Steelers buscan unidad tras perder a sus estrellas

PITTSBURGH -- La palabra que eligió Ramon Foster no fue por accidente.

Cuando se le preguntó cuál esperaba que fuera la identidad de los Pittsburgh Steelers en el 2019 luego de las salidas del receptor abierto estelar Antonio Brown y del versátil corredor Le'Veon Bell, el segundo jugador con más tiempo en la plantilla detrás del mariscal de campo Ben Roethlisberger dio una respuesta contundente.

"Un equipo", declaró el guardia izquierdo. "Cuando nos ven en el campo. La manera que juega la ofensiva, defensiva, equipos especiales, deben saber que somos un equipo. No son los equipos que tienen 10 jugadores de Pro Bowl los que ganan el Super Bowl la mayoría de las veces. Es el equipo que generalmente puedes observarlo y ver que están jugando fútbol americano en equipo".

Algo que no ocurrió durante los últimos días de la era de los "Killer Bs". Los Steelers pasaron una parte importante del 2018 hablando sobre el colapso más reciente de Brown o la prolongada ausencia de Bell.

Aunque insistieron que esos problemas no se extendieron hacia el campo, a veces así fue. El divorcio público de Brown en la temporada baja comenzó cuando se ausentó antes del último partido de la temporada regular que debían ganar contra los Cincinnati Bengals luego de una disputa con Roethlisberger y fue enviado a la banca por el entrenador en jefe Mike Tomlin. Los Steelers encontraron la manera de vencer a los Bengals con Brown parado en la banca con un abrigo de piel, una imagen adecuada para la forma en que el perenne receptor All-Pro se aisló del resto de la plantilla. Si bien la victoria sobre Cincinnati no fue suficiente para que Pittsburgh evitara quedar fuera de los playoffs por primera vez desde el 2013, también sirvió como un punto de partida. Los Steelers creen que pueden sobrevivir e incluso prosperar con Brown ahora en los Oakland Raiders y Bell cobrando con los New York Jets.

"AB es un jugador de Salón de la Fama, así que habrá algunas cosas que cambiarán", refirió el centro Maurkice Pouncey. "Pero tenemos un gran cuerpo de receptores que trabaja realmente duro y los chicos en verdad están muy, muy comprometidos. Tienen mucho que probar. Cuando pierdes un jugador de Salón de la Fama el siguiente chico tiene que dar un paso al frente".

A Roethlisberger no le faltan candidatos. Los Steelers firmaron al receptor agente libre Donte Moncrief y reclutaron en el draft al veloz Diontae Johnson en la tercera ronda para unirse a una unidad que incluye a JuJu Smith-Schuster y James Washington. El grupo está dedicando la temporada al entrenador de receptores abiertos Darryl Drake. El popular Drake --viejo amigo y mentor de Tomlin-- murió el 11 de agosto. Una de las últimas cosas que Drake les dijo a sus jugadores antes de morir fue "nunca escojas lo bueno cuando lo grandioso está disponible". Es una lección que Smith-Schuster y sus compañeros se están tomando muy en serio.

"No se conformen con menos, no estén satisfechos con lo que tienen ahora", sentenció Smith-Schuster. "Cuando la grandeza está allá afuera, ve a conseguirla".