La mejor y peor contratación de agencia libre para cada equipo de la NFL

Con el arranque del periodo de agencia libre del 2020 en la NFL por comenzar la semana entrante, muchos equipos estarán buscando a jugadores veteranos de impacto para que la franquicia dé el siguiente paso, o contribuya a un cambio de cultura. Pero no siempre funciona así. Aunque muchos agentes libres tienen impacto positivo al llegar a sus clubes nuevos, otros traen problemas para sus nuevos patrones.

Echaremos un vistazo a ambos lados, aquí, con los reporteros de la Nación NFL de ESPN seleccionando a la mejor y peor contratación de agencia libre de los últimos años para cada uno de los equipos. Así que disfruten el viaje al pasado, o expresen algo de remordimiento antes de que arranque una nueva agencia libre en la NFL.

AFC ESTE

Buffalo Bills

Mejor contratación de agencia libre: safety Jordan Poyer. También se puede esgrimir un argumento para el también safety Micah Hyde, pero la producción que Buffalo ha recibido de Poyer excede por mucho el contrato que firmó en el 2017 (cuatro años y 12.5 millones de dólares). Junto con Hyde, Poyer ha cambiado la identidad de la defensiva de los Bills.

Peor contratación de agencia libre: tackle defensivo Star Lotulelei. Tanto el gerente general Brandon Beane como el head coach Sean McDermott insistirán que Lotulelei es más valioso de lo que se le reconoce, y probablemente tengan razón. Pero esencialmente admitieron su error en entregarle un convenio por cinco años y 50 millones de dólares en el 2018 al reestructurar ese pacto en el actual receso de campaña. Lotulelei es un devorador de espacio que facilita la vida a sus compañeros, pero eso por sí solo probablemente no valga 10 millones de dólares anuales. -- Marcel Louis-Jacques

Miami Dolphins

Mejor contratación de agencia libre: quarterback Ryan Fitzpatrick. No ha habido mucho éxito con recientes contrataciones de agencia libre para los Dolphins, pero Fitzpatrick fue definitivamente un éxito tras firmar por dos temporadas y 11 millones de dólares más incentivos en marzo del 2019. Con el que probablemente sea el peor elenco de reparto de la NFL, Fitzpatrick entregó el octavo mejor QBR, al tiempo que brindó energía y ayudó a los Dolphins a dejar de ser el objeto de las burlas para convertirse en un contendiente de respeto que triunfó en cinco de sus últimos nueve encuentros, incluyendo una victoria de la Semana 17 en New England.

Peor contratación de agencia libre: tackle defensivo Ndamukong Suh. Fue una elección sencilla, con Suh firmando lo que era el contrato más grande en la historia de la NFL en el 2015 para un jugador defensivo, un pacto por seis años y 114 millones de dólares, con 60 millones garantizados. Duró solamente tres años antes de ser cortado en marzo del 2018, con el entonces head coach Adam Gase citando la necesidad de un cambio de cultura. Lo que hizo de su acuerdo algo tan malo no fue el nivel de Suh, sino que fue un fracaso predecible aunado a la gran cantidad de dinero muerto (9.1 millones de dólares en el 2018, y 13.1 millones de dólares en el 2019) que no desaparecen por completo de los libros de los Dolphins hasta la campaña del 2020. -- Cameron Wolfe

New England Patriots

Mejor contratación de agencia libre: tackle defensivo Lawrence Guy. Cuando los Patriots lo firmaron por cuatro años y 20 millones de dólares en el 2017, muchos se preguntaban, "¿Quién es este tipo?". Guy era un tipo que había viajado, habiendo jugado para Packers, Colts, Chargers y Ravens, y el contrato era el más rico que había recibido desde que llegara a la NFL como recluta de séptima ronda en el 2011. Guy se ha convertido desde entonces en una roca en el medio de la defensiva de los Patriots, ganando un anillo de Super Bowl y siendo referido por el veterano Michael Bennett como un jugador olvidado que merece un aumento.

Peor contratación de agencia libre: receptor abierto Antonio Brown. One game. Un bono por firmar de 9 millones de dólares. Distracciones incontables. Un divorcio feo, al poco tiempo. Como explicó una persona, poco tiempo después, "Aprendimos nuestra lección por las malas con él". -- Mike Reiss

New York Jets

Mejor contratación de agencia libre: guardia izquierdo James Carpenter. No se trata de una selección muy sexy, pero seamos francos: los Jets no han sido muy buenos en la agencia libre. Lo firmaron en el 2015 por cuatro años y 19 millones de dólares, y él terminó cobrando cada centavo de ese contrato, una rareza en la NFL. Inició 58 partidos enfila hasta que una lesión de hombro lo marginó en el 2018.

