Los 32 jugadores de la NFL que necesitan un cambio de escenario

Derek Carr, Cam Newton y Todd Gurley están entre los que podríamos ver con uniformes nuevos en el 2020. ESPN.com

Quizás se trate del dinero, quizás se trate de la producción. O quizás, son ambas cosas. A veces, un jugador de la NFL simplemente requiere una mudanza. Y en esta temporada baja de la NFL, varios quarterbacks de gran cartel podrían estar en camino a equipos nuevos.

El quarterback Philip Rivers y Los Angeles Chargers ya han anunciado que partirán caminos. Los Las Vegas Raiders desean perseguir a Tom Brady, dejando en duda el futuro de Derek Carr. Y con los Carolina Panthers en aparente modo de reconstrucción, ¿querrá Cam Newton quedarse?

Eso es apenas hablando de quarterbacks. Aquí hay un vistazo de los jugadores que nuestros reporteros de la Nación NFL creen podrían beneficiarse con un cambio de escenario:

AFC ESTE

Buffalo Bills

Jordan Phillips, tackle defensivo

Nada en contra de Phillips, quien tuvo una temporada de destape liderando al equipo con 9.5 capturas en el 2019, pero el salario que probablemente comande no se ajusta al plan de los Bills en la posición. Star Lotulelei impacta al tope salarial con 10.8 millones de dólares, y Buffalo invirtió una selección de primera ronda en Ed Oliver en abril pasado; el ex recluta de tercera vuelta Harrison Phillips también regresará de una rotura de ligamento anterior cruzado en la siguiente campaña. Phillips ha dicho públicamente que sus números del 2019 corresponden a un tackle del Top-3 en la liga. Si un equipo le paga acorde, no serán los Bills. -- Marcel Louis-Jacques

Miami Dolphins

Charles Harris, linebacker externo

Los Dolphins han esperado tres temporadas a Harris, un recluta de primera ronda del 2017, para qye presione a los quarterbacks, y ha respondido con 3.5 capturas en 41 juegos (ocho inicios). Es tiempo de un cambio de escenario para Harris, quien no tiene asegurada una plaza en la plantilla si se queda. Hasta ahora, Harris ha sido un fiasco de draft, y los Dolphins todavía deben encontrar un mejor rol para utilizar sus habilidades. Quizás, él lo encuentre en otro sitio, pero parece improbable que suceda con los Dolphins, quienes deben canjearlo por una selección de tercer día o liberarlo previo a la campaña del 2020. -- Cameron Wolfe

New England Patriots

Phillip Dorsett, receptor abierto

Después de tres temporadas sólidas en New England desde que fuera canjeado en un canje por el quarterback Jacoby Brissett, el afable Dorsett pareció verse desfasado de la rotación entre los receptores abiertos conforme avanzó la campaña del 2019. Considerando que los Patriots estaban urgidos de producción de sus receptores, podría ser una clara señal respecto a su regreso en el 2020. Dorsett, quien se ganó respeto amplio en la organización por su profesionalismo, será agente libre sin restricciones. -- Mike Reiss

New York Jets

Trumaine Johnson, esquinero

Una de las contrataciones de agencia libre más caras en la historia de la franquicia, Johnson se ha quedado corto de las expectativas bajo dos grupos diferentes de entrenadores. Fue enviado a la banca por dos partidos de la temporada pasada por hábitos pobres en las prácticas. También se ha visto frenado por lesiones y por su ineficacia en general. Será cortado en las semanas que vienen, dejando a los Jets con un cargo contra el tope salarial en dinero muerto por 12 millones de dólares para el 2020. -- Rich Cimini

AFC NORTE

Baltimore Ravens

Tony Jefferson, safety

Fue la más celebrada adquisición de agencia libre de Baltimore en el 2017, cuando los Ravens le dieron 19 millones de dólares garantizados en un acuerdo de cuatro años. Jefferson nunca cumplió las expectativas, totalizando dos intercepciones, dos balones sueltos forzados y ocho pases defendidos en 35 partidos. Jefferson nunca pareció acomodarse, sin importar si jugaba a lado de Eric Weddle o Earl Thomas. Los Ravens pueden ahorrar 7 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial liberando a Jefferson e inclinándose por Chuck Clark, quien tomó la posición y brilló cuando Jefferson estuvo lastimado. -- Jamison Hensley

