Nick Bosa es la clave para la mejoría defensiva de los 49ers

SANTA CLARA -- Nick Bosa permaneció tendido sobre el césped, luego que un impacto lo dejó sin aire. Había superado recién a otro integrante de la línea ofensiva para una captura, cuando los aficionados de los San Francisco 49ers comenzaron a corear su nombre.

Bosa saltó para ponerse de pie, trotó fuera del campo y rápidamente volvió a hacer lo que ha realizado durante toda su temporada de novato: perseguir mariscales de campo y arruinar los planes de las ofensivas de toda la liga.

Hay un sinfín de razones de la increíble evolución en San Francisco que tiene a los 49ers (14-3) listos para recibir a los Green Bay Packers (14-3) en el duelo por el campeonato de la Conferencia Nacional el domingo, después de que ganaron sólo 10 partidos en las primeras dos temporadas bajo las órdenes del entrenador en jefe Kyle Shanahan y el gerente general John Lynch.

El quarterback Jimmy Garoppolo ha estado saludable toda la temporada, Shanahan ha mostrado jugadas innovadoras, el ala cerrada George Kittle, elegido al equipo All Pro, ha sido dominante y el esquinero Richard Sherman ha jugado como en su mejor época.

Pero quizá nadie ha tenido tanto impacto como Bosa, un novato que ya tiene las herramientas físicas y la técnica de un jugador de más experiencia.

“Fue claramente impactante cómo puso en ridículo a algunos tackles ofensivos talentosos al principio, incluyéndome a mí”, declaró el veterano Joe Staley. “Así es él y esto es lo que esperamos de él”.

Bosa nació para su posición de un ala defensiva tumultuoso. Su padre, John, fue una selección de primera ronda del draft de los Miami Dolphins en 1987 y jugó tres temporadas en la NFL.

Su hermano mayor fue la tercera selección global de los Chargers en el 2016, cuando se llevó el galardón al Novato Defensivo del Año y tuvo 40 capturas en sus primeras cuatro campañas.

Nick Bosa fue igualmente dominante como un novato después de convertirse en la segunda selección global en el draft de la pasada primavera. Sus nueve capturas representaron la cuarta mayor cantidad para un novato con los 49ers, y fue tercero en la NFL con 68 apresuramientos al quarterback para lanzar precipitadamente el balón de acuerdo con SportsInfo Solutions, sólo detrás de Cameron Jordan y Danielle Hunter.

Bosa también fue eficaz para frenar a los corredores y mostró cierta habilidad para jugar en la cobertura de pases. La semana pasada desvió un pase a Dalvin Cook de los Minnesota Vikings.

“Obviamente lograr las jugadas es bueno”, señaló Bosa. “Pero intento mostrar el mismo esfuerzo, la misma técnica, lo mismo todas las semanas. [El domingo] tuve un par de capturas, eso siempre ayuda. Pero la mayoría de las jugadas de las que estoy orgulloso son las jugadas que no fueron capturas”.

Bosa y toda la línea defensiva han realizado jugadas sobresalientes en la temporada. Las cuatro selecciones que el equipo ha invertido en integrantes de esa línea durante las últimas cinco campañas y el canje para adquirir a Dee Ford, otra selección de primera ronda, han rendido frutos.

“Cuando nos equipamos en el campamento de entrenamiento nos abrió los ojos”, sentenció Garoppolo al ver la línea mejorada. “Nos hicieron las cosas difíciles en el campamento de entrenamiento y eso se trasladó a la temporada”.