Peor contratación de agencia libre: esquinero Trumaine Johnson. Posiblemente, su peor contratación de todos los tiempos. Desesperados por un esquinero en el 2018, los Jets le entregaron un acuerdo por cinco años y 72.5 millones de dólares que incluyó 34 millones de dólares garantizados al firmar. ¡Vaya desperdicio! Se ha perdido 15 encuentros, sobre todo por lesiones, pero también ha sido enviado a la banca en dos ocasiones, una por violar normas del club. Costo final por Johnson, quien pronto será liberado: 2 millones de dólares por partido. -- Rich Cimini

AFC NORTE

Baltimore Ravens

Mejor contratación de agencia libre: corredor Mark Ingram II. Hubo muchas quejas de la afición cuando Baltimore optó por Ingram en lugar de Le'Veon Bell. Pero Ingram se convirtió en parte integral y líder para la ofensiva más productiva de la NFL en puntos anotados, liderando el camino con su estilo físico y explosivo para correr. Después d firmar un modesto acuerdo por tres años y 15 millones de dólares, corrió para 1,018 yardas, empató una marca de la franquicia con 15 touchdowns totales, y acuñó el lema del equipo, "Big Truss". Nada mal para alguien que no estuvo entre los 10 corredores mejor pagados en la liga el año pasado.

Peor contratación de agencia libre: safety Tony Jefferson. Los Ravens imaginaron recibir a un joven jugador explosivo que estaba a punto de alcanzar su mejor momento cuando firmaron a Jefferson a uno de los contratos más ricos que jamás han entregado a un agente libre de otro equipo. Tres años más tarde, Baltimore cortó a Jefferson luego de que totalizara dos decepcionantes intercepciones dos balones sueltos forzados y 11 pases defendidos en 35 juegos. Jefferson trabajaba duro y fue un líder sólido en el vestidor. Simplemente no se acercó a alcanzar las expectativas de la inversión de 19 millones de dólares garantizados. -- Jamison Hensley

Cincinnati Bengals

Mejor contratación de agencia libre: guardia izquierdo Clint Boling. En el 2015, los Bengals dieron al liniero ofensivo un contrato por cinco temporadas y 26 millones de dólares, la mayor cantidad de dinero total entregada por Cincy a cualquier agente libre en ese periodo. Resultó ser una gran inversión. Boling inició 62 de los siguientes 64 partidos y se retiró antes del inicio de la campaña del 2019, el año final de su convenio.

Peor contratación de agencia libre: linebacker Preston Brown. El linebacker local fue cortado a mediados del 2019 después de firmar un contrato de tres años por 16.5 millones de dólares. No se pueden señalar todos los problemas de Cincinnati a la culpa de Brown, pero la defensiva tuvo un progreso notable tras su salida. Brown fue firmado por Oakland y jugó un partido antes de que los Raiders lo cortaran, también. -- Ben Baby

Cleveland Browns

Mejor contratación de agencia libre: centro JC Tretter. Se podría esgrimir un caso a favor de Kevin Zeitler, el otro liniero ofenisvo firmado por los Browns en el 2017. Pero como después intercambiaron a Zeitler por el ala defensiva Olivier Vernon, quien tuvo poco impacto en la pasada temporada, Tretter es el elegido. Los Browns le pusieron cerrojo a uno de los centros más subvalorados de la liga con una extensión de tres años y 32.5 millones de dólares a mediados de la campaña pasada.

Peor contratación de agencia libre: receptor abierto Kenny Britt. En el 2017, los Browns también incorporaron a Britt mediante un pacto por cuatro años y 32.5 millones de dólares, con 10.5 millones de dólares. Britt, sin embargo, duró apenas nueve encuentros antes de ser cortado, totalizando 18 recepciones para 233 yardas. -- Jake Trotter

Pittsburgh Steelers

Mejor contratación de agencia libre: esquinero Joe Haden. Los Steelers no son conocidos por contrataciones rimbombantes de agencia libre, pero ésta ha ayudado de gran manera. Firmando con los Steelers en el 2017, el esquinero halló nueva vida después de una carrera de siete años en Cleveland. La temporada pasada, se armó una temporada de Pro Bowl con un balón suelto forzado y cinco intercepciones. Es un líder en el vestidor y en las reuniones por posición. Previo a la campaña del 2019, los Steelers extendieron a Haden, amarrándolo con un acuerdo por dos años y 22 millones de dólares que incluyó un bono por firmar de 16.8 millones de dólares para retenerlo con el equipo hasta el 2021.

