Patrick Mahomes no teme a la altitud en la Ciudad de México

El mariscal de campo estelar de los Kansas City Chiefs, Patrick Mahomes, enfrenta un nuevo reto en su carrera el próximo lunes ante Los Angeles Chargers en el Estadio Azteca.

Luego de su regreso la semana pasada tras una lesión de rodilla que lo marginó dos semanas, Mahomes ahora tiene que viajar a la Ciudad de México para jugar en la altura, algo que no desconoce, aunque ahora será más desafiante.

"Toco madera, [pero] nunca me ha afectado en lugares como Denver", declaró Mahomes en conferencia de prensa, reiterando su emoción por jugar en México. "Sé que se supone que es casi el doble de alto, pero creo que sólo es parte de eso".

Existe una diferencia de casi 731 metros entre los 1,609 metros sobre el nivel del mar de Denver y los 2,286 de la Ciudad de México, sin embargo, eso es algo que no está en la mente de Mahomes en este momento.

"Poder dejar de preocuparme por el tobillo o no preocuparme por la rodilla, poder salir y jugar fútbol americano que he jugado toda mi carrera hasta ahora", indicó el quarterback sobre su regreso la semana pasada. "Salir y poder jugar, hacer las cosas que estaba acostumbrado, correr, hacer todo ese tipo de cosas y salir sano definitivamente fue una buena señal.

"Cuando salí al campo, me di cuenta que estaba listo para jugar y todo lo que había hecho con los entrenadores y los médicos me había preparado para el juego".

En ocho partidos esta temporada, Mahomes ha completado 193 pases para 2,626 yardas y 18 touchdowns por apenas una intercepción.

Por su parte, el entrenador en jefe Andy Reid destacó la ventaja que representa jugar un partido en México en lugar de hacerlo en Inglaterra.

"Podemos hacer nuestros planes de vuelo normales", indicó el coach. "Somos afortunados que sea un vuelo tan cercano y no como Londres, donde tienes que viajar un par de días antes".

En cuanto a la altura, Reid tampoco se mostró preocupado y confió en el trabajo del preparador físico de Kansas City, Rick Burkholder.

"Rick y su equipo investigaron cómo prepararse para esto [jugar en la Ciudad de México]", sentenció, luego que sus rivales Chargers decidieron entrenar en la altura en Colorado. "Todos tienen su manera y nosotros lo haremos a nuestro modo".

Los Chargers llegan al partido con récord 6-4 en la cima de la División Oeste de la Conferencia Americana mientras los Chargers tienen foja 4-6. Esta será la primera visita de ambos equipos a la Ciudad de México.