Cincinnati Bengals

Andy Dalton, quarterback

Aquí no hay mucho qué pensar. Dalton desea ser un quarterback titular en la NFL y los Bengals están en busca de su siguiente quarterback franquicia. Una mudanza sería en el mejor interés de ambas partes. -- Ben Baby

Cleveland Browns

David Njoku, ala cerrada

Cayó de la gracias durante el régimen previo, luego de ser desactivado estando sano en la recta final después de regresar de la lista de reservas lesionados de una lesión de muñeca. De haber sido retenidos el head coach Freddie Kitchens y el gerente general John Dorsey, es casi una certeza que Njoku de todos modos estaría de salida. Aun así, aunque Njoku tendría un inicio en fresco bajo un nuevo entrenador en jefe y directiva, es claro que también ha perdido la confianza del quarterback Baker Mayfield. Por eso, el recluta de primera ronda del 2017 podría tener mejor oportunidad de resucitar su carrera en otro lado, especialmente si los Browns pueden conseguir algo de regreso. -- Jake Trotter

Pittsburgh Steelers

Artie Burns, esquinero

Un año después de perder su puesto titular, el recluta de primera ronda del 2016 también perdio su plaza en paquetes de sustitución y equipos especiales a lo largo de la campaña del 2019. Ahora un agente libre sin restricciones, Burns tendrá un inicio nuevo. Con suficiente profundidad entre sus esquineros, los Steelers no han dado indicaciones de que pretenden retenerlo, y Burns dijo que necesita "llegar a otro equipo" el día en que los jugadores vaciaron los casilleros. Con 32 inicios y 149 tacleadas durante su tiempo en Pittsburgh, Burns posee una buena base sobre la cual construir en su siguiente parada. -- Brooke Pryor

AFC SUR

Houston Texans

Zach Fulton, guardia

El guardia derecho de los Texans no jugó al nivel de su salario de 7 millones de dólares la temporada pasada. A Fulton le restan dos años de un contrato de cuatro temporadas y 28 millones de dólares, pero no tendría cargo por dinero muerto en ninguno de los dos años que vienen. Si cortan a Fulton, Houston podría ahorrar suficiente dinero bajo el tope salarial como para hacer que valga la pena buscar una opción más barata para el 2020, incluyendo al titular Greg Mancz, o reclutar a otro liniero ofensivo para que alinee al lado opuesto del seleccionado de segunda ronda del 2019, Max Scharping. -- Sarah Barshop

Indianapolis Colts

Eric Ebron, ala cerrada

Un seleccionado al Pro Bowler en el 2018, Ebron básicamente acabó su tiempo con los Colts cuando sorprendió al equipo anunciando que necesitaría una cirugía en el tobillo que lo apagaría por el resto de la temporada a finales de noviembre. Esa decisión no cayó bien con el equipo. Ebron, quien sumó 31 recepciones para 375 yardas y tres touchdowns, ya sabe que los Colts no planean recontratarlo. -- Mike Wells

Jacksonville Jaguars

Nick Foles, quarterback

Los Jaguars no dicen nada, pero parece claro que van a optar por Gardner Minshew II. Al menos, habrá una competencia entre Foles y Minshew, pero la salida del coordinador ofensivo John DeFilippo, quien trabajó con Foles en Philadelphia, es una buena indicación del lado al que se inclinan. El problema es el contrato de Foles, que promedia 22 millones de dólares por año, y acarrea un cargo por dinero muerto de 33.875 millones de dólares para el 2020. A los Jaguars les costará bastante trabajo encontrar un socio de canje, considerando el espacio bajo el tope salarial requerido. Así que los Jaguars podrían estar atados a él. Foles ciertamente podría iniciar para otro equipo y merece esa oportunidad, pero las finanzas dificultan que consiga un cambio de escenario. -- Michael DiRocco

Tennessee Titans

Marcus Mariota, quarterback

Hubo destellos de la habilidad dinámica de Mariota la temporada pasada, pero como algunos de sus problemas, como retener demasiado tiempo el balón y no quitarle los ojos a la presión defensiva, son señales de que requiere mayor desarrollo. Quizás mudarse a un nuevo equipo le pueda ayudar a tener un renacimiento al estilo Ryan Tannehill. -- Turron Davenport

