Criticas por lanzar poco sirven de motivación a Jimmy Garoppolo

SANTA CLARA, Calif. – Luego de registrar el cuarto juego con menos pases lanzados en Playoffs en la historia de la NFL, Jimmy Garoppolo ha escuchado el ruido sobre su actuacón.

Al tiempo que los San Francisco 49ers comienzan la preparación para el Super Bow LIV ante los Kansas City Chiefs, Garoppolo reconoció que está consciente sobre la forma en que es visto en el aspecto general de la ofensiva, luego de lanzar sólo ocho pases en el Juego de Campeonato de la NFC.

No es que sea algo que le preocupe. De hecho, Garoppolo usa un aspecto motivacional cortesía del esquinero Richard Sherman.

“Todos tienen distintas formas de motivarse y como hace Sherm, hago lo mismo. Escucho todo lo que dicen, pero uno no puede sacar toda esa energía todo el tiempo”, dijo Garoppolo. “Uno debe hacer con eso (las críticas) lo necesario y tomarlas como lo que son.

“Al final del día, uno sólo debe salir al campo y jugar”, agregó.

Hasta este punto en la Postemporada, los 49ers han seguido una táctica similar a la usada por los Miami Dolphins de los años 70 guiados por Bob Grise, al dejar la principal carga de trabajo en su ataque terrestre y la defensiva.

Claramente, esa estrategia ha funcionado. Los 49ers han promediado 235.5 yardas por tierra, tres touchdown por esa vía y 5.29 yardas por carrera en los dos duelos de Playoffs, en los que su margen de victoria fue de 17 puntos.

En esos dos partidos, Garoppolo ha lanzado sólo 27 pases para 208 yardas. Para el contexto, Patrick Mahomes, quarterback de los Chiefs, ha lanzado más de 20 pases en las primeras mitades de ambos juegos de Playoffs.

Sin embargo, el coach Kyle Shanahan y varios de los compañeros de Garoppolo destacan rápidamente que la decisión de apoyarse notablemente en la carrera tiene mucho más que ver con el éxito que tienen al hacerlo y poco con su fe en Garoppolo.

Pese a que los 49ers así lo afirman, ese será un punto de discusión entre los medios durante la semana previa al Super Bowl.

“Es salvaje que (Jimmy) sea criticado por eso”, lamentó el tackle Jose Staley. “Ganamos el juego (de Campeonato de la NFC). Hicimos lo que necesitábamos hacer para ganar y eso es lo principal en un juego de NFL. Supongo que (Jimmy) estaría muy triste si lanzara para 450 yardas y perdiéramos, así que, es algo que no importa”.

Tras regresar de una rotura del ligamento anterior cruzado en la rodilla derecha, Garoppolo pareció progresar conforme avanzó la temporada. Registró el cuarto total más alto de yardas por aire en una temporada para los 49ers con 3,978 y completó el 69.1 por ciento de sus pases, el quinto porcentaje más alto en la NFL.

Los tres juegos en los que Garoppolo lanzó para al menos 300 yardas, cuatro touchdowns y al menos 70 por ciento de sus envíos completos son el total más alto en a NFL. También fue el único quarterback que terminó entre los primeros cinco con más yardas por pase lanzado y envíos de anotación.

Estos números hacen que los 49ers crean que Garoppolo pueda hacer mucho más si así es necesario ante los Chiefs.

“Hemos tenido varios juegos esta temporada en los que realmente hemos tenido que apoyarnos bastante en él (Jimmy) para salir con la victoria y en cada uno ha respondido”, destacó Staley. “Esa es la noticia, porque obviamente no lanzamos en el último juego, pero no lo necesitábamos. “Esa es también la fortaleza de Kyle, que va a hacer lo que sea necesario para ganar y lo que crea que funcione mejor, es lo que haremos.

“Esa no es responsabilidad de Jim. Es un esfuerzo total de equipo y otro ejemplo de que este equipo es muy abnegado en lo que hacemos es que uno tiene un quarterback al que no le importa nada si lanza para 500 yardas o lanza para 10. Simplemente quiere ganar y el equipo es igual”, agregó Staley.

Mientras es un misterio si sele pedirá hacer más ante Kansas City, Garoppolo asegura que su experiencia como suplente de Tom Brady con los New England Patriots le ayudará a prepararse para el duelo.

Garoppolo ganó dos anillos de Super Bowl como suplente de Brady, pero no jugó en ningún juego. De cualquier forma, considera que ver cómo se maneja a las cascadas de reporteros y cómo se alejan las distracciones es valioso.

“Sólo el hecho de haber pasado a por eso y obviamente, al ser titular, es un poco diferente ahora, pero habiendo visto todo eso, estar tan cerca y vivirlo personal,ente, me ayudará”, insistió el quarterback.

Garopolo dijo que también valora las lecciones de ver a Brady trabajar en lo suyi durante la semana previa al Super Bowl al notar la calma con la que Brady se conducía y cómo encontraba la forma de tratar el juego como cualquier otro.

Ahora que es titular en un Super Bowl por primera vez, Garoppolo dijo que quizá llame a Brady.

“No es mala idea. Mientras más información tenga, mejor”, señaló el pasador.

Un quarterback con el que seguramente hablará en algún momento es Mahomes.

Al enfrentar a los Chiefs, Garoppolo completará el círculo de las últimas dos temporadas.

Fue en la derrota de la Semana 3 ante Kansas City en 2018 cuando sufrió la lesión en la rodilla que puso fin a su temporada y una buena actuación en la pretemporada de agosto pasado le ayudó a completar su regreso de la lesión.

Garoppolo dijo que no está en mucho contacto con Mahomes, pero que siempre recordará al pasador de los Chiefs por el momento que se tomó ara consolarlo en los tuneles del Arrowhead Stadium tras sufrir la lesión.

“Ni siquiera conocía a Pat en ese momento. Que se tomara un momento para ir conmigo tras el juego y desearme suerte y demás fue realmente un acto de mucha clase”, finalizó Garoppolo.