksonville Jaguars

Firmado hasta: 2020

¿Por qué es un momento crítico? Luego de una campaña de novato de 1,040 yardas que ayudó a los Jaguars alcanzar el Juego de Campeonato de AFC, Fournette entregó una campaña decepcionante en el 2018. Se perdió ocho encuentros (uno debido a una suspensión por lanzar un puñetazo en un juego en el que fue echado), corrió para 439 yardas e irritó a la directiva de los Jaguars hasta el punto en que se le informó que cancelarían las garantías restantes de su contrato. En la siguiente primavera, los Jaguars deberán decidir su harán válida su opción contractual para el 2021. Una repetición de su desempeño del 2018 podría facilitar esa decisión.

¿Cómo pueden seguir adelante los Jaguars? Como recluta N° 4 global del draft del 2017, el contrato de Fournette estaba completamente garantizado al momento de su firma, así que se le deben 2.933 millones de dólares este año, y 4.167 millones en el 2020. Si los Jaguars intentaran zafarse de la obligación de pagarle su salario del 2020, seguramente sería un tema para un mediador e intervención de la NFLPA. Pero incluso si terminan pagándolo, 4.167 millones de dólares no necesariamente impedirían a Jacksonville cortar a Fournette si termina el 2019 del mismo modo que el 2018.


Andy Dalton, QB, Cincinnati Bengals

Firmado hasta: 2020

¿Por qué es un momento crítico? Dalton cumplirá 32 años de edad en octubre. ha completado el 60.7 por ciento de sus pases a lo largo de los dos últimos años. Los Bengals lucen como un equipo en reconstrucción con un nuevo e inexperimentado head coach quien bien podría querer a su propio quarterback para desarrollar a futuro. A Zac Taylor le gusta Dalton, pero otra campaña de 3,300 yardas y 20 touchdowns, podría no ser suficiente para convencer a la organización de ignorar al novato de cuarta ronda Ryan Finley o, muy probablemente, a la clase de pasadores del 2020.

¿Cómo pueden seguir adelante los Bengals? Dalton es una buena ganga con salarios de 16 millones de dólares para el 2019 y 17.5 millones para el año que viene, pero nada de ese dinero está garantizado. Cincy lo podría cortar en cualqueir momento.


Derek Carr, QB, Oakland Raiders

Firmado hasta: 2022

¿Por qué es un momento crítico? Fuera de la magia de cuarto periodo en su campaña del 2016, la carrera de Carr ha sido apenas buena a secas, hasta el momento. Mucho de eso tiene que ver con los cambios que han sufrido los Raiders desde que llegó allí, pero muchos cambios aguardan para este año, al tiempo que la franquicia se prepara para mudarse a Las Vegas. Jon Gruden entra a su segundo año de regreso como head coach a la espera de que Carr dé el siguiente paso hacia el estrellato de NFL. Si no lo logra, los Raiders absolutamente podrían estar estudiando a los pasadores del draft del siguiente año.

¿Cómo pueden seguir adelante los Raiders? Sí, técnicamente Carr está firmado hasta el 2022. Pero en realidad, no hay más dinero garantizado en el acuerdo de Carr más allá del 2019. Si se mantiene en plantilla una semana después del Super Bowl LIV, 2.9 millones de dólares de su salario de 18.9 millones serían completamente garantizados, pero le deberían nada si lo cortaran antes de eso.

Solomon Thomas, DE, San Francisco 49ers

Firmado hasta: 2020

¿Por qué es un momento crítico? Seleccionado un turno antes de Fournette en el draft del 2017, Thomas ha producido apenas cuatro capturas en sus primeras dos campañas. Mucho de ello es comprensible, especialmente dada la tragedia personal que sufriera Thomas y su familia en el 2018. Pero la NFL es un negocio frío basado en resultados, y las adiciones de temporada baja de Nick Bosa y Dee Ford a un frente defensivo que ya incluía a los ex reclutas de primera ronda DeForest Buckner y Arik Armstead pondrán presión sobre Thomas para ganarse un lugar en los planes a largo plazo de los Niners.