Peor contratación de agencia libre: ala cerrada Ladarius Green. Los Steelers son mejor conocidos por sus fracasos de agencia libre, y con un convenio de cuatro años y 20 millones de dólares para solamente seis partidos con 18 recepciones, 304 yardas y un touchdown para presumir, Green supera a candidatos como el receptor abierto Donte Moncrief y al corredor LeGarrette Blount. Green fue firmado en el 2016 para reemplazar al retirado Heath Miller, pero lesiones y un historial de conmociones le impidieron tener un impacto real. Se ganó 6 millones de dólares de ese contrato para el momento en que fue cortado en mayo del 2017, y costó a los Steelers 3.5 millones de dólares en dinero muerto. -- Brooke Pryor

AFC SUR

Houston Texans

Mejor contratación de agencia libre: safety Tyrann Mathieu. Aunque Mathieu estuvo en Houston por solamente una temporada, rápidamente se convirtió en líder en el vestidor de los Texans. En el 2018, Mathieu sumó dos intercepciones, tres capturas y un balón suelto recuperado. Los Texans deseaban retener al defensivo a largo plazo, pero fueron superados por la puja de los Chiefs en agencia libre. Mathieu tuvo impacto similar en Kansas City en su primera campaña con los Chiefs, con quienes conquistó al Super Bowl y fue votado el Jugador Más Valioso del club.

Peor contratación de agencia libre: quarterback Brock Osweiler. El quarterback duró apenas una temporada en Houston tras firmar un contrato de cuatro temporadas y 72 millones de dólares en el 2016. Ese año, lanzó 15 pases de touchdown y 16 intercepciones. También fue enviado a la banca durante un juego hacia el final de la campaña y perdió la titularidad ante el suplente Tom Savage, recuperando el empleo solamente después de que Savage quedara lastimado. Houston se deshizo del contrato de Osweiler en el 2017 al empaquetarlo con una selección de segunda ronda como parte de un canje con los Browns. -- Sarah Barshop

Indianapolis Colts

Mejor contratación de agencia libre: ala cerrada Eric Ebron. La estancia de Ebron con los Colts duró apenas dos campañas, pero su primera temporada en el 2018 lo llevó hasta una aparición de Pro Bowl. Los 14 touchdowns totales de Ebron lideraron a todos los alas cerradas de la NFL y sus 13 anotaciones por recepción impusieron marca para una temporada con los Colts entre alas cerradas. Finalizó aquella campaña con 66 recepciones para 750 yardas junto a esos 14 touchdowns.

Peor contratación de agencia libre: liniero ofensivo Todd Herremans. Se suponía que Herremans, quien inició en todas las posiciones a lo largo de la línea ofensiva excepto el centro en algún punto de su carrera, ayudaría al frente para los Colts en el 2015. En lugar de eso, perdió su puesto titular luego de apenas dos encuentros. Terminó siendo desactivado estando sano por cinco encuentros, y sus únicas oportunidades después de eso llegaron en equipos especiales antes de que los Colts lo liberaran a mediados de diciembre. Ryan Grigson, entonces gerente general de los Colts, admitió que firmar a Herremans fue una mala decisión de su parte. -- Mike Wells

Jacksonville Jaguars

Mejor contratación de agencia libre: ala defensiva Calais Campbell. Será recordado como la mejor contratación de agencia libre en la agencia libre de la franquicia tras firmar por cuatro años y 60 millones de dólares con 30 millones garantizados en el 2017, y registrando 31.5 capturas en sus primeros tres años de ese acuerdo. Fue elegido al Pro Bowl en cada una de esas tres temporadas en Jacksonville, y fue nombrado al primer equipo All-Pro y candidato para Jugador Defensivo del Año tras imponer marca personal con 14.5 capturas en el 2017. Aunque ha jugado apenas 48 partidos, ya es cuarto en la historia de la franquicia en capturas.

Peor contratación de agencia libre: quarterback Nick Foles. Los Jaguars le dieron un contrato de cuatro temporadas y 91 millones de dólares con un récord de franquicia, 50.125 millones de dólares garantizados. Nunca había iniciado los 16 juegos de una campaña regular y esa tendencia continuó la temporada pasada. Se fracturó la clavícula después de 11 jugadas ofensivas y jugó de manera pobre cuando regresó, siendo enviado a la banca después de tres entregas de balón y tres y fuera en la primera mitad de su tercer partido de vuelta. El head coach Doug Marrone dijo que Foles y Gardner Minshew II, quien ganó seis encuentros y fue el pasador novato mejor calificado la temporada pasada, competirán por la titularidad. Así que los Jaguars potencialmente podrían tener a un quarterback suplente con un salario anual de 22 millones de dólares. -- Michael DiRocco

Tennessee Titans

Mejor contratación de agencia libre: linebacker externo Brian Orakpo. Después de que Orakpo llegara a los Titans en el 2015 a cambio de un convenio por cuatro años y 31 millones de dólares, inmediatamente se convirtió en uno de sus mejores cazadores de quarterback, finalizando con 25.5 capturas. La campaña de 10.5 capturas de Orakpo en el 2016 ayudó a la defensiva de los Titans a tener un gran inicio bajo el entonces nuevo coordinador Dick LeBeau. Su total de doble dígitos en capturas ha sido el único por un jugador de los Titans en las últimas cinco temporadas. El liderazgo de Orakpo también fue clave durante su tiempo con los Titans.

