Lions abren pretemporada con nueva ofensiva ante los campeones

ALLEN PARK -- Por meses, han hablado de ello. Por semanas, han mostrado pequeños destellos de lo que podría ser, durante el campamento de entrenamiento de los Detroit Lions. Pero este jueves por la noche, por primera ocasión ante un oponente en un ambiente no controlado, la nueva ofensiva de Darrell Bevell podría finalmente empezar a adquirir forma.

No nos equivoquemos: lo que muestren los Lions frente a los New England Patriots será una versión del producto final, una rendición simple de lo que la franquicia espera ver en el debut real el mes entrante ante los Arizona Cardinals. Ha dejado a los fanáticos y jugadores curiosos respecto a cómo lucirá al final.

"Sí, de ahí viene toda la emoción", admitió el receptor abierto Kenny Golladay. "La anticipación es realmente alta, ahora. Estoy bastante seguro de que por lo que respecta a jugadores y coaches, no podemos esperar a que llegue el jueves para ver cómo estamos como equipo. Será muy importante".

Seguro, la pretemporada no importa demasiado. Particularmente cuando se trata de victorias y derrotas porque mucho de lo que los Lions y otros equipos de la NFL se basa más en la evaluación de jugadores y esquemas mínimos, que ganar o perder partidos.

Pero ofrecerá vistazos a un futuro del que se ha hablado mucho pero que todavía se desconoce. Los Lions probablemente emplearán más formaciones de múltiples alas cerradas que bajo el coordinador previo Jim Bob Cooter, quizás con menos alineaciones de triple receptor abierto. Un fullback, que apareció ocasionalmente la temporada pasada en la forma de Nick Bellore o Joe Dahl, debe tener ahora un rol más definido.

Los corredores rotarán. Si el ataque terrestre funciona bien, el sólido juego de pase con engaño de carrera del quarterback Matthew Stafford será más valioso, lo que podría desembocar en más pases completos para Golladay y Marvin Jones Jr.

Todo eso, no obstante, evolucionará con el paso del tiempo. Este jueves se tratará únicamente del primer vistazo.

"Lo mío es, la pretemporada se trata de hacer jugadas, salir allá, recibir y dar algunos golpes, manda lo tuyo y haz algunas jugadas", explicó Jones. "Probablemente lucirá diferente este jueves que en la Semana 10".

Y lucirá muy diferente a lo que Detroit ejecutó en las semanas finales de la campaña pasada, con Cooter en control. No obstante, no muchos jugadores de los Lions dirán exactamente cuán diferente lucirá, ni cuánto podría reconocer el fanático casual.

"Es un poco un estilo diferente en la reunión previa a la jugada para nosotros. Podría lucir un poco diferente", subrayó el corredor Zach Zenner. "Pero al final del día, se reduce a vencer al hombre frente a ti.

"[Bevell] intenta ponernos en buenas posiciones, buenas situaciones, buenas jugadas, por supuesto. Pero es nuestro trabajo ejecutar esas jugadas".

Cliché, con toda certeza, pero tiene el agregado de ser verdad. Si los Lions no son capaces de ejecutar las jugadas que han sido mandadas, la ofensiva no caminará. En la pretemporada, eso está bien. Se trata de un proceso de aprendizaje. En un mes, eso será un problema mayor.

De algunos modos, se podría estar hablando demasiado del nuevo esquema. Va a basarse en la carrera, algo conocido por la filosofía del head coach Matt Patricia, Bevell y datos de las paradas previas del coordinador ofensivo. También deberá haber oportunidades campo abajo.

Considerando las diferentes opciones que han intentado los Lions en el pasado --la 'Air raid', un derivado de la ofensiva de Tom Moore, algo parecido a la ofensiva de los Saints-- el plan de Bevell intentará hacer lo que otros no pudieron: convertir a la ofensiva de Detroit en una unidad efectiva. Pero, ¿cuán diferente lucirá para ustedes, los aficionados promedio?

Eso está por verse.

"¿Saben qué?", preguntó Jones. "Vamos a tener que ver. Vamos a ver si se nota una diferencia o no".