Michael Bennett aclara tema sobre himno en Dallas

FRISCO, Texas -- El liniero defensivo Michael Bennett dijo que, antes de que se hiciera oficial su cambio a los Dallas Cowboys, la negociación no incluyó una plática con el dueño y gerente general del equipo, Jerry Jones, sobre mantenerse de pie durante la ceremonia del himno en cada juego.

Bennett ha estado de pie en la banca durante el himno en sus dos primeros juegos con los Cowboys, luego de quedarse en el vestidor durante la ceremonia cuando estaba con los New England Patriots.

“No siento que sea mi trabajo decirle a alguien que crea lo que estoy haciendo. Si no lo creen, ¿qué puedo decirles?”, dijo Bennett.

El liniero defensivo dijo al diario Fort Worth-Star Telegram que ha estado de pie durante el himno porque sus compañeros se lo pidieron.

En 2018, cuando estaba con los Philadelphia Eagles, Bennett también permaneció en el vestidor, pero ha hecho algunas excepciones. En 2017, estuvo en la banca durante el fin de semana del Día de los Veteranos y en la conmemoración al Servicio Militar de ese año, cuando estaba con los Seattle Seahawks, porque su protesta contra la desigualdad e injusticia racial no tenía como objetivo faltar al respeto a los miembros del ejército.

Sobre su adaptación a los Cowboys, Bennett dijo que su llegada al equipo ha sido positiva en un principio.

“Ha sido una buena aventura. Hay muchos grandes jugadores y sólo intento ver la forma de encajar”, señaló.

Bennett tuvo una captura en su primer juego con Dallas, ante los New York Giants, y apresuró un par de ocasiones al quarterback en 45 jugadas en la derrota del domingo ante los Minnesota Vikings. Su transición de los Patriots ha sido sencilla, porque conoce el sistema luego de jugar con el coordinador del juego aéreo, Kris Richard, cuando ambos estaban en Seattle.

Los Cowboys reestructuraron el contrato de Bennett tras el cambio para bajar su salario base y transferir el dinero a incentivos, al tiempo que anularon el último año del acuerdo, que le podría permitir al jugador convertirse en agente libre sin restricciones luego de la actual temporada.

“Podría ser mi último año en la NFL”, dijo Bennett, de 34 años. “He pensado lo que es mejor para mi familia, para mi salud en el futuro, así que voy juego a juego, un año a la vez. Intento mantenerme lo más joven posible”.