Calificaciones para los canjes y fichajes notables de temporada baja

Ndamukong Suh será, nuevamente, una pieza importante para la defensiva de los Buccaneers. AP Photo

La agencia libre de la NFL está en marcha, así que deje que comenzara el análisis y las calificaciones de los acuerdos destacados.

Cada año en este espacio repaso cada contratación de agentes libres significativos y canjes a lo largo de los primeros meses de la temporada baja de la NFL. Califico cada movimiento desde la perspectiva del equipo. La nota trata de estimar la posibilidad de un jugador de superar el contrato que firmó, dada su historia y el historial de jugadores similares, así como si el equipo podría haber utilizado el dinero más sabiamente dada su situación. Decir que es una ciencia inexacta sería una ofensa a la ciencia.

Las calificaciones llegan a medida que ESPN confirma varias transacciones, y están sujetas a cambios.

Ndamukong Suh, DT, Tampa Bay Buccaneers

Contrato: Un año, 8 millones de dólares
Calificacion: A-

Mientras que Suh parecía contento de vagar por la liga en una serie de ofertas de un año desde que dejó a los Dolphins después de la temporada 2017, los Bucs vieron suficiente la temporada pasada por parte del cinco veces Pro Bowler para mantenerlo por otro año. Suh no dominó contra el pase, pero su alianza con el tackle Vita Vea fue la mayor razón por la que los Bucs mejoraron del puesto N° 31 en defensiva de presión (DVOA) en el 2018 a la mejor en la liga durante la campaña pasada.

Suh también aporta a la mesa un activo subestimado: disponibilidad. El jugador de 33 años nunca se ha perdido un partido debido a una lesión y ha aparecido en el reporte de lesionados sólo tres veces en 10 temporadas. Los Bucs pueden sentirse seguros de que Suh va a aparecer y jugar alrededor de 875 jugadas defensivas a un alto nivel, lo que no es el caso para la mayoría de los contratos de agentes libres. Tampa todavía tiene alrededor de 16 millones en el tope para utilizar y debe seguir atrayendo a los veteranos que quieren jugar con Tom Brady.

Nickell Robey-Coleman, CB, Philadelphia Eagles

Contrato: Un año, 1 millón de dólares
Calificacion: B+

Robey-Coleman siempre va a ser sinónimo de esa jugada contra los Santos, pero ha sido un esquinero de ranura por encima de la media durante su tiempo con los Bills y Rams. Los Angeles declinó su opción para crear espacio en el tope, pero a este precio me sorprende que no fueran capaces de traerlo de vuelta para otra temporada.

Es una victoria fácil para los Eagles, que ahora han mejorado en dos posiciones firmando a Robey-Coleman y adquirieron en canje a Darius Slay. El mercado de esquineros internos pareció despegar en el 2019, cuando chicos como Bryce Callahan, Justin Coleman y Tavon Young fueron capaces de firmar ofertas significativas por varios años, pero ahora con Brian Poole y Robey-Coleman tomando cada uno ofertas de un año por dinero modesto, las cosas parecen haber girado en la otra dirección.

Breshad Perriman, WR, New York Jets

Contrato: Un año, 6 millones de dólares
Calificación: B

Los Jets encontraron su reemplazo para Robby Anderson al llegar a un acuerdo de un año con Perriman, quien promedió casi 18 yardas por recepción la temporada pasada como el tercer receptor de Tampa. El diciembre de Perriman insinuó más, ya que la primera selección de los Ravens aprovechó las lesiones de Mike Evans y Chris Godwin para acumular 506 yardas por recepción, tercero en la NFL después de Tyler Higbee y DeVante Parker en ese período de tiempo. Perriman terminó la temporada regular con tres juegos consecutivos de 100 yardas, su primera vez como profesional.