Peor contratación de agencia libre: tackle defensivo Sylvester Williams. El veterano firmó un acuerdo por tres campañas y 16.5 millones de dólares en el 2017. Williams inició 11 partidos para los Titans, además de dos partidos de playoffs. Finalizó aquella campaña con una captura, la cual llegó en la Ronda Divisional ante los Patriots. Fue cortado un año más tarde. -- Turron Davenport

AFC OESTE

Denver Broncos

Mejor contratación de agencia libre: safety Darian Stewart. Stewart fue la pieza final de la secundaria 'No-fly zone' que impulsó a la mejor defensiva aérea del 2015 para un equipo que ganó el Super Bowl 50. Stewart firmó un contrato por dos años y 4.25 millones de dólares ese año e inició 29 partidos en el siguiente par de años, sirviendo como reemplazo por lesión para el Pro Bowl del 2016. Los Broncos entonces recontrataron a Stewart a una extensión de cuatro años al término del 2016, pero lo liberaron antes de la temporada del 2018. En general, Stewart inició 58 partidos en sus cuatro temporadas en Denver, aportando gran valor desde la agencia libre.

Peor contratación de agencia libre: tackle ofensivo Menelik Watson. El cuerpo de Watson le traicionó al tiempo que los Broncos perdieron una cuantiosa apuesta financiera cuando lo firmaron por tres años y 18.375 millones de dólares en el 2017. Watson nunca había jugado más de 12 partidos en una temporada en sus cuatro años previos en la liga, y se perdió la temporada entera del 2015. Jugó apenas siete juegos debido a lesiones en el 2017. Watson fue movido de tackle a guardia en el 2018, pero no pudo superar a Connor McGovern y fue cortado antes del inicio de temporada. Los Broncos recibieron un cargo por dinero muerto de 6.83 millones de dólares en el 2018 tras la baja de Watson, junto con otro de 1.3 millones de dólares para el 2019. -- Jeff Legwold

Kansas City Chiefs

Mejor contratación de agencia libre: tackle ofensivo Mitchell Schwartz. Tyrann Mathieu es otro gran candidato, pero Schwartz ha estado desempeñándose como un gran tackle derecho desde que firmara en el 2016. Uno de los motivos por los que los Chiefs han ganado cuatro títulos consecutivos de la AFC Oeste es que Schwartz ha neutralizado con eficiencia a algunos de los mejores defensivos de la división, incluyendo a Von Miller, Melvin Ingram III y, por un tiempo, a Khalil Mack.

Peor contratación de agencia libre: linebacker Anthony Hitchens. No ha tenido el impacto que esperaban los Chiefs cuando lo firmaron en el 2018. Fue suficiente riesgo en cobertura de pase que jugó menos de un tercio de las terceras oportunidades del año pasado. -- Adam Teicher

Las Vegas Raiders

Mejor contratación de agencia libre: centro Rodney Hudson. Todo lo que ha hecho Hudson desde que se uniera a los Raiders desde los rivales divisionales Chiefs gracias a un contrato de cinco años y 44.5 millones de dólares en el 2015 es alcanzar tres Pro Bowls y quedarse con los tres Commitment to Excellence Awards más recientes, según votaron sus compañeros. De hecho, Hudson no permitió captura en 527 oportunidades de pase el año pasado, y lideró a todos los linieros ofensivos con un índice de eficiencia en el bloqueo de pase de 99.7, según números de Pro Football Focus. Firmó una extensión de tres años y 33.4 millones de dólares la temporada baja pasada, con 24.4 millones de dólares garantizados, que lo convirtió en el centro mejor pagado en la liga en términos de salario anual promedio.

Peor contratación de agencia libre: esquinero Sean Smith. Mucho se dijo acerca de Smith solidificando a la secundaria cuando firmó por cuatro temporadas y 40 millones de dólares, con 20 millones garantizados, en el 2016, luego de pasar los tres años previos con los Chiefs. Pero Smith fue enviado a la banca en su primer partido después de quemado reiteradamente. Un esquinero grande con sus 6 pies y 2 pulgadas, y 215 libras, Smith sí inicio 15 encuentros del 2016, y luego apareció en otros 14 partidos, con ocho inicios, en el 2017. Sumó cuatro intercepciones para los Raiders en dos campañas, pero temas legales y tiempo en la cárcel cortaron su carrera y no ha jugado en la NFL desde entonces. -- Paul Gutierrez

Los Angeles Chargers

Mejor contratación de agencia libre: esquinero Casey Hayward Jr. Los Chargers firmaron al producto de Vanderbilt por tres años y 15.3 millones de dólares en marzo del 2016, y rápidamente se convirtió en uno de los mejores esquineros en la NFL. Hayward el liderato de la liga con 11 intercepciones combinadas entre el 2016 y 2017. Gracias a esa producción, además de su impacto como líder en el vestidor, los Chargers recontrataron a Hayward mediante convenio de tres años y 34.25 millones de dólares que incluyó 20 millones garantizados en el 2018.

