Toda la actividad de la Semana 14 de la NFL, al momento

play
Golpe en la mesa de 49ers, colapso de Texans y más fueron lo mejor del mediodía (1:34)

Sergio Dipp analiza los resultados de la primera tanda de juegos de la Semana 14 y su impacto en los playoffs. (1:34)

Se sigue aclarando el panorama de cara a la postemporada con los resultados de la Semana 14, donde lo más destacado fue lo siguiente:

Seattle Seahawks en Los Angeles Rams
Los Seahawks no consiguieron defender su posición como los mejores en la NFC al caer por 28-12 ante unos Rams que todavía sueñan con la postemporada. Sin ser un partido brillante por ninguno de los dos equipos, fue claro el dominio desde el principio de los angelinos, quienes mostraron destellos del nivel que en el 2018 los llevó hasta el Super Bowl. Para Seattle, es claro que las armas de las que dispone Russell Wilson no están a la par del quarterback, mientras que la defensiva sigue en transición.


Pittsburgh Steelers en Arizona Cardinals
Otro inicio, y otra victoria para Devlin Hodges al frente de los Steelers, esta vez, por 23-17 en contra de los Cards. No fue un partido particularmente llamativo, pero mantiene a Pittsburgh en su marcha firme hacia la postemporada. Notable que, una vez más, los Steelers sacaron el resultado sin JuJu Smith-Schuster ni James Conner. Mientras tanto, Mason Rudloph sigue meditando desde lejos sobre las oportunidades que dejó escapar en esta franquicia.

Los Angeles Chargers en Jacksonville Jaguars
Ni siquiera el bigote mágico de Gardner Minshew II pudo evitar la mayor paliza de la jornada, con los Chargers pasando por encima de los Jags, 45-10. La temporada está perdida para los angelinos, pero siempre será positivo cerrar de buena manera el año. Es particularmente importante para Philip Rivers, quien venía de una racha de partidos muy malos. Este partido es la evidencia necesaria de que los Chargers han decidido quién será su corredor a futuro: Austin Ekeler sobre Melvin Gordon.

Kansas City Chiefs en New England Patriots
Finalmente, Patrick Mahomes pudo superar a los Patriots, 23-16, en un partido en el que, para variar, la actuación de los oficiales deja enormes dudas, como ha sido a lo largo de toda la temporada, y contra todos los equipos. New England se vio de nueva cuenta limitado a la ofensiva por las pocas opciones ofensivas que tiene a su disposición Tom Brady, pero tampoco fue arrasado sobre el campo por unos Chiefs de quienes seguimos esperando una explosión ofensiva en algún momento. El triunfo amarró el título de la AFC Oeste para Kansas City.

Tennessee Titans en Oakland Raiders
Lo que parecía un partido cerrado terminó inclinándose dramáticamente en favor de Tennessee, 42-21, uno de los equipos más prendidos en la Conferencia Americana. Ryan Tannehill volvió a responder, Derrick Henry fue dominante pese a jugar con molestias en el tendón de la corva, y los Titans fueron el único equipo de la AFC Sur en salir con la victoria en esta jornada, una crítica en la competencia por la postemporada.


Carolina Panthers en Atlanta Falcons
Los Falcons se confirmaron esta tarde como una de las mayores decepciones de la campaña, luego de batir por paliza de 40-13 a unos Panthers perdidos tras el despido de Ron Rivera como entrenador en jefe. La pregunta es por qué Atlanta no jugó así todas las semanas, con Matt Ryan en plan estelar, y finalmente encontrando avenidas para el juego terrestre. En cuanto a los Panthers, nuevamente un día para el olvido de Kyle Allen, quien está más lejos que nunca de poder considerarse una respuesta a largo plazo.

Baltimore Ravens en Buffalo Bills
Lamar Jackson se despachó con tres pases de anotación, aunque se vio más limitado que de costumbre por tierra por parte de la defensiva de los Bills. Eso sí, no lo limitaron lo suficiente para impedir una nueva victoria de Baltimore, 24-17, que se mantiene como el mejor equipo de la NFL en este momento. Buffalo peleó durante todo el juego, pero simplemente no tuvo quarterback suficiente para ganar este domingo. El triunfo amarró el título de la AFC Norte para los Ravens, y con ello, el pasaje a la postemporada.

Cincinnati Bengals en Cleveland Browns
Todo indica que ya es demasiado poco, demasiado tarde para un equipo de los Browns que todavía sueña con alguna posibilidad de postemporada. Eso sí, no le fue nada bien a Baker Mayfield por aire, tirando dos intercepciones sin touchdown, aunque sí anotó una vez por tierra. Lo positivo para los Browns, es que al menos Kareem Hunt estuvo más involucrado en este triunfo por 27-19, aunque está muy lejos de lo que mostró cuando jugaba para los Chiefs.

Detroit Lions en Minnesota Vikings
Se acumulan las malas noticias para Detroit, luego de ser informados que serían disciplinados por la liga debido a cómo reportaron la lesión de Matthew Stafford. La derrota de este domingo por 20-7 ante un muy buen equipo de Minnesota los deja con una victoria en las últimas 10 salidas, y serias dudas acerca del futuro de Matt patricia al frente del equipo.

San Francisco 49ers en New Orleans Saints
Los Niners recuperaron la primera posición en la siembra con una victoria por 48-46 en un duelo de pistoleros en el Superdome, con Jimmy Garoppolo y Drew Brees en plan estelar. En el segundo tiempo, las defensivas empezaron a jugar mejor, y fue más complicado mover el ovoide, pero sin duda se trata de un partido que puede repetirse cuando llegue el mes de enero.

Miami Dolphins en New York Jets
En duelo de sotaneros de la AFC Este, los Jets sobrevivieron por un punto, 22-21, en un partido que será fundamental para determinar el orden en la parte alta del siguiente draft. Para variar, Miami tuvo juego terrestre inexistente, salvo por lo que aportó Ryan Fitzpatrick, para recordarnos que se trata de la plantilla con menor talento en toda la liga.

Indianapolis Colts en Tampa Bay Buccaneers
La historia que no tiene fin para los Bucs, Jameis Winston lanzando cuatro pases de anotación pero tres intercepciones en una apretada victoria de Tampa Bay, por 38-35, que complica bastante el panorama de postemporada de los Colts. La buena noticia para Indy, sin embargo, es que los Texans también cayeron en esta semana.

Denver Broncos en Houston Texans
Sorpresivo revés el que sufrieron los Texans en casa ante Drew Lock y los Broncos. El quarterback novato se despachó con tres pases de anotación, generando cuestionamientos entre la afición de por qué Denver tardó tanto en darle una oportunidad. Houston empezó el partido con un letargo importante y fue imposible recuperar el terreno perdido a lo largo de la tarde.

Washington Redskins en Green Bay Packers
Los Packers se encontraron nuevamente con un Aaron Jones en plan estelar, y fue suficiente para guiar a Green Bay a una victoria por 20-15 ante un equipo de Washington que, desafortunadamente, perdió de nueva cuenta a Derrius Guice por lesión. Preocupa un poco que después del primer periodo, Green Bay no pudo anotar un touchdown más en el juego, tomando en cuenta el nivel de talento del que dispone a la ofensiva.