Bajo el radar, varios equipos se han convertido en contendientes

Una de las cosas que más me gustan de la NFL es lo poco predecible que puede ser esta liga.

Antes de que alguien me replique, es cierto que en el caso de los New England Patriots, resultan un equipo que parece desafiar esa regla.

Pero los Pats son un equipo distinto y que han construido, aunque a muchos les duela, una dinastía parecida la que tuvieron los San Francisco 49ers en la década de los '80s o los Dallas Cowboys en los '90s.

Pero en esta ocasión, saquemos de la ecuación a los de Foxborough, para poner sobre la mesa los nombres de equipos que no estaban el radar iniciando la temporada.

Indianapolis Colts

Cuando Andrew Luck anunció en plena pretemporada que se retiraba como profesional de la NFL, muchos descartaron a los Colts.

A pesar de que este equipo perdió gran potencial con el adiós de Luck, hoy están al frente de la División Sur, y por encima de un muy buen equipo como los Houston Texans.

Con marca de 4-2, Indianapolis mantiene grandes aspiraciones para ganar su división.

Jacoby Brissett, sin ser un quarterback de élite, ha sido un mariscal de campo más que funcional. Marlon Mack es uno de los mejores cinco corredores la liga, y su defensiva --sin estar en las primeras posiciones-- ha sido muy efectiva.

No perdamos de vista a los Colts.

Houston Texans

Es cierto que vienen de perder este domingo ante los Colts, pero seguramente poco esperaban que los Texans pudieran tener un equipo tan competitivo en la Conferencia Americana.

Deshaun Watson, sin lugar a dudas, es candidato a Jugador Más Valioso. ¿Se lo va a llevar? No lo sé, pero es un jugadorazo. Colts y Texans han sido los únicos equipos que hasta esta Semana 7 han podido vencer a los Kansas City Chiefs.

Baltimore Ravens.

Desde la temporada pasada Baltimore apostó por Lamar Jackson como su quarterback. La evolución este joven mariscal de campo ha sido algo para destacar.

Este domingo fueron a ganarle como visitantes a los Seattle Seahawks, que desde que está Russell Wilson como quarterback, prácticamente nunca pierden en casa.

La defensiva de los Ravens anotó dos veces y le propinaron a Wilson su primera intercepción del año.

Muy lejos de ponerlos en la plática para llegar al Super Bowl, pero estos Ravens no tienen en la División Norte rival para ganarla. Ergo, van como dice aquella frase "en caballo de hacienda".

Buffalo Bills

Los Bills comparten división con el máximo favorito para llegar al Super Bowl por la Conferencia Americana, si los Patriots, pero la marca de 5-1 nos hace pensar que podrían llegar como comodines a la postemporada.

Su récord es muy positivo, aunque el nivel de los rivales que ha enfrentado no es el más exigente. Victorias sobre los New York Jets, New York Giants, Cincinnati Bengals, Tennessee Titans y Miami Dolphins no nos da el mejor de los parámetros, aunque la defensiva luce formidable.

Es cierto que falta mucho, pero su marca obliga a voltearlos a ver.

San Francisco 49ers

Los Niners no eran, ni con mucho, considerados contendientes antes de iniciar la temporada.

Los gambusinos están invictos y entre sus víctimas se cuentan los Pittsburgh Steelers, Los Angeles Rams, Cleveland Browns y Tampa Bay Buccaneers, entre otros.

A San Francisco le quedan rivales tan complicados como Seahawks, Ravens, Green Bay Packers y New Orleans Saints. Lejos están de poder imaginar que llegaran invictos a la postemporada, pero con su extraordinaria línea ofensiva, ataque terrestre y su defensiva, los 49ers pueden llegar lejos en playoffs.

Esta es la NFL una liga que cada temporada nos da sorpresas y también, es cierto, decepciones. Pero de éstas hablaremos en una siguiente oportunidad.