Patriots, principales perjudicados del mal arbitraje en duelo ante Chiefs

FOXBOROUGH -- Los New England Patriots tenían 21 partidos sin conocer la derrota en casa hasta que llegaron los Kansas City Chiefs y los vencieron 23-16 en un encuentro donde hubo de todo.

Lo que es una constante es la falta de ofensiva en New England, que dependió de los equipos especiales para meterse en el encuentro, que, al momento, lo perdía 23-7.

En el tercer cuarto, Nate Ebner bloqueó una patada de despeje, cuarta para los Patriots en la actual temporada y dos jugadas después, New England se acercó 23-13 en el marcador, pero, por extraño que parezca, las decisiones de los oficiales afectaron más a los Patriots que a los Chiefs.

La planilla de árbitros encabezada por Jerome Boger no tuvo su mejor tarde.

Los errores de los oficiales fueron para los dos equipos, pero el más perjudicado fue el local, que en tres acciones muy claras se vio afectado. El balón suelto de Travis Kelce, cuando los árbitros silbaron para decretar muerta la jugada y no permitieron la devolución que pudo terminar en anotación para los Patriots.

En la siguiente serie ofensiva, después de recuperar el balón suelto de Kelce, N´Keal Harry atrapa un pase pegado a la línea lateral y al momento de lanzarse hacia la zona de anotación, el árbitro marca que había pisado la línea lateral en la yarda 3. Al ver la repetición, es evidente que Harry mantuvo el pie izquierdo dentro del campo, pero los Patriots ya no tenían retos, por lo tanto, no pudieron lanzar el pañuelo rojo.

Al no marcarse la anotación, por regla, los oficiales no podían revisar la jugada.

“Lo que ocurrió fue que el oficial del costado fue bloqueado por los defensivos y el que estaba en la línea de gol estaba viendo hacía el campo y señaló que había pisado en la yarda 3. Hubo una reunión y determinamos que había pisado fuera”, explicó Boger a Mike Reiss de ESPN.

Pero aún vendrían más errores. En la última serie ofensiva de los Patriots, cuando buscaban empatar el marcador, Kendall Fuller comete una clara interferencia de pase defensiva a Phillip Dorssett II que no es señalada por los oficiales.

Tom Brady mencionó que los errores de los árbitros son cosas que no suelen pasar muy a menudo, pero ahora ocurrieron.

“Después de la jugada de Harry tuvimos oportunidad de hacer algo y no pudimos anotar al final de esa serie”, lamentó el quarterback.

Por su lado, Bill Belichick no quiso hablar de la jugada de Harry.

Los errores de los oficiales fueron claros, pero también lo es la falta de contundencia de la ofensiva de los Patriots, que por segunda ocasión consecutiva en casa no rebasó de los 17 puntos, algo que no sucedía desde 2003.

La batalla contra la defensiva de los Chiefs la perdieron en yardas totales al sumar 278, terminar de 12-2 en conversiones de tercera oportunidad y en el tiempo de posesió, Kansas City tuvo 34:21 minutos por 25:39 de New England.

“Jugamos un partido muy cerrado ante un gran equipo y mejoramos un poco más a la ofensiva. Pudimos ganar el partido”, mencionó Belichick.

Los Patriots sufrieron su segunda derrota en fila y tercera de la temporada, mismas que han venido contra los líderes de divisionales en la AFC (Ravens, Texans y Chiefs).

Por su lado, con el triunfo, Kansas City amarró el título de la División Oeste y su lugar en Playoffs, pero se mantiene con la tercera siembra en la AFC, a un juego de los Patriots, que tienen la segunda.

Los Chiefs dominaron en la primera mitad. Después de que en su primera serie ofensiva Patrick Mahomes sufrió una intercepción, el equipo respondió con 23 puntos sin respuesta. En el segundo cuarto tuvieron el balón por más de 10 minutos y fue ahí que construyeron una ventaja que supieron defender en la segunda mitad.

Kansas City tiene marca de 6-1 como visitante, empatado con Ravens y 49ers como los segundos mejores en la NFL.

Patrick Mahomes se convirtió en el primer quarterback menor de 25 años de edad que gana en casa de los Patriots en la era Bill Belichick-Tom Brady, quienes tenían marca de 29-0 desde 2001 ante pasadores de esa edad o menores.

“Siempre quieres ganarle al mejor (Brady), quieres salir y enfrentar al mejor y dar tu mejor esfuerzo, pero este es un deporte en equipo y tu equipo tiene que vencer al otro. (El Gillette Stadium) es un escenario muy difícil, pero (estamos) contentos de que salimos con la victoria”, comentó Mahomes, quien lanzó para 283 yardas con pase de anotación.

Este fue el segundo partido en la temporada (Broncos en la Semana 7) en el que la defensiva de los Chiefs logra contener a sus rivales en menos de 300 yardas totales.

No fue un partido en el que se vio toda la explosión ofensiva de los Chiefs, pero sí la velocidad del personal de utilería del equipo después de que al menos 35 maletas de jugadores con hombreras y cascos se fueron por error al aeropuerto de Newark, New Jersey.

Los encargados sacaron la velocidad de los receptores de los Chiefs, pues se esperaba que el equipamiento llegara alrededor de las 3:30 p.m. hora local, es decir, una hora antes del inicio del juego, pero ya tenían las maletas en el estadio dos horas antes de la patada inicial.