Chiefs enfrentan la presión de ser favoritos para ganar el campeonato

Los Kansas City Chiefs llegan a la temporada del 2019 con la enorme presión que representa ser favoritos para ganar el campeonato este año.

Minutos después de la conclusión del Super Bowl LIII los casinos de Las Vegas dieron como favoritos para ganar el título a los Chiefs con 6-1, dejando en el segundo puesto a los campeones vigentes New England Patriots, Los Angeles Rams y New Orleans Saints en 8-1.

Desafortunadamente, para Kansas City, el entrenador en jefe Andy Reid no ha tenido buenas experiencias cuando las expectativas son tan altas. En el 2011, al frente de los Philadelphia Eagles, su "Dream Team" se desplomó con una campaña 8-8, o en el 2016 y 2017 que sus Chiefs llegaron como amplios favoritos a los playoffs sólo para caer eliminados en el primer partido, por los Pittsburgh Steelers y Tennessee Titans, respectivamente.

Sin embargo, la historia podría ser muy distinta este año gracias a la presencia del mariscal de campo Patrick Mahomes.

Mahomes viene de una temporada en la que lanzó para 5,097 yardas y 50 touchdowns, además anotó dos veces por tierra, siendo elegido Jugador Más Valioso de la NFL y Jugador Ofensivo del Año, además de ganarse un viaje al Pro Bowl y la selección al primer equipo All-Pro.

Con todas estas credenciales y la continuidad en la ofensiva de Kansas City, el optimismo en los Chiefs parece estar más que justificado.

¿MANTENDRÁ PATRICK MAHOMES SU NIVEL DE JUGADOR MÁS VALIOSO?

Mahomes ha demostrado tener una mentalidad fuerte, la que le permitió pasar el 2017 en la banca detrás de Alex Smith mientras había voces que pedían su titularidad. Mahomes esperó su momento para brillar y el resto es historia.

Este antecedente nos permite pensar que el talentoso pasador no se dejará llevar por el éxito y continuará trabajando para superar la derrota en el Juego por el Campeonato de la AFC de la temporada pasada.

Las principales armas ofensivas de Mahomes están de vuelta, el ala cerrada Travis Kelce y el receptor abierto Tyreek Hill, Sammy Watkins y el novato Mecole Hardman también están listos para contribuir y por tierra Damien Williams no tuvo problemas para cubrir el hueco que dejó el corte de Kareem Hunt a media temporada, con Carlos Hyde y Darwin Thompson listos para ayudar en el backfield.

La línea ofensiva sufrió algunas modificaciones, con Austin Reiter asumiendo la posición de centro en lugar de Mitch Morse y Laurent Duvernay-Tardif perfilado como guardia derecho titular en reemplazo de Andrew Wylie, quien se muda a la posición de guardia izquierdo mientras Cameron Erving se recupera de una cirugía en el hombro. El tackle izquierdo Eric Fisher y el tackle derecho Mitchell Schwartz vuelven a sus puestos.

Con sus herramientas listas, la experiencia en el sistema ofensivo de Reid y los refuerzos en la plantilla, esperen otra gran temporada de Mahomes este año.

¿ESTARÁ FRANK CLARK A LA ALTURA DE SU GRAN CONTRATO?

Los Chiefs sorprendieron en la temporada baja enviando su selección de primera ronda del draft de este año y una de segunda del 2020 a los Seattle Seahawks para adquirir al ala defensiva Frank Clark, quien fue recibido con una lucrativa extensión de contrato por cinco campañas y 105.5 millones de dólares, con 63.5 millones garantizados.

Clark se integra a una línea defensiva que incluye al ala Alex Okafor y los tackles Derrick Nnadi y Chris Jones, quien la temporada terminó con 15.5 de las 52 capturas de los Chiefs, líderes de la NFL en ese departamento.

La producción de Clark con los Seahawks fue constante, acumulando 35 capturas, ocho balones sueltos forzados, cuatro balones sueltos recuperados, una intercepción y 136 tacleadas en cuatro años, pero aún falta por ver si podrá tener una transición exitosa a un nuevo sistema.

El punto favorable para Clark es que en Seattle la atención de las ofensivas rivales estaba enfocada en él y constantemente enfrentaba bloqueos dobles, algo que difícilmente ocurrirá en Kansas City, donde también Jones y Okafor exigirán atención de los linieros ofensivos, lo que podría abrir la puerta para que enfrente más duelos individuales.

La llegada de Clark obedece exclusivamente a la necesidad de los Chiefs de apuntalar la presión al pasador que quedó evidenciada como el punto débil de la defensiva al final de la temporada pasada cuando permitieron la remontada de los Patriots en el Juego de Campeonato de la Conferencia Americana por su incapacidad de ejercer presión sobre Tom Brady.

Con la llegada del coordinador defensivo Steve Spagnuolo en lugar de Bob Sutton veremos muchas jugadas de carga y un esquema agresivo que favorecerá a Clark.

¿CUÁL NOVATO TENDRÁ MAYOR IMPACTO ESTA TEMPORADA?

Los Chiefs invirtieron su primer turno del sorteo en Hardman, quien sin duda recibirá una cuota importante de balones en la ofensiva encabezada por Mahomes, sin embargo, el novato que será más productivo con los Chiefs juega en la defensiva.

Algunos turnos más abajo, Kansas City tomó al profundo de Virginia, Juan Thornhill, quien se perfila para ser titular en la defensiva secundaria junto al también profundo Tyrann Mathieu y los esquineros Bashaud Breeland y Kendall Fuller.

Thornhill se beneficiará enormemente de la presión que ejercerán los frontales sobre los mariscales de campo rivales, lo que se traducirá en pases precipitados y rutas más cortas para los receptores.

La temporada pasada los Chiefs sumaron 15 intercepciones --la novena mayor cantidad de la liga-- y esa cifra indudablemente aumentará.

El tackle defensivo Khalen Saunders, tomado en la tercera vuelta procedente de Western Illinois, será suplente de Jones y su tiempo de juego será reducido.

PREDICCIÓN

Los Chiefs tienen el quinto calendario más complicado de la liga esta temporada, enfrentando a rivales que tuvieron un porcentaje ganador de .520 (récord combinado de 132-122-2), sin embargo, sólo tienen tres visitas en las que realmente están en riesgo: contra Los Angeles Chargers el 18 de noviembre; Patriots el 8 de diciembre y Chicago Bears --en lo que podría ser un adelanto del Super Bowl-- el 22 de diciembre.

Ahora, de esas tres visitas de riesgo podríamos descontar la de los Chargers ya que el partido se jugará en el Estadio Azteca de la Ciudad de México y existen altas probabilidades que los Chiefs terminen siendo los locales en ese encuentro.

Dicho lo anterior, me parece que Kansas City mejorará el 12-4 del 2018 con una temporada 13-3 que les garantizará asegurar la localía durante los playoffs y pensar en poner fin a su sequía de cinco décadas sin ganar el Super Bowl.