Carolina necesita la explosividad del corredor Christian McCaffrey

Los Carolina Panthers llegan a la temporada luego de un 2018 en el que perdieron siete partidos consecutivos en sus últimos ocho juegos para despedirse de toda posibilidad de calificar a los playoffs.

Carolina llegó a estar 6-2 antes de precipitarse en caída libre por un declive en el nivel del mariscal de campo Cam Newton.

El mariscal de campo está comenzando a pagar el precio del castigo constante al que se ha sometido en una carrera que incluye 929 acarreos para 4,808 yardas con 58 touchdowns y 285 capturas.

Para que los Panthers regresen al nivel que los llevó a disputar el Super Bowl 50, es necesario que Christian McCaffrey se convierta en el arma que el equipo esperaba cuando lo reclutó en la primera ronda del Draft 2017 procedente de Stanford.

Las mayores interrogantes de Carolina están a la ofensiva, pero del otro lado del balón también tienen temas que atender.

¿QUÉ DEBEN ESPERAR LOS PANTHERS DE CHRISTIAN MCCAFFREY?

McCaffrey tuvo un crecimiento enorme la temporada pasada y la flecha seguirá apuntando hacia arriba este año.

Por tierra, McCaffrey sumó 219 acarreos para 1,098 yardas y siete touchdowns junto a 107 recepciones para 867 yardas y seis anotaciones. A nivel universitario, McCaffrey corrió para 3,922 yardas en tres años y sumó 1,206 yardas recibidas con 31 touchdowns combinados.

No es difícil deducir que la mejoría en la producción de McCaffrey fue factor para la mejoría en las estadísticas de Newton, a pesar del declive que terminó por marginar al equipo de los playoffs. Newton terminó con 67.9 por ciento de sus pases completos, la mejor cifra en sus ocho años de carrera e igualó su segunda mejor marca de pases de touchdown con 24.

Los Panthers requieren un gran año de McCaffrey y el corredor parece perfilado para cumplir con las expectativas.

En su tercer año como profesional, McCaffrey luce en gran nivel físico y aunque tendrá el reto de enfrentar defensivas que ya conocen su estilo de juego, cuenta con la ventaja de tener a Newton sano para obligar a pensar dos veces a los rivales si deben frenar el pase o la carrera.

¿PODRÁ BRIAN BURNS CUBRIR EL HUECO QUE DEJÓ JULIUS PEPPERS?

La presión que enfrentará Burns esta campaña será doble, por un lado es un recluta de primera ronda del draft obligado a dar resultados inmediatos y por otro tiene sobre sus hombros el peso de reemplazar a uno de los últimos ídolos de Carolina en Julius Peppers.

Si bien la participación de Peppers había sido limitada en las dos campañas pasadas con los Panthers, el veterano se las arregló para sumar 16 capturas y 55 tacleadas en esos dos años, cifra más que respetable para un jugador de 38 años de edad, lo que obligó a las ofensivas rivales a tenerlo en cuenta cada vez que ingresaba al campo.

Con Florida State, Burns acumuló 23 capturas en tres años, 10 de ellas en su última temporada y parece que mantuvo ese impulso para iniciar su carrera en la NFL, ganándose elogios del entrenador en jefe Ron Rivera.

"Está aprendiendo lo que hacemos", declaró Rivera durante el campamento de entrenamiento a la página oficial del equipo. "Creo que podemos comenzar con una rotación realmente buena. Puede que sólo sea una rotación de tres hombres en este momento porque en verdad se ha separado del resto de los cazamariscales externos jóvenes. Ha sido muy divertido ver su desarrollo y ha hecho un trabajo sólido".

Si Burns cumple con las expectativas de su entrenador en jefe, los Panthers habrán encontrado oro en el joven cazamariscales y la defensiva tendrá un nuevo ídolo para los próximos años.

¿EN QUÉ NIVEL VEREMOS A CAM NEWTON?

Posiblemente esta sea la mayor interrogante para Carolina y también la clave de su éxito este año.

Newton ha sido protegido desde el final de la temporada pasada que fue desactivado para no recibir castigo innecesario cuando el equipo ya no peleaba por nada, en enero se sometió a una cirugía de hombro y el equipo ha llevado toda su recuperación con calma, consciente de las esperanzas que están puestas sobre su pasador.

Apenas en junio vimos los primeros pases de Newton y su carga de trabajo fue limitada para no desgastarlo, es poco probable que tenga actividad en los partidos de pretemporada así que tendremos que esperar hasta septiembre para ver realmente cómo se encuentra de su hombro.

Los Panthers han hecho su parte para proteger a Newton con la llegada del tackle Greg Little en la segunda ronda del draft, pero el novato sigue adaptándose a la NFL y es poco probable que sea titular inmediato, esa podría no ser una mala noticia, significa que a pesar de su talento, hay confianza en Taylor Moton y Daryl Williams para proteger los extremos de la línea ofensiva y en Greg Van Roten, Trai Turner y Matt Paradis por el interior, a pesar de todo, Newton sólo fue capturado 29 veces el año pasado, la cifra más baja de su carrera.

La esperanza en que McCaffrey eleve su nivel también juega a favor de Newton, esto significa que dejará de retener el balón tanto tiempo y se expondrá a menos golpes y si bien los receptores abiertos carecen de una figura, son un cuerpo sólido con DJ Moore, Curtis Samuel y los veteranos Torrey Smith y Chris Hogan en la ecuación.

Con Newton sano, podría ser una ofensiva bastante divertida de ver en el 2019.

PREDICCIÓN

Carolina ha hecho su trabajo para mejorar este año y dar la vuelta a la página de la terrible imagen que dejó en la segunda parte de la temporada pasada, el problema es que la NFC Sur es una división bastante complicada con los New Orleans Saints --que vienen de alcanzar el Juego por el Campeonato de la Conferencia Nacional-- y los Atlanta Falcons, que también parecen haber dejado atrás sus problemas de lesiones.

Una de sus ventajas es que enfrentan un calendario relativamente sencillo, contra rivales que se combinaron para un porcentaje ganador de .502 en el 2018 y salvo su visita de la Semana 1 a Los Angeles Rams, el resto del camino se ve accesible, incluso en caso de requerir un resultado favorable en el último partido de la temporada regular tienen la fortuna de cerrar en casa contra los Saints, que se espera estén luchando por mejorar su siembra para los playoffs.

Los Panthers tiene el destino en sus manos y pueden pelear por la corona divisional, aunque su camino más probable para alcanzar los playoffs será el de los comodines y eso pocas veces se traduce en éxito en la postemporada.