Mientras que los fans de los Jets podrían estar mirando el final de la temporada de Perriman, preguntándose cómo consiguieron un receptor superestrella por poco más de la mitad de lo que Anderson obtuvo de los Panthers, yo me voy a resistir un poco. Para empezar, esos tres partidos consecutivos de 100 yardas fueron ante tres de las peores defensas de pase de la liga: los Lions (que ocuparon el puesto N° 29 en defensiva de pase DVOA), los Texans (N° 26) y los Falcons (N° 25). Y aunque Jameis Winston ciertamente tiene sus debilidades, demostró ser un eficaz lanzador profundo durante su tiempo con Bruce Arians. Sam Darnold ocupa el puesto N° 35 en la clasificación de quarterbacks y el N° 32 en QBR Total en pases profundos en las últimas dos temporadas con los Jets, y los movimientos de línea ofensiva que la organización ha hecho esta temporada baja no me llevan a creer que Darnold tendrá mucho tiempo para que sus receptores se abran en 2020.

Sin embargo, el gerente general de New York, Joe Douglas, sí tuvo que empezar a encontrar armas para Darnold, y aunque yo esperaría que los Jets apuntaran a un receptor con una de sus cuatro selecciones dentro de las primeras 80 en el draft de abril, Perriman es un receptor profundo confiable. Hay que darle crédito a los Jets por esperar en el mercado y conseguir a un jugador que parecía haberse ganado un contrato grande por un modesto, y el compromiso de un año.

Robby Anderson, WR, Carolina Panthers

Contrato: Dos años, 20 millones de dólares
Calificación: B-

El Sr. Diciembre parece mejorar a medida que avanza la temporada. Anderson ha pasado de promediar 30.9 yardas por partido en septiembre a 62.4 yardas por partido en el último mes de la temporada. Después de que Anderson pasara cuatro temporadas en New York con cuatro coordinadores ofensivos diferentes y seis quarterbacks, los Panthers esperan que una combinación más estable de coordinador ofensivo y mariscal de campo puedan hacer que el receptor se sienta cómodo antes del Día de Acción de Gracias. Anderson verá un par de caras conocidas en Carolina desde sus días en Temple: el entrenador en jefe Matt Rhule, y el mariscal de campo P.J. Walker.

Pienso en Anderson como un DeSean Jackson mucho más saludable pero menos eficaz. En jugadas de pase, la velocidad máxima promedio de Anderson llegó a 15.01 millas por hora, la decimosegunda marca más rápida para cualquier receptor de la liga y muy cerca de jugadores como Tyreek Hill, Ted Ginn Jr. y Marquise Brown. Eso puede ser producto de las rutas que cada jugador está corriendo, pero los árboles de rutas naturalmente seleccionan velocidad, y como se puede ver en la tabla de recepciones de Anderson de la temporada pasada, el producto de Temple trabajó el medio del campo con mucha más frecuencia. En 2018, sólo el 28 por ciento de sus recepciones se produjeron entre los números. En 2019, esa cifra subió al 48 por ciento. Anderson siempre va a estar en su mejor versión verticalmente, pero si puede amenazar a los equipos en el centro del campo, eso le va a agregar un valor significativo.

Anderson era el receptor más atractivo en esta cosecha de agentes libres, pero con una profunda clase de receptores que vienen en abril, su mercado fue más débil de lo esperado. Pensé que podría terminar con un pago excesivo de algún equipo que le pagara como un receptor N° 1 o 1A, pero esto no está a ese nivel. Ha sido el N° 1 de los Jets por las últimas dos temporadas en periodos de tiempo, pero no va a obtener ese tipo de carga de trabajo en Carolina. Con los Panthers probablemente capaces de salir de este acuerdo después de un año y 12 millones de dólares, no hay un mucho en riesgo, aunque es probable que pierdan la selección compensatoria de cuarta ronda que habían proyectado recibir por Mario Addison como resultado de este fichaje.

Este es un movimiento interesante de los Panthers, que están en medio de lo que parece ser una reconstrucción y realmente no necesitaban otro receptor con D.J. Moore, Curtis Samuel y Christian McCaffrey combinando para 382 objetivos la temporada pasada. Samuel, lesionado constantemente, es el más propenso a sufrir con la adición de Anderson; no es imposible imaginar a los Panthers vendiendo a Samuel como resultado de este acuerdo.