Peor contratación de agencia libre: receptor abierto Jacoby Jones. Los Bolts firmaron a Jones en marzo del 2015 por dos temporadas y 5.5 millones de dólares para mejorar las devoluciones de patada. No obstante, Jones sufrió y fue liberado a mediados de su primera temporada en San Diego. Jones sufrió un esguince en la parte alta del tobillo en la apertura de temporada, obligándole a perderse tres encuentros. A su regreso, consiguió un miserable retorno de -4 yardas en despejes, y promedió apenas 21.4 yardas por regreso en kickoff a lo largo de cinco juegos. -- Eric D. Williams

NFC ESTE

Dallas Cowboys

Mejor contratación de agencia libre: receptor abierto Randall Cobb. Atrapó 55 pases para 828 yardas y tres touchdowns luego de un acuerdo por un año que le pagó unos 5 millones de dólares en el 2019. Los Cowboys no han hecho grandes contrataciones en la agencia libre sin restricciones en años recientes, por diseño. El liniero ofensivo Joe Looney podría ser la segunda mejor opción, lo cual es una indicación de cómo han comprado en el mercado abierto.

Peor contratación de agencia libre: ala defensiva Greg Hardy. No fue que Hardy jugara de mala manera o que costara mucho. Sumó seis capturas en 12 partidos en el 2015, y su acuerdo no tenía dinero garantizado. El fichaje fue en contra del lema del tipo adecuando que el entonces entrenador en jefe Jason Garrett intentaba imponer en el vestidor. Hardy fue suspendido por los primeros cuatro partidos de la siguiente campaña (reducida de 10 partidos de suspensión, tras la apelación), por violar la política de conducta personal de la liga en un incidente que involucraba a su ex pareja. No trabajaba duro y era una influencia negativa con los jugadores más jóvenes que le rodeaban. -- Todd Archer

New York Giants

Mejor contratación de agencia libre: linebacker Markus Golden. Obtiene el honor tras registrar 10 capturas en el 2019. A la fecha, es su única campaña con los Giants. Janoris Jenkins, Damon Harrison y Olivier Vernon (la celebrada clase de agencia libre del 2016) tuvieron sus momentos, pero cada uno se cayó hacia el final.

Peor contratación de agencia libre: liniero ofensivo Patrick Omameh. Mucha competencia aquí. La firma de J.T. Thomas en el 2015 ciertamente debe ser considerada, pero esa se debió a una clara falla en la evaluación. No tuvo nada que ver con lesiones o suerte. Los Giants firmaron a Omameh por tres temporadas y 15 millones de dólares para ser su guardia titular. Duró siete encuentros antes de ser liberado, y le pagaron 5.5 millones de dólares. Simplemente, una mala contratación. -- Jordan Raanan

Philadelphia Eagles

Mejor contratación de agencia libre: guardia Brandon Brooks. Los Eagles firmaron a Brooks a un convenio de cinco años y 40 millones de dólares en marzo del 2016. Se ha convertido en probablemente el mejor guardia derecho del juego, ganando invitaciones al Pro Bowl en cada uno de los últimos tres años, y es uno de los favoritos en el vestidor. El emparejamiento ha resultado tan exitoso que los Eagles convirtieron a Brooks en el guardia mejor pagado de la NFL al brindarle una extensión de cuatro años y 54 millones de dólares en noviembre.

Peor contratación de agencia libre: esquinero Byron Maxwell. El ex entrenador en jefe Chip Kelly realizó una serie de decisiones de las cuales hay que arrepentirse cuando asumió control de personal en el 2015, incluyendo la firma de Maxwell por seis años y 63 millones de dólares en la agencia libre. Fue una mala movida, y nunca se acercó al nivel de juego que alcanzó previamente para los Seahawks. Maxwell duró apenas un año. Después de despedir a Kelly, los Eagles canjearon a Maxwell y Kiko Alonso a los Dolphins. -- Tim McManus

Washington Redskins

Mejor contratación de agencia libre: ala cerrada Vernon Davis. Firmó por un año y 2.4 millones de dólares en el 2016 y respondió con una temporada de rebote, amasando 44 recepciones para 583 yardas y dos touchdowns. Promedió 13.3 yardas por atrapada, quinto entre todos los alas cerradas. Con el también ala cerrada Jordan Reed perdiéndose cuatro partidos por lesiones, la producción de Davis ayudó a que los Redskins ranquearan segundos en yardas aéreas por partido. Eso le ganó otro acuerdo por tres años. El safety Landon Collins fue exactamente lo que esperaban los Redskins la temporada pasada como líder y como jugador, pero la producción de Davis en relación al costo lo coloca por encima.