¿Cómo pueden seguir adelante los 49ers? A Thomas se le deben 4.3 millones de dólares garantizados en el 2020, así que cortarlo sería un poco costoso. Pero a ese precio y a la edad de 24, teóricamnete podría tener algún valor de canje en el siguiente receso de campaña si se queda sin plaza gracias al talento entre los siete frontales que alinearían los Niners. Tienen hasta mayo para decidir sobre su opción del 2021.


D.J. Humphries, OT, Arizona Cardinals

Firmado hasta: 2019

¿Por qué es un momento crítico? Las lesiones han impedido que el recluta de primera ronda del 2015 alcance el potencial que los Cards vieron en él, y estará jugando esta campaña bajo una opción de quinto año de 9.625 millones de dólares. Todos los ojos estarán posados sobre la línea ofensiva y su capacidad para proteger al primer recluta global del pasado draft, Kyler Murray, y un Humphries sano y productivo ayudaría bastante en ese renglón.

¿Cómo pueden seguir adelante los Cardinals? El contrato de Humphries expira al término de la campaña. Simplemente podrían permitir que saliera por la puerta.


Artie Burns, CB, Pittsburgh Steelers

Firmado hasta: 2019

¿Por qué es un momento crítico? Un ex recluta de primera ronda del 2016, Burns no ha interceptado un pase desde Navidad del 2017, y el equipo no hizo válida su opción al quinto año de contrato para el 2020. Burns ni siquiera era titular de tiempo completo durante la totalidad del 2018, y los Steelers seleccionaron al prometedor Justin Layne en la tercera ronda de este año. Burns necesita dar un gran salto adelante o los Steelers estarán jugando sin él.

¿Cómo pueden seguir adelante los Steelers? No deben hacer nada. Los Steelers no le deben nada a Burns tras el 2019 y pueden permitirle caminar si así lo desean.

DeVante Parker, WR, Miami Dolphins

Firmado hasta: 2020

¿Por qué es un momento crítico? En la pasada primavera, los Dolphins validaron la opción para la campaña del 2019 en su contrato de recluta de primera ronda del 2015. Pero dado que eso no queda garantizado hasta el comienzo del nuevo año de la liga, Miami fue capaz de convencer a Parker de reestructurar un acuerdo que la garantiza 4.5 millones de dólares este año, y prevé que un salario no garantizado de 5 millones para el siguiente. Parker nunca ha tenido 60 recepciones o 750 yardas en una temporada, y tiene un total de nueve touchdowns en cuatro campañas. Renegociar su quinto año de contrato demostró que los Dolphins necesitan ver más antes de comprometerse con el receptor.

¿Cómo pueden seguir adelante los Dolphins? Miami tiene hasta marzo para hacer válida la opción del 2020 para Parker por los 5 millones de dólares en salario y bonos. Si los Dolphins deciden cortarlo al término de la campaña del 2019, pero antes de marzo del 2020, no le tendrán que pagar nada más.


Josh Doctson, WR, Washington Redskins

Firmado hasta: 2019

¿Por qué es un momento crítico? Lo mismo que Burns en Pittsburgh, Docston es un recluta de primera ronda del 2016 cuya opción no fue hecha válida por el equipo. Así que se encuentra en un año de contrato, cobrando 1.82 millones de dólares, de los cuales solamente 1.2 millones son garantizados. La buena noticia es que alguien debe atrapar el ovoide en Washington, y Doctson es tan buen candidato como cualquiera para hacerlo. La mala noticia es que sus 44 recepciones para 532 yardas en el 2018 fueron marcas personales, y ha participado en apenas 33 encuentros en tres años.

¿Cómo podría seguir adelante Washington? De la misma manera que Burns en Pittsburgh. Washington no le debe nada a Doctson más allá del 2019 y simplemente podrían dejarlo caminar.