Juego en México revive el vínculo entre Chargers y afición de Tijuana

TIJUANA --San Diego no fue la única ciudad molesta por la partida de los Chargers a Los Angeles hace tres años.

Los Chargers generaron muchos seguidores en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana durante los 56 años que pasó el equipo justo al norte en San Diego. Aunque decepcionados y frustrados por la mudanza, muchos de los aficionados, incluyendo al residente de Tijuana, Pedro Panamá, siguen apoyando al equipo.

Miran y apoyan a Los Angeles Chargers en casa, en bares deportivos o en el casino en los días de juego, siguen al equipo a través de redes sociales; y algunos aficionados apasionados todavía hacen el viaje de más de dos horas a Carson en los días de los partidos. Ese viaje podría incluir una espera de una hora para cruzar la frontera de Tijuana a los Estados Unidos.

Eric Gómez de ESPN detalla la experiencia del viaje aquí.

"Todavía me gusta el equipo", declaró Panamá, aficionado a los Chargers durante 30 años que lleva puesto un jersey azul marino de Philip Rivers mientras ve la NFL en un restaurante el domingo. "Todavía me gusta Rivers. Tenía boletos para toda la temporada cuando jugaban aquí en San Diego y desearía que regresaran a San Diego. No estoy de acuerdo con la mudanza a Los Angeles".

Con los Chargers jugando en la Ciudad de México contra los Kansas City Chiefs en "Monday Night Football", Panamá dijo que le gustaría hacer el viaje para ver a su equipo jugar en su país.

Es significativo para Panamá y otros aficionados de los Chargers en Tijuana ver a los Bolts jugando en México.

Al igual que Panamá, Raúl Cortez llevaba un jersey de Rivers. Estaba jugando en el tragamonedas del Casino Caliente en Tijuana. El casino está localizado a un costado del Estadio Caliente, casa de los Xolos de Tijuana, que juegan en la Liga BBVA MX.

"Soy de Tijuana y desde que nací aquí he seguido a los Chargers, así que estoy con ellos", señaló Cortez. "El hecho de que se fueron a Los Angeles fue muy malo para nosotros, pero los seguimos apoyando. Hay mucha gente en Tijuana que todavía apoya a los Chargers".

Cortez tiene razón. De acuerdo a números proporcionados por la liga, los Chargers tienen el mayor número de seguidores entre todos los equipos de la NFL en el estado mexicano de Baja California y la mayor afición hispana entre todos los equipos de la NFL (41.1 por ciento).

Los Chargers acreditan a seis medios de Baja California que viajan para cubrir el equipo en los días de partido. Los Bolts son el octavo equipo más popular en la Ciudad de México, que está a casi 1,800 millas (2,896 kilómetros) de Tijuana.

Dante Lazcano ha cubierto a los Chargers desde 1995 y trabajó en las transmisiones en español del equipo en los días de partido desde el 2009. Aunque la organización podría haber hecho más para cultivar afición en Tijuana, Lazcano dijo que los Chargers siguen siendo un equipo importante para su ciudad.

La gente de Tijuana, Baja California, Mexicali, Ensenada, Rosarito y Tecate, crecimos con los San Diego Chargers, y algunos de esos chicos todavía son leales porque crecimos con esos colores y nos identificamos con ese equipo", sentenció Lazcano. "Y estoy hablando como 'nosotros' porque soy parte de esta comunidad y nos gusta el fútbol americano.

"Desafortunadamente, dejaron la ciudad, pero algunas personas todavía los apoyan. En este momento, es difícil para ellos seguirlos a Los Angeles porque es un viaje de dos horas y es costoso".

El partido contra los Chiefs en la Ciudad de México les ofrece otra oportunidad para que los Chargers lleguen a la afición de Tijuana. Aún más, Cortes cree que el partido en la Ciudad de México podría ayudar a generar impulso para que una franquicia de la NFL se mude a la ciudad, algo en lo que estaría a favor.

"Sí, seguro", sentenció Cortez. "Nos gusta el fútbol soccer, pero también nos gusta el fútbol americano. Definitivamente lo apoyaríamos".

Para el esquinero de los Chargers, Michael Davis, el viaje a la ciudad de México es una oportunidad para que sus familiares lo vean jugar por primera vez. El padre de Davis es afroamericano, pero su madre Ana Martínez es originaria de México y le enseñó a hablar español a una edad temprana.

En la infancia, Davis viajaba regularmente a México durante las vacaciones para visitar a la familia de su madre y espera la oportunidad para que su familia lo vea jugar en persona.

Davis dijo que su familia es de Michoacán, unas cuatro horas al oeste de la Ciudad de México. Sin embargo, sus abuelos actualmente viven en la Ciudad de México, por lo que su familia podrá verlo jugar por primera vez en el Estadio Azteca. Su madre también realizó el viaje.

"Mis abuelos nunca me han visto jugar, así que significa mucho para ella", refirió Davis sobre su madre. "Que su mamá me vea jugar, ver jugar a su nieto, eso es lo principal. Así que es emocionante. Siempre he querido que mis abuelos me vean jugar, pero nunca tuvieron esa oportunidad porque siempre jugamos en los Estados Unidos".