AFC OESTE

Denver Broncos

Chris Harris Jr., esquinero

Ha sido invitado a cuatro Pro Bowls, ha sido parte de cuatro defensivas del Top-10 y cinco campeones divisionales, además de jugar en dos Super Bowls. Harris aceptó un descuento para seguir con los Broncos cuando renovó en el 2015, y su deseo de mejorar el convenio llegó a un punto de quiebre el año pasado cuando se perdió la primera parte de los entrenamientos del equipo en la temporada baja, antes de firmar un acuerdo modificado por un año a finales de mayo. No ha sido secreto que le gustaría tener una última oportunidad a la agencia libre. Se ha quejado en ocasiones, a lo largo de tres temporadas perdedoras consecutivas, pero también dijo que le gusta el grupo actual de entrenadores y cree que el esquema le viene bien, especialmente si puede jugar en la ranura. Harris es una presencia en la comunidad, y a su familia le gusta Denver. Al final, cumple 31 años de edad en junio, así que podría estar ante su última gran oportunidad de conseguir un contrato multianual. Y es seguro que recibirá una oferta mayor en otro sitio. -- Jeff Legwold

Kansas City Chiefs

LeSean McCoy, corredor

Cayó de la gracia de la organización a media temporada por un problema de balones sueltos, y quedó desactivado en dos de tres partidos de postemporada, incluyendo el Super Bowl. Mientras tanto, los Chiefs estuvieron en busca de ayuda en su backfield por lesiones, pero recurrieron a otros jugadores en su lugar. -- Adam Teicher

Las Vegas Raiders

Derek Carr, quarterback

La figura más polarizante en la historia reciente de los Raiders lo dijo personalmente el día después del cierre de temporada, señalando que sería bueno recibir algo de "aire fresco". Sí, se refería a salir de Oakland, donde fue abucheado sin merced en su partido final allí, para dirigirse a Las Vegas. Pero con tantos rumores sobre una boda con Tom Brady en la Ciudad del Pecado, ¿podría Carr simplemente darse por vencido y aceptar un cambio de escenario? "Vamos, hombre, ¿cuándo acabará?", me respondió Carr cuando le pregunté sobre los constantes rumores de temporada baja. "Ansío la primera jugada en ese estadio [en Las Vegas], y ansió estar para todas las jugadas de allí en más, hasta que esté acabado". A menos que algo cambie. -- Paul Gutierrez

Los Angeles Chargers

Philip Rivers, quarterback

Este acaba de suceder. Los Chargers y Rivers anunciaron el lunes que el quarterback se dirigía a la agencia libre en lugar de volver con el equipo. Rivers, de 38 años de edad, sufrió a lo largo de una campaña del 2019 en que fue responsable de 23 entregas de balón. Rivers todavía desea jugar y una ubicación más cerca de casa en Florida podría volver a encender su carrera, mientras los Chargers halan a su sucesor. -- Eric D. Williams

NFC ESTE

Dallas Cowboys

Tavon Austin, receptor abierto

Produjo poco en dos campañas luego de que los Cowboys lo adquirieron en canje durante el 2018. Parte se debió a lesión. Parte se debió a circunstancia. Solamente hay un número limitado de oportunidades cuando una ofensiva cuenta con Ezekiel Elliott, Amari Cooper, Michael Gallup, Randall Cobb, Jason Witten y Blake Jarwin. Austin no impactó en devoluciones, tampoco, y eso podría ser su sentencia. Toda la unidad de equipos especiales sufrió, pero los Cowboys pueden hallar a alguien más joven para cumplir con el rol de Austin, o usar ese dinero para llenar otros roles. -- Todd Archer

New York Giants

Alec Ogletree, linebacker

Han sido tiempos difíciles para Ogletree desde que el gerente general Dave Gettleman lo aduiqirió en canje. Ogletree puede aportar en otro sitio. Simplemente, fue poco realista suponer que podría ser el jugador de tres intentos que su inflado contrato demandaba. Ogletree ha estado entre los linebackers interiores mejor pagados en el último par de años. -- Jordan Raanan

Philadelphia Eagles

Sidney Jones, esquinero

Fue anunciado como uno de los esquineros más codiciados del draft del 2017 antes de que se rompiera el tendón de Aquiles en su pro day. Desde entonces, las lesiones han sido parte de su historia, impidiendo que se convierta en el confiado jugador que requiere su posición. Tiene bastante habilidad, pero un reinicio podría ser justo lo que ordenó el doctor. -- Tim McManus

