Vontaze Burfict altera su juego para apegarse a las reglas de la NFL

Vontaze Burfict está por convertirse en agente libre con el inicio del nuevo año de la liga. AP Photo

El linebacker Vontaze Burfict trabaja en el receso de temporada para conformar su estilo de juego a las reglas de la NFL tras servir una suspensión de 12 partidos por un golpe casco a casco, dijo su agente a NFL Network.

"Vontaze ha pasado toda la temporada baja estudiando y aprendiendo el código de conducta apropiado para participar en la NFL. Ha observado video, hablado con coaches y expertos de la NFL, haciendo lo que puede para conformar su juego apasionado a las reglas de la NFL. Se trata de un tema serio no solamente para Vontaze sino para todos los jugadores, y él toma con mucha seriedad hacerlo del modo correcto y ser un líder jugando al fútbol americano del modo correcto", dijo el agente Peter Schaffer a NFL Network.

Schaffer dijo que su cliente ha estado trabajando en Arizona State, su alma mater.

Burfict, de 29 años de edad, está por convertirse en agente libre no restringido el mes que viene.

Burfict, quien jugó la campaña pasada para los Oakland Raiders, fue suspendido por un golpe de la Semana 4 sobre el ala cerrada de los Indianapolis Colts, Jack Doyle. Fue echado del encuentro por el golpe.

La NFL citó sus reiteradas violaciones por rudeza innecesaria al propinarle la suspensión más larga en la historia del juego por un incidente sobre el campo.

Como miembro de los Cincinnati Bengals, Burfict fue reiteradamente suspendido por la NFL por golpes violentos y por violar la política de sustancias para mejorar el rendimiento. Fue multado en varias ocasiones por contactos que cruzaron la línea, notablemente uno en contra de Antonio Brown que ayudó a motivar a los Pittsburgh Steelers a remontar un déficit de 18-16 en los playoffs de la campaña del 2015. Eso originó una suspensión de tres partidos para iniciar la campaña del 2016. También vio reducida una suspensión de cinco partidos a tres por un golpe de pretemporada del 2017. Además, fue multado con 112,000 dólares en la campaña del 2018 por golpes sobre Brown y James Conner en otro duelo contra Pittsburgh.