Quinton Dunbar pasa de Washington a Seattle

Seahawks obtienen: CB Quinton Dunbar
Redskins obtienen: selección de quinta ronda del 2020

Calificacion Seahawks: B+
Calificacion Washington: D+

Después de arrebatar con éxito al safety Quandre Diggs del roster de los Lions la temporada pasada, el entrenador de los Seahawks, Pete Carroll, y el gerente general, John Schneider, han hecho otra adición de bajo costo y alto nivel al enviar una selección de quinta ronda a Washington por su ex cornerback titular. Dunbar fue una de las pocas razones para ver a Washington la temporada pasada; mariscales de campo registraron un rating de quarterback de 68.4 con Dunbar en la cobertura, la decimocuarta mejor marca de la liga para cornerbacks que fueron atacados al menos 30 veces. Dunbar también tiene el atletismo para jugar por fuera o en la ranura, que es una ventaja adicional.

Dunbar casi siempre estaba en el lado derecho de la defensa, que es donde los Seahawks típicamente alineaban a Tre Flowers la temporada pasada. Flowers tuvo dificultades, y no sería sorprendente si Dunbar tomara el puesto como titular al final del campamento de entrenamiento. Carroll es considerado uno de los mejores entrenadores defensivos de la liga, por lo que no estaría mal pensar que Dunbar podría mejorar aún más mientras está bajo el ala de Carroll. A los 27 años, el producto de Florida debería estar entrando a su pico.

La única razón por la que esto no es una victoria aún mayor para los Seahawks es debido a lo que sucede con el contrato de Dunbar, razón por la cual inicialmente solicitó un canje de Washington. Le queda un año en su convenio, con 3.3 millones de dólares, lo que es una ganga importante. Esperaría que los Seahawks al menos consideraran darle una extensión, y aunque creo que podría florecer en Seattle, en 2019 ha sido realmente la única temporada en la que ha jugado a ese nivel tan alto. Extensión o no extensión, esta es una victoria fácil para los Seahawks, y es una sorpresa que Washington no fue capaz de obtener más por un esquinero joven y emergente.

Jimmy Smith, CB, Baltimore Ravens

Contrato: Un año, 6 millones de dólares
Califiacion: B-

Sumando a las riquezas de los Ravens en la secundaria, Smith regresará a su único equipo de la NFL para una décima temporada profesional. Las lesiones han limitado constantemente a Smith, quien ha jugado sólo una temporada de 16 partidos en sus últimos seis intentos. En 2019, un esguince de ligamento medial colateral le costó seis juegos y una lesión en la ingle en diciembre sumó su séptima ausencia. En el pasado, con él siendo uno de los jugadores mejor pagados del equipo, las lesiones de Smith realmente lastimaron a los Ravens.

Si ahora Baltimore puede conseguir 12 partidos de Smith, el equipo estará feliz. Probablemente será el tercer o cuarto esquinero de los Ravens, con Marcus Peters, Marlon Humphrey y Tavon Young por delante en la alineación. Con la opción de Brandon Carr declinada por los Ravens, me pregunto si probarán a Smith en el papel híbrido de cornerback/safety que Carr jugó para el equipo la temporada pasada. En cualquier caso, Smith representará un valor de profundidad para un equipo que está disfrutando de los beneficios de tener al JMV de liga en Lamar Jackson cuyo golpe en el tope es por poco más de 2.5 millones de dólares en 2020.

Marcus Mariota, QB, Las Vegas Raiders

Contrato: Dos años, 17.6 millones de dólares
Califiacion: C+

El contrato de Mariota es dinero de calidad para un suplente, lo que nos revela los términos en los que los Raiders están pensando. Está básicamente en un acuerdo de un año, 7.5 millones totalmente garantizados con incentivos en 2020. Los Raiders fueron capaces de negociar un segundo año a 10 millones de dólares, lo que ayudará a evitar un acuerdo del tamaño de Ryan Tannehill en caso de que Mariota siga los pasos de su antiguo suplente y estalle en su nuevo equipo.