Washington Redskins

Josh Norman, esquinero

Hay algunos jugadores que pueden ser buenos candidatos aquí, pero luego de cuatro años, es Norman, a pesar de que su antiguo head coach con los Carolina Panthers, Ron Rivera, esté ahora en Washington. Norman jugó solamente 10 oportunidades en dos partidos a lo largo de las seis semanas finales, y claramente ha caído de la gracia de la organización. Hubo miembros de la franquicia que deseaban deshacerse de él el año pasado. Luego de firmar un contrato por cinco años y 75 millones de dólares en el 2016, los Redskins esperaban bastante. Fue sólido durante la mayor parte de su estadía, pero no duplicó su campaña del 2015, en que fue elegido al primer equipo All-Pro y fue invitado al Pro Bowl. -- John Keim

NFC NORTE

Chicago Bears

Adam Shaheen, ala cerrada

El ala cerrada de 6 pies con 6 pulgadas no ha conseguido mucho desde que los Bears lo reclutaron en la segunda ronda del 2017. Shaheen, quien sufre para mantenerse sano, solamente acumula 26 recepciones para 249 yardas y cuatro touchdowns a lo largo de tres años de NFL. Shaheen no parece tener un rol definido en la ofensiva de Matt Nagy, quien no era el head coach cuando Chicago lo reclutó. El gerente general de los Bears, Ryan Pace, dijo que Shaheen seguirá en la plantilla de Chicago cuando el equipo reporte al campamento de entrenamiento en julio, pero las expectativas alrededor de su campaña del 2020 son comprensiblemente bajas. -- Jeff Dickerson

Detroit Lions

Graham Glasgow, liniero ofensivo

Este movimiento ha sido claro desde hace tiempo, entre el modo en que Detroit inexplicablemente rotó a sus guardias en partidos de esta temporada, hasta Glasgow diplomáticamente dejando en claro su frustración por la situación al final del año. Por lo menos va a probar el mercado de la agencia libre, y alguien le pagará más de lo que pudiera ofrecer Detroit, dado que se trata de un liniero ofensivo interior constante y versátil. -- Michael Rothstein

Green Bay Packers

Josh Jackson, esquinero

El recluta de segunda ronda del 2018 apenas pudo saltar al campo la temporada pasada. Luego de participar en más de 700 jugadas como novato, se vio relegado a equipos especiales en la pasada temporada, jugando apenas más de 100 oportunidades pese a estar sano. Los agentes libres Chandon Sullivan y Will Redmond jugaron más tiempo en el backfield defensivo que el recluta N° 45 global del draft de hace dos años. Quizás el atlético Jackson podría lucir más en otro sistema. -- Rob Demovsky

Minnesota Vikings

Xavier Rhodes, esquinero

Aquí hay una lista de todo lo que salió mal en el 2019: Rhodes fue penalizado 10 veces, permitió un índice de pasador de 127.8 en sus coberturas (el cuarto peor entre esquineros) y un porcentaje de pases completos de 82 por ciento, de acuerdo a NFL Next Gen Stats (el segundo más alto entre esquineros), no registró intercepción por primera ocasión desde el 2013, y se convirtió en un riesgo para la secundaria de los Vikings. Rhodes, de 29 años de edad, tiene un impacto contra el tope salarial de 12.9 millones de dólares en el 2020, así que las posibilidades de que se mantenga en el equipo a ese precio son mínimas. Partir caminos permitiría a los Vikings recurrir a sus esquineros más jóvenes, mientras que Rhodes podría buscar revitalizar su carrera en otro lugar. -- Courtney Cronin

NFC SUR

Atlanta Falcons

Vic Beasley Jr., ala defensiva

Ya está en proceso, porque los Falcons anunciaron que no negociarán un nuevo contrato con el ex recluta N° 8 global. Beasley no fue consistente después de liderar a la liga con 15.5 capturas en el 2016. ¿No sería loco si termina como parte de una rotación para situaciones de pase con los 49ers, y el ex coordinador ofensivo de los Falcons, Kyle Shanahan, consigue que Beasley juegue como hizo cuando Atlanta llegó al Super Bowl? -- Vaughn McClure

Carolina Panthers

Cam Newton, quarterback

Los Panthers están en modo reconstrucción. A menos de que estén dispuestos a comprometerse con Newton más allá del año final de su contrato, tiene sentido iniciar en limpio con un nuevo quarterback, como hizo el equipo en el 2011 cuando convirtieron a Newton en el primer recluta global del draft. La mayoría de las piezas alrededor de Newton cuando fue nombrado Jugador Más Valioso en el 2015 se han ido. Existe incertidumbre acerca de su cirugía en el pie, y si podría volver a esa forma de JMV como pasador y corredor. La meta de Newton es ganar un Super Bowl, y a sus 30 años de edad, con todos los golpes que ha recibido, podrían no restarle demasiado tiempo para lograrlo. Entonces, ¿para que quedarse con un equipo que no estará en esa posición, probablemente, por varios años? -- David Newton

