Patriots inician la defensa de su título ante Steelers

El camino de los New England Patriots hacia su sexto título de Super Bowl se vio amenazado, aunque sólo fugazmente, por unos Pittsburgh Steelers que, hasta ese momento de la campaña anterior, eran el único equipo con seis trofeos Vince Lombardi en sus vitrinas.

La victoria de Pittsburgh por 17-10 en la Semana 15 resultó en vano, tanto para unos Steelers que eventualmente terminarían sin avanzar a los playoffs por primera vez en cinco años, como para New England, que sólo se topó con un obstáculo en el camino hacia su cuarto campeonato en las últimas seis temporadas.

En el inicio a las celebraciones de su temporada N° 100, la NFL guardó para el horario estelar de la primera semana el enfrentamiento entre sus dos franquicias más laureadas de la era moderna. Sin duda es el plato fuerte de la jornada inaugural.

Atractivo, sin duda. ¿Nivelado? No tanto.

Tom Brady, quien a sus 42 años inicia su vigésima temporada en la NFL, tiene récord 11-3 --incluyendo una marca 3-0 en playoffs-- ante los Steelers. Sin embargo, tendrá que hacer frente a Pittsburgh sin una de sus mejores armas, el ala cerrada Rob Gronkowski, quien decidió retirarse prematuramente a los 30 años de edad y que en siete enfrentamientos ante Pittsburgh sumó 685 yardas y ocho touchdowns.

La baja de Gronkowski luce delicada para unos Patriots que tuvieron la cuarta mejor ofensiva de la NFL la campaña anterior. Pero parece mínima en comparación con las herramientas que perdió Pittsburgh para esta temporada.

El receptor abierto Antonio Brown tuvo un muy público y controversial divorcio con el mariscal de campo Ben Roethlisberger y de los Steelers. Forzó su canje a los Oakland Raiders luego de seis temporadas consecutivas con al menos 100 recepciones y 1,200 yardas.

De igual forma, incapaz de llegar a un acuerdo contractual, el versátil y explosivo corredor Le'Veon Bell dejó la organización para firmar en la agencia libre con los New York Jets.

A pesar de las bajas, ambos equipos permanecen entre los favoritos dentro de sus respectivas divisiones y no sería sorpresa que el primer domingo por la noche sólo sea un adelanto de un posible duelo de playoffs.