Por supuesto, Mariota no puede destacar al menos que tenga una oportunidad. Tannehill fue un candidato más probable para entrar al campo en 2019 que Mariota esta temporada. Para empezar, la posición de Mariota con los Titans hace un año era mucho más débil que el estado actual de Derek Carr con los Raiders. La historia de las lesiones de Mariota también hizo más probable que Tannehill viera el campo, mientras que Carr sólo se ha perdido dos partidos en seis temporadas.

Al mismo tiempo, el dinero en este acuerdo sugiere que Las Vegas ve a Mariota como alguien que esperan pueda competir seriamente y tener una oportunidad de ganar el puesto titular en 2020. Jon Gruden una vez llamó al ex quarterback de Oregón un "Rusell Wilson de 6 pies con 4 pulgadas". Me pregunto si Gruden ve una oportunidad para incorporar un juego terrestre más diverso y más oportunidades por medio del pase con engaño de carrera añadiendo Mariota.

El problema es que Mariota simplemente no ha sido bueno por un largo período de tiempo, y esperar que se convierta en el próximo Tannehill en 2020 sería confiar en que la excepción se convierta en la regla. Carr superó dramáticamente a Mariota en 2019, y fuera de la movilidad, el conjunto de habilidades de Mariota no es muy superior a la de Carr. Mariota lanza el balón más profundo que Carr, pero también es capturado a un ritmo astronómico. No me sorprendería ver a Mariota iniciar en algún momento para los Raiders en 2020 si Gruden se aburre con el mariscal de campo que tiene, pero tendría que pasar algo totalmente inesperado para que Mariota gane un contrato a largo plazo con la franquicia para la próxima temporada.

Kyle Allen pasa de Carolina a Washington

Carolina Panthers obtienen: selección de quinta ronda 2020
Washington obtiene: QB Kyle Allen

Calificación Panthers: B-
Calificación Washington: C

Este canje podría ser una noticia más grande para los jugadores que no están involucrados. Al canjear por Allen, el entrenador de Washington Ron Rivera parece estar cerrando la puerta para adquirir a Cam Newton, su otro ex mariscal de campo en Carolina. También me hace pensar que Washington no espera que Alex Smith juegue mientras continúa recuperándose de múltiples cirugías en las piernas. Además de todo eso, sugiere que el nuevo entrenador de los Panthers, Matt Rhule, tiene fe en Will Grier o la estrella recién firmada de la XFL, P.J. Walker, como principal suplente en Carolina.

El canje en sí no es emocionante. Allen tuvo una racha libre de intercepciones al comienzo de su carrera con los Panthers para atraer algunas comparaciones de corto plazo, luego lanzó 16 intercepciones sobre sus últimos nueve juegos. Sus marcas de balones sueltos y capturas también fueron peores que el promedio de la liga. Su especialidad eran las "megacapturas"; Allen sufrió 18 capturas de quarterback de 10 yardas o más. El producto de Houston se perfila como un mariscal de campo suplente de gama baja, y no ofrecerá mucho alivio si Dwayne Haskins Jr. se lesiona.

No me gusta renunciar a selecciones de draft por jugadores de ese calibre cuando otra forma de agarrar uno es firmarlo desde una liga inferior. Rhule está bastante familiarizado con Walker, quien comenzó cada una de sus 28 victorias mientras los dos estaban en Temple. La XFL no nombró a un MVP para su temporada abreviada, pero Walker habría sido la elección popular después de lanzar 15 touchdowns contra sólo cuatro intercepciones. Los Panthers probablemente llevarán a Grier y Walker en la plantilla para el 2020, pero el orden en que vayan detrás de Teddy Bridgewater probablemente dependerá de la competencia de pretemporada.