New Orleans Saints

Andrus Peat, guardia

No necesita un cambio de escenario, pero los Saints podrían seguir adelante sin él si se eleva demasiado el precio en la agencia libre. El ex recluta de primera ronda ha sido muy bueno por momentos (especialmente en el 2017 y 2018) como guardia izquierdo y tackle izquierdo reserva, y jugó en los últimos dos Pro Bowls como alterno. Pero también ha batallado con la inconsistencia y las lesiones, y no tuvo su mejor temporada en el 2019. Se trata de un lugar donde los gastados Saints podrían ahorrar dinero. -- Mike Triplett

Tampa Bay Buccaneers

O.J. Howard, ala cerrada

Sufrió a lo largo de su primera campaña en la ofensiva de Bruce Arians, que ha sido notoria por no involucrar demasiado al ala cerrada de modo verticalmente como lo hacía Dirk Koetter. Los Bucs escucharon ofertas por Howard antes de la fecha límite para canjes. Mudarse a una ofensiva que lo utilice de modo distinto podría ser lo que necesita para rejuvenecer su carrera. -- Jenna Laine

NFC OESTE

Arizona-Cardinals

David Johnson, corredor

Algo en él no está bien y no ha estado bien desde un par de temporadas, ya sea lesiones o su acomodo ofensivo. Después de ser presumido como una pieza primaria para la ofensiva por el head coach Kliff Kingsbury, Johnson registró menos de 800 yardas desde la línea de golpeo. Sigue en gran forma física y ha mostrado destellos de ser el jugador que fue en el 2016, especialmente como receptor, pero un nuevo escenario --posiblemente con Tampa Bay y su antiguo entrenador en jefe Bruce Arians-- podría ser lo que requiere Johnson para volver a sus modos dominantes. -- Josh Weinfuss

Los Angeles Rams

Todd Gurley II, corredor

La curiosidad en torno a las circunstancias que rodean Gurley solamente ha crecido desde que fuera marginado hacia el final de la temporada del 2018, y luego poco utilizado en el Juego de Campeonato de la NFC y Super Bowl. La situación no pareció mejorar el año pasado, con Gurley recibiendo toques limitados y corriendo para solamente 857 yardas, su menor total desde la campaña del 2016. En un punto, el head coach Sean McVay se describió a sí mismo como un "idiota" por no involucrar más a Gurley, y el corredor no estuvo en desacuerdo. Mientras Gurley siga en plantilla, seguirán las preguntas en torno a su salud y la aparente falta de disposición de los Rams de convertirlo en el punto focal de la ofensiva pese a su éxito probado cada vez que toque el ovoide. -- Lindsey Thiry

San Francisco 49ers

Marquise Goodwin, receptor abierto

Goodwin ha pasado por mucho a lo largo de los últimos años, y acabó el 2019 en la lista de reservas lesionados con problemas de rodilla y pie. Para el momento en que la temporada de Goodwin llegó a un final anticipado, había caído en el orden de plantillo tras sufrir para producir de modo consistente. Los Niners podrían ahorrarse poco menos de 4 millones de dólares contra el tope salarial si se desprenden de Goodwin, y también le permitiría al jugador, un atleta de salto largo de clase mundial, seguir con sus intenciones para clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. -- Nick Wagoner

Seattle Seahawks

Tedric Thompson, safety

Aunque ha sido mejor de lo que sugieren sus más duros críticos --estuvo jugando a pesar de una lesión de hombro que requirió cirugía hacia el final del 2019, pero para entonces, había logrado intercepciones clave en triunfos consecutivos en octubre-- Thompson ha cometido su cuota de errores de cobertura en el último par de campañas. Ya no proyecta como titular con Quandre Diggs a bordo (el recluta de segunda ronda del 2019, Marquise Blair, también es parte de la rotación). Los Seahawks podrían mantener a Thompson para aportar profundidad experimentada para su último año de contrato de novato, aunque recibiría un aumento de sueldo a 2.147 millones de dólares no garantizados vía el escalador de desempeño probado de la NFL. -- Brady Henderson