DeSean Jackson logra hazaña en regreso a Eagles

PHILADELPHIA -- Luego de atrapar un pase profundo de Carson Wentz en la esquina de la zona final a la mitad del tercer cuarto, DeSean Jackson celebró con dos vueltas sobre el piso, una por cada anotación de 50 yardas que tuvo en su regreso como receptor de los Eagles.

Jackson volvió electrizante a Philadelphia al terminar con ocho recepciones para 154 yardas y anotaciones de 53 y 51 yardas en la victoria por remontada de los Eagles por 32-27 sobre su ex equipo, los Washington Redskins.

De acuerdo a ESPN Stats & Information, Jackson es el primer jugador con dos o más recepciones de touchdown de 50 o más yardas en un juego desde que Odell Beckham Jr. lo hizo en 2016 en un duelo ante los Baltimore Ravens. También es la primera ocasión que Jackson suma dos touchdown de 50 o más yardas en un partido en su carrera y lo hizo con una fractura del dedo anular que sufrió la semana pasada.

Los Eagles habían buscado con desesperación a un jugador amenazante en el juego aéreo profundo desde que el coach Chip Kelly cortó a Jackson en el receso de temporada de 2014 y contrataron a jugadores como Torrey Smith y Mike Wallace para abrir el campo, pero nunca pudieron generar la magia que Jackson produjo en su primera etapa con Philadelphia, por lo que regresaron al receptor en un acuerdo con los Tampa Bay Buccaneers en marso pasado.

La afición ovacionó a Jackson cuando salió del túnel en la presentación previa al juego para darle la bienvenida de vuelta al receptor, quien jugó por última vez con los Eagles en enero de 2014.

La emoción se convirtió en frustración cuando Wentz y la ofensiva no caminaron al inicio, lo que le permitió a Washington irse arriba 17-0.

El primer touchdown de Jackson despertó a los Eagles, luego de que Wentz lanzó una perfecta espiral al final del segundo cuarto para la anotación de 51 yardas y con la que Jackson se colocó en el segundo lugar de la lista de más recepciones de touchdown de 50 o más yardas con 30, detrás sólo de Jerry Rice (36).

Jackson añadió la anotación de 53 yardas en el tercer cuarto para poner 21-20 al frente a los Eagles.

Jackson continuó con el castigo a sus ex equipos. En sus cinco años lejos de Philadelphia, promedió 95 yardas por juegos y una marca personal de 14.23 yardas por envío ante los Eagles, a los que derrotó en cinco de seis encuentros. En dos juegos tras dejar a Washington en 2017, Jackson suma 13 recepciones para 211 yardas y dos touchdowns ante Redskins.

“Tuvieron oportunidad de retenerme y no lo hicieron, así que tengo que sacar lo que sea que siento contra el rival”, dijo Jackson en días pasados, al explicar por qué tiene tanto éxito ante sus ex equipos.

“Siempre he tenido la misma mentalidad. Es la actitud competitiva que tengo. A quien sea que enfrente, ya sea mi mejor amigo o mi peor enemigo, me entrenaron y programaron para hacer mi trabajo como debo hacerlo: vencer al rival y vencerlo claramente”, sentenció.