Peor contratación de agencia libre: esquinero Chris Culliver. Hubo bastante competencia por este lugar por las fallas de los Redskins en agencia libre, pero Culliver se queda con los honores por su contrato, de seis años y 32 millones de dólares y tiempo de servicio de seis juegos. Los Redskins lo firmaron en el 2015 para convertirse en su esquinero primordial. No obstante, fue suspendido por un partido por violar la política de conducta personal de la NFL, y luego se rompió su ligamento anterior cruzado, siendo cortado antes del inicio de la siguiente campaña. -- John Keim

NFC NORTE

Chicago Bears

Mejor contratación de agencia libre: receptor abierto Allen Robinson II. Ya ha superado el pacto por tres años y 42 millones de dólares firmado con Chicago. Robinson lideró a los Bears con 98 recepciones para 1,147 yardas y siete touchdowns el año pasado, algo notablemente en un equipo que ranqueó N° 29 en ofensiva total y N° 25 en ofensiva aérea. Robinson también consiguió números decentes en el 2018 --55 recepciones para 754 yardas con cuatro touchdowns-- mientras se seguía recuperando de la terrible lesión de rodilla que sufrió en Jacksonville. Robinson parece un candidato lógico para recibir una extensión de los Bears en el futuro cercano.

Peor contratación de agencia libre: quarterback Mike Glennon. ¡Vaya! Los Bears pagaron a Glennon 18.5 millones de dólares por cuatro inicios del 2017. Chicago esperaba que Glennon iniciara todo el año, para que el club pudiera preparar a Mitchell Trubisky, segundo recluta global ese año. El plan fracasó por completo. Todos perdieron, excepto Glennon, quien se marchó con una pequeña fortuna cortesía de los Bears. -- Jeff Dickerson

Detroit Lions

Mejor contratación de agencia libre: receptor abierto Marvin Jones Jr. En los días después del retiro de l receptor abierto Calvin Johnson, los Lions firmaron a Jones por cinco temporadas y 40 millones de dólares que ha funcionado en todos los sentidos. Jones suma 213 recepciones para 3,318 yardas y 27 touchdowns en sus primeros cuatro años con los Lions, y se ajustó bien al lado de Golden Tate y Kenny Golladay, convirtiéndose en uno de los mejores a la hora de atrapar balones disputados en la NFL. Jones ha lidiado con lesiones --aterrizando en la lista de reservas lesionados en el 2018 y 2019--, pero ingresa al 2020 con la posibilidad de su segunda campaña del 1,000 yardas.

Peor contratación de agencia libre: ala cerrada Jesse James. James firmó por cuatro años y 22.6 millones de dólares en el pasado receso de temporada y fue usurpado casi de inmediato por el recluta de primera ronda, T.J. Hockenson. James finalizó su primer año en Detroit con 16 atrapadas para 142 yardas --sus totales más bajos desde su campaña de novato-- y vio menos balones dirigidos hacia él (27) que recepciones en cualquiera de sus tres años previos en Pittsburgh (39, 43, 30). También fue limitado sin touchdown en una temporada por primera vez en su carrera. Aunque todavía tiene tiempo para mejorar, el fichaje parece peo cada vez que James pasa inadvertido. -- Michael Rothstein

Green Bay Packers

Mejor contratación de agencia libre: linebacker Za'Darius Smith. No es solamente lo que hizo sobre el campo Smith en el 2019 luego de firmar por cuatro años y 66 millones de dólares --aunque a menudo fue imposible de bloquear-- pero también la vibra y liderazgo que aportó al vestidor de los Packers. Su naturaleza extrovertida y energética se volvió contagiosa y ayudó a galvanizar al equipo en camino al juego por el título de la NFC.

Peor contratación de agencia libre: ala cerrada Martellus Bennett. El ala cerrada veterano firmó por tres temporadas y 21 millones de dólares, y jugó solamente siete encuentros antes de forzar su salida de Green Bay en una manera tan contenciosa que el club intentó recuperar, sin éxito, el bono por firmar de 6.3 millones de dólares que le dieron en el 2017. El fracaso con Bennett los llevó entonces a otro intento con un ala cerrada veterano, Jimmy Graham, que funcionó apenas ligeramente mejor, pero que también será recordada como una mala contratación. -- Rob Demovsky

Minnesota Vikings

Mejor contratación de agencia libre: esquinero Terence Newman. Pocos jugadores conocen los detalles íntimos de la defensiva de Mike Zimmer mejor que Newman, quien siguió al head coach de los Vikings desde Dallas a Cincinnati antes de firmar con Minnesota como agente libre en marzo del 2015. Newman pasó sus primeras dos temporadas como esquinero externo antes de mudarse al interior, donde brindó estabilidad a los Vikings en la ranura. El impacto de Newman en la defensiva no puede exagerarse. Además de desempeñarse a un alto nivel cerca de los 40 años de edad, el esquinero tomó bajo su ala a jugadores más jóvenes como Mackensie Alexander y Holton Hill, y ayudó a desarrollarlos.

