Razones para seguir el Packers Vs. Niners en la Final de la NFC

El Campeonato de Conferencia de la NFC nos brinda un choque entre los Green Bay Packers y San Francisco 49ers que cuenta con toda clase de tramas complejas entretejidas entre sí, desde la relación cercana entre los head coaches Matt LaFleur y Kyle Shanahan, y los asistentes Matt LaFlaeur y Robert Saleh, hasta aquella decisión de los Niners de elegir a Alex Smith primero global en el Draft 2005, dejando a Aaron Rodgers para los Packers, muchos turnos más abajo, hasta la posición de ambas franquicias como estandartes de la original Ofensiva de Costa Oeste de Bill Walsh, y su primera variación exitosa fuera de la bahía con Mike Holmgren, hay un poco de todo para todos en este enfrentamiento.

Figuras como Davante Adams, Richard Sherman, Aaron Jones o Nick Bosa, tienen la oportunidad de agregar su nombre a la larga lista de jugadores legendarios que han participado en este enfrentamiento en postemporadas pasadas, como Brett Favre, Steve Young, Sterling Sharpe o Jerry Rice.

Si una cosa es segura, estos dos equipos vienen jugando mejor que en la Semana 12, cuando los Niners apalearon a los Packers, por 37-8.

LOS PACKERS GANARÁN PORQUE...

La dupla de Rodgers-Adams sigue siendo muy difícil de controlar y, más aún, cuando cuentan con el complemento de Jones. Cuando los Packers finalmente dieron el salto hacia otro triunfo de Super Bowl en la década de los '90s --tras casi tres décadas de sequía--, fue porque contaron con un backfield conformado por Edgar Bennett y Dorsey Levens que logró darle el equilibrio justo a la ofensiva, y este equipo recuerda a aquél en ese sentido, con lo que aporta Jones al ataque. Para Green Bay, ya no todo depende del quarterback.

Así como la ofensiva ha mostrado mejor equilibrio respecto a años pasados, la defensiva mostró un salto de calidad enorme con la llegada de Za'Darius y Preston Smith, como agentes libres. Entre ellos, han revitalizado a Green Bay y han dado espacio para que esquineros jóvenes como Jaire Alexander y Kevin King crezcan como jugadores.

LOS NINERS GANARÁN PORQUE...

Poseen la plantilla más completa de los cuatro equipos que quedan. El punto más débil para San Francisco sigue siendo el Jimmy Garoppolo. ¿Eso significa que es una debilidad para el equipo? No, desde luego que no. Significa que la posición de quarterback no es tan sólida como la línea defensiva o el backfield, por ejemplo.

Hablando de la defensiva, los siete frontales están jugando a un nivel altísimo. Quizás eso se esperaba de gente como DeForest Buckner o Nick Bosa, pero no necesariamente de Fred Warner o Dre Greenlaw. Al frente, son muy fuertes contra la carrera y muy activos contra el pase, quitando bastante presión a las coberturas defensivas en el fondo.

Con un juego terrestre muy eficiente y esta defensiva, los Niners deben poder ejercer un control sobre el reloj de juego, que puede ser suficiente para inclinar la balanza para los de casa.