De'Vante Bausby puede moverse luego de choque contra compañero

CARSON -- El esquinero de los Broncos Denver De’Vante Bausby, quien fue sacado del campo el domingo, puede mover piernas y brazos y regresó a Denver con el resto del equipo el domingo por la noche.

Bausby quedó inmóvil en el campo luego de taclear al corredor de Los Angeles Chargers Austin Ekeler, a 14 minutos y 51 segundos de terminar el segundo cuarto. En la jugada, mientras Bausby hacía contacto con Ekeler, el apoyador Alexander Johnson chocó con Bausby.

El equipo médico del equipo rápidamente le quitó la máscara de su casco, estabilizó su cuello y lo inmovilizó en la camilla. Fue llevado a un hospital local.

El jugador fue sometido a evaluaciones, incluidas resonancias magnéticas, antes de que fuese dado de alta y regresar a Denver en el vuelo de los Broncos, de acuerdo a información del equipo. El entrenador en jefe Vic Fangio, dijo luego del partido que Bausby regresará con el equipo si una resonancia final muestra que puede estar en el vuelo.

“Todo está bien hasta este punto”, dijo Fangio minutos después de la victoria de los Broncos 20-12. “Mueve todas sus extremidades y las noticias hasta este punto son positivas”.

Bausby, que ha batallado por la posición con Bryce Callahan, quien se ha perdido todos los partidos de esta temporada debido a una lesión en el pie, dijo en las pasadas semanas que se sentía “orgulloso de ganarse la confianza del entrenador”.

Bausby ha estado en waivers en nueve ocasiones en su carrera en la NFL y pasó la campaña pasada en la Alliance of American Football, firmando con los Broncos podo después de que la AAF cerrara. La del domingo fue la segunda titularidad de Bausby en la campaña, y en el juego solo ha participado en el 48 % de los snaps defensivos en lo que va del año.

Tendrá una evaluación del cuello en los próximos días.

Johnson dijo después del partido que era difícil sacarse de la cabeza el contacto, pero que los positivos reportes sobre Bausby del cuerpo médico y los entrenadores fueron las noticias que necesitaba.

“Eso (el contacto) me lastimó mucho, sabiendo que golpeé a uno de mis compañeros”, mencionó Johnson. “Una vez sabes que estará bien, te sientes mejor… agradecido”.