Peor contratación de agencia libre: tackle defensivo Datone Jones. Justificadamente preocupados por la salud del ex recluta de primera ronda Sharrif Floyd, los Vikings firmaron a Jones por una temporada y 3.75 millones de dólares en marzo del 2017. También un ex recluta de primera vuelta, Jones fue liberado por Green Bay al término de la campaña del 2016 al no poder cumplir sus expectativas de draft. Minnesota esperaba que Jones se convirtiera en un jugador rotacional para presionar al quarterback, pero nunca se acomodó. Jones fue cortado unos días antes de la temporada regular. -- Courtney Cronin

NFC SUR

Atlanta Falcons

Mejor contratación de agencia libre: centro Alex Mack. El ex estelar de los Browns aportó estabilidad inmediata a la línea ofensiva y desempeñó un rol clave para ayudar a los Falcons llegar al Super Bowl LI. La inteligencia de Mack y habilidad para bloquear en el segundo nivel le ayudar a establecerse como ancla de la línea.

Peor contratación de agencia libre: guardia Jamon Brown. Fue firmado por tres temporadas y 18.75 millones de dólares, con 12.75 millones garantizados, para ayudar a fortalecer la línea. En lugar de eso, Brown fue enviado a la banca tras iniciar nueve partidos de la temporada pasada, y dejó a los Falcons buscando nuevamente ayuda en la posición de guardia. -- Vaughn McClure

Carolina Panthers

Mejor contratación de agencia libre: ala defensiva Julius Peppers. Se puede argumentar que ha habido otros fichajes más productivos, pero ninguno más significativo que traer de vuelta al segundo recluta global del 2002 al precio de 3.5 millones de dólares por un año en el 2017. Peppers nació y creció en North Carolina, y su salida luego de la campaña del 2009 a causa del dinero no fue popular entre aficionados. Su regerso significó más para la buena voluntad que sus 11 capturas en el '17. El futuro miembro del Salón de la Fama se retiró tras la campaña del 2018 y se mantiene como embajador del equipo.

Peor contratación de agencia libre: tackle izquierdo Matt Kalil. Es una fácil. Fue firmado como agente libre por cinco temporadas y 55 millones de dólares en el 2017 para anclar el flanco izquierdo de la línea. Jugó en 16 partidos ese año, y fue promedio, en el mejor de los casos. Se perdió la temporada del 2018 por una lesión de rodilla, y fue liberado en el 2019, dejando al equipo con la responsabilidad de unos 15 millones de dólares en dinero muerto. -- David Newton

New Orleans Saints

Mejor contratación de agencia libre: linebacker Demario Davis. Posiblemente, la mejor contratación de agencia libre para los Saints desde Drew Brees, Davis ha aportado valor dentro y fuera del campo desde que New Orleans lo robara a cambio de un acuerdo de tres años y 24 millones de dólares en el 2018. Tardó un poco en brillar, pero fue nombrado al primer equipo All-Pro por primera vez en su carrera a la edad de 30. Ha brindado atleticismo y habilidad de jugadas grandes a New Orleans como jugador de tres intentos, con 221 tacleadas, nueve capturas. 20 golpes sobre el quarterback, 22 tacleadas para pérdida, una intercepción y 16 pases defendidos a lo largo de dos campañas.

Peor contratación de agencia libre: esquinero Brandon Browner. Los Saints cortaron a Browner apenas al año de su convenio por tres temporadas y 15 millones de dólares, luego de una mala campaña en el 2015. El enorme y físico veterano fue penalizado en 24 ocasiones, 21 de ellas aceptadas, la mayor cantidad para un jugador en una campaña desde, al menos, el 2001. Peor aún, la defensiva de pase de los Saints quebró récords de NFL por pases de anotación permitidos e índice de pasador más alto para sus rivales. Para el final de la temporada, estaba siendo abucheados por los aficionados locales durante las presentaciones de jugadores. -- Mike Triplett

Tampa Bay Buccaneers

Mejor contratación de agencia libre: linebacker Shaquil Barrett. Por un año y 4 millones de dólares, además de incentivos, los Bucs se quedaron con el líder en capturas de la temporada del 2019. Las 19.5 capturas de Barrett marcaron apenas la segunda ocasión desde el 2005 en que los Bucs tuvieron a un jugador alcanzando el doble dígito en capturas.

Peor contratación de agencia libre: tackle defensivo Chris Baker. Firmó un acuerdo por tres años y 15.75 millones de dólares en el 2017, pero se había ido tras una temporada. Aunque Baker aportó una faceta cómica en la serie de HBO, "Hard Knocks", jugadores y coaches se frustraron por su falta de esfuerzo. El punto de quiebre llegó cuando estaba sonriendo tras una penalidad por invadir la zona neutral que le costó a los Bucs una victoria ante los Panthers, resultando en una pelea a gritos con varios jugadores en el vestidor. -- Jenna Laine

NFC OESTE

Arizona Cardinals

Mejor contratación de agencia libre: centro A.Q. Shipley. Podría volar bajo el radar, como la mayoría de centros, pero Shipley ha sido la constante en la línea ofensiva de los Cardinals desde que firmara con el equipo en marzo del 2015, con la excepción de haberse perdido la campaña del 2018 por rotura de ligamento anterior cruzado. Más allá de eso, Shipley ha jugado en 56 partidos, Cuando está sano, es confiable y fue capaz de desarrollar un comando íntimo de las tres ofensivas que han ejecutado los Cardinals durante su tiempo con el club. No fue un fichaje rimbombante, pero ha sido un cuadrangular.

