Isaiah Simmons se roba la atención en el pro day de Clemson

Isaiah Simmons fue quien comandó la mayor atención de todos los prospectos de los Tigers durante el pro day. AP Photo

CLEMSON -- Conforme se desarrolló el pro day de Clemson, coaches de la NFL como Mike Tomlin de los Pittsburgh Steelers y Matt Patricia de los Detroit Lions charlaron con el entrenador en jefe de Clemson, Dabo Swinney.

Y no tardó mucho tiempo, de acuerdo a Swinney, para que el versátil linebacker de los Tigers, Isaiah Simmons, se convirtiera en tema de esas conversaciones.

Simmons, el All-American y Jugador Defensivo del Año de la Atlantic Coast Conference, es considerado un prospecto seguro para el Top-5 cuando se lleve a cabo el draft de la NFL el mes entrante. Fue la máxima atracción al tiempo que representantes de los 32 equipos de la NFL observaron desde el campo de prácticas techado del equipo, este jueves.

Simmons, líder de la sexta mejor defensiva de la nación del año pasado, mostró su versatilidad, fortaleza, velocidad, y por qué proyecta para escuchar su nombre muy rápido en el draft del mes entrante.

"Es como obtener tres reclutas de primera ronda en uno", dijo Swinney.

Simmons fue el líder de la una defensiva que se quedó a un partido de un segundo título nacional consecutivo luego de una derrota por 42-25 ante LSU en el Juego por el Campeonato hace un par de meses.

Eso no opacó el dominio de Simmons a los ojos de la NFL. Alineó en varias posiciones diferentes la temporada pasada, incluyendo safety, ala defensiva y linebacker, y lideró a Clemson con 107 tacleadas, 16 detenciones detrás de la línea de golpeo, ocho capturas y 10 pases defendidos.

"Es tan único", dijo Swinney. "Todos están buscando eso".

Simmons, el junior de 6 pies con 4 pulgadas y 229 libras de Olathe, Kansas, levantó pesas y realizó los ejercicios de conos frente a los representantes de los equipos de la NFL. Eligió no correr las 40 yardas, prefiriéndose quedar con su tiempo estelar de 4.39 segundos en el Combinado de la NFL hace un par de semanas.

Entre los tres potenciales reclutas de primera ronda de Clemson, solamente el receptor abierto Tee Higgins corrió las 40 yardas después de no poder hacerlo durante el Combinado por un problema de tendón de la corva.

Higgins, de 6 pies con 4 pulgadas, de Oak Hill, Tennessee, tuvo un tiempo de 4.54 segundos antes de brillar en los ejercicios atrapando el ovoide.

Llegó al evento esperando demostrar que es un sucesor digno al renombre de Clemson de receptores de la NFL que incluyen a DeAndre Hopkins de los Houston Texans, Sammy Watkins de los Kansas City Chiefs y Mike Williams de Los Angeles Chargers.

"Siento que impresioné a más personas de lo que pensaría iba a impresionar", dijo Higgins, quien atrapó 59 pases para liderar al equipo con 1,167 yardas y 13 touchdowns. "Solo quería lucir bien y ser yo".

A.J. Terrell también se quedó en las laterales por la mayor parte de las sesiones luego de cronometrar un tiempo de 4.37 segundos en el Combinado.

Terrell, de 6 pies con 1 pulgada y 195 libras, como Higgins, es considerado prospecto para la parte final de la primera ronda.

Simmons, primer ganador del Butkus Award en la historia de Clemson, pasó 10 minutos aproximadamente charlando con Tomlin. Simmons dejó el campo junto a un miembro de la organización de los Chargers. Los Angeles posee la sexta selección global del draft.

El safety K'Von Wallace, quien jugó junto a Simmons en Clemson los últimos cuatro años, tiene pocas dudas de cómo se acomodarán las habilidades de Simmons en la NFL de hoy.

"Literalmente, está construido en un laboratorio", dijo Wallace. "Alto, largo, rápido, todo lo que desea en un jugador de fútbol americano, él lo tiene".

Clemson estuvo invadida por visores de la NFL y coaches en marzo pasado, cuando su línea defensiva liderada por eventuales reclutas de primera ronda, Clelin Ferrell, Christian Wilkins y Dexter Lawrence, audicionaron.

Esperan lo mismo en el 2021 cuando el poder ofensivo de los Tigers, incluyendo al probable recluta N° 1 global, el quarterback Trevor Lawrence, y el dos veces Jugador del Año de la ACC, el corredor Travis Etienne, sean quienes comanden la mayor atención.

Lawrence, el pasador de 6 pies con 6 pulgadas, quien tiene marca de 29-1 en su carrera colegial, será un junior y podría regresar a la escuela. No obstante, tiene planeado graduarse de Clemson en diciembre y ha pensado acerca de su futuro de NFL.

"Siempre es un día especial", dijo Swinney. "Un gran día para el programa".