Peor contratación de agencia libre: quarterback Sam Bradford. No fue una respuesta sencilla, como algunos podrían pensar, porque Bradford tuvo gran competencia. Superó al tackle Andre Smith, guardia Evan Mathis y linebacker LaMarr Woodley como los peores en la historia reciente de los Cardinals. Arizona entregó a Bradford lo que pudo haber sido un acuerdo por dos años de haber jugado bien, y terminó pagándole poco más de 15 millones de dólares para jugar en tres encuentros del 2018. Bradford venía de una lesión de rodilla en Minnesota y no lucía nada parecido al quarterback que alguna vez fue. -- Josh Weinfuss

Los Angeles Rams

Mejor contratación de agencia libre: tackle izquierdo Andrew Whitworth. Los Rams han sido especialmente activos en la agencia libre en los tres años recientes, y existe un argumento a favor del receptor abierto Robert Woods --quien ha producido temporadas consecutivas de al menos 1,000 yardas-- como el mejor fichaje. No obstante, después de jugar 11 campañas con los Bengals, Whitworth firmó por tres temporadas y 36 millones de dólares, probando rápidamente que le quedaba mucho en el tanque. Inmediatamente estabilizó a la línea ofensiva, una de las claves para que los Rams ganaran títulos divisionales consecutivos después de su llegada. También desempeñó un rol crítico dándole forma a la cultura del vestidor.

Peor contratación de agencia libre: esquinero Kayvon Webster. Los Rams firmaron a Webster a un contrato de dos años por 8 millones en el 2017. Webster lució bien cuando estuvo sano, pero lidió con una lesión de hombro, y luego una rotura de tendón de Aquiles que lo limitó a 11 juegos. Los Rams se desprendieron de Webster después de que no pudiera aprobar un examen de acondicionamiento físico de receso de temporada, ahorrándoles 3.55 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial. -- Lindsey Thiry

San Francisco 49ers

Mejor contratación de agencia libre: esquinero Richard Sherman. Un tendón de Aquiles roto en el 2017 dejó a algunos preguntándose si el mejor juego de Sherman había quedado atrás. Ni Sherman, ni los Niners, pensaron que era el caso, firmando un convenio por tres temporadas y 39 millones de dólares en el 2018. Sherman lució solido en su primera temporada de regreso de la lesión en el 2018, pero fue designado al segundo equipo All-Pro en el 2019, amasando 61 tacleadas y tres intercepciones, junto con dos intercepciones más en postemporada. Todo eso, al tiempo que fungía como el líder veterano ideal para un equipo que se destapó para conquistar a la NFC. El fullback Kyle Juszczyk también merece ser mencionado aquí.

Peor contratación de agencia libre: linebacker Malcolm Smith. Una de las primeras contrataciones de la era John Lynch-Kyle Shanahan, Smith firmó un convenio por cinco años y 26.5 millones de dólares con los Niners en el 2017. Aunque Smith poseía familiaridad con la defensiva del coordinador Robert Saleh, su tiempo con los 49ers quedó marcado por lesiones. Se perdió la campaña entera del 2017 por un desgarro pectoral, e inició apenas cinco juegos del 2018 antes de ser cortado para el 2019. Realizó 35 tacleadas en 12 juegos a lo largo de dos campañas con el equipo, dejando a San Francisco a seguir invirtiendo recursos en la posición de linebacker. -- Nick Wagoner

Seattle Seahawks

Mejor contratación de agencia libre: safety Bradley McDougald. Desde que firmara con los Seahawks en el 2017, McDougald ranquea tercero entre defensivos de Seattle en jugadas (2,381) y tacleadas (215), empatando el liderato en intercepciones (cinco), a pesar de pasar la mitad de su primera temporada como reserva de Earl Thomas III y Kam Chancellor. McDougald podría ser el hombre que sobre en el 2020 si los Seahawks sienten que Marquise Blair está listo para unirse a Quandre Diggs como los titulares, pero han recibido un valor increíble a lo largo de sus tres años en Seattle, pagándole un promedio debajo de los 3.75 millones de dólares por año.

Peor contratación de agencia libre: esquinero Cary Williams. Los Seahawks fallaron con Eddie Lacy en el 2017, pero eso no fue tan car como su yerro con Williams, quien ni siquiera sobrevivió a la primera temporada de un acuerdo por tres años y 18 millones de dólares firmado en el 2015. Williams cobró 7 millones de dólares por lo que resultaron ser 10 inicios disparejos. Perdió su puesto titular en noviembre, y fue cortado dos semanas más tarde, a pesar de que hubiera costado lo mismo a los Seahawks mantenerlo en la plantilla para el resto de la temporada. -- Brady Henderson