Brian Hoyer, QB, New England Patriots

Contrato: un año, $2 millones de dólares
Calificacion: B-

¿Podría ser el nuevo mariscal de campo titular de los Patriots? New England cortó a Hoyer en el campamento de entrenamiento del año pasado para mantener a Jarrett Stidham como suplente de Tom Brady; ahora, con Brady en Tampa, Hoyer parece estar en una competencia con Stidham para reemplazar al futuro Salón de la Fama.

Estoy escéptico a que los Patriots tengan la intención de entrar a la temporada regular con Hoyer, Stidham y Cody Kessler como sus opciones de quarterback. El acuerdo de 2 millones de dólares que Hoyer firmó no impide que los Patriots agreguen a alguien más, y aunque no tienen mucho espacio en el tope salarial, pueden intercambiar al guardia Joe Thuney o reestructurar una serie de acuerdos para crear espacio.

No tienen prisa por añadir un mariscal de campo más significativo como Andy Dalton, Cam Newton o Jameis Winston, porque no hay equipos por ahí para competir con ellos por un quarterback veterano. ¿Quién más en la liga tiene disponibilidad? Hay algunos equipos como los Bengals y Titans que tienen sólo puestos de suplentes disponibles, ¿pero en términos de puestos titulares disponibles? Brady tomó el último puesto titular en la NFC, aunque Washington podría tratar de retar a Haskins. Los Chargers han sugerido que no planean perseguir a un veterano, y es probable que seleccionen a un pasador para competir con Tyrod Taylor. El mercado está formado por los Patriots y tal vez los Jaguars, que parecen comprometidos a darle una oportunidad a Gardner Minshew II.

Siendo realistas, los Patriots tienen su elección entre esos tres titulares, así que pueden esperar a que Dalton sea cortado o tomar al recién cortado Newton. (No es probable que Winston sea llamativo para Bill Belichick.) Es más probable que Hoyer y Stidham compitan como suplentes para quien los Patriots terminen sumando más tarde en esta vacante.

Hoyer, de 34 años, se unirá a los Patriots para su tercer período con la organización, pero sólo 51 de sus 1,477 intentos de pase durante su carrera han llegado con New England.

No tiene precisión al nivel de la NFL; echa un vistazo a la intercepción que lanzó en la pretemporada a Logan Ryan, la segunda intercepción más notable que Ryan hizo ante su ex equipo en 2019. Los Patriots están haciendo una ruta de combinación y obtienen el espacio que quieren. Hoyer tiene toda la línea lateral para fallar y aun así lanza el balón detrás de su receptor, lo que permite a Ryan alcanzar para hacer la intercepción. Hoyer tiene un porcentaje de pases completos por debajo del 60 por ciento como profesional, y aunque los Patriots podrían preferirlo sobre Stidham en un abrir y cerrar de ojos, me niego a creer que Hoyer sea la respuesta final para los Pats.

Jimmie Ward, S, San Francisco 49ers

Contrato: Tres años 28.5 millones de dólares
Calificacion: C

Los 49ers están tratando de traer de vuelta tantas piezas como sea posible de su campaña defensiva del 2019, menos el canje de DeForest Buckner. No es extraño que quisieran llamar a Ward, que sirvió como su safety. Ward siempre ha sido un partidario de ayudar contra la carrera, pero los Niners lo mantuvieron profundo la temporada pasada en parte para mantenerlo saludable. Y funcionó: Después de romperse la clavícula en mayo y perderse las tres primeras semanas de la temporada, Ward estuvo activo durante el resto de la temporada regular y los tres partidos de playoffs, la primera vez que ha sido capaz de jugar 16 partidos en una temporada desde 2015.

Me gustaría creer que Ward se mantendrá saludable, pero estamos viendo un año en seis intentos en donde fue capaz de superar una campaña completa de 16 juegos. Cuando los equipos pagan a los agentes libres el valor de mercado esperando que se pongan sanos o se mantengan saludables después de una racha inesperada de disponibilidad, por lo general no salen bien las cosas. San Francisco puede salir de este acuerdo después de un año y 13.5 millones en garantías, pero con 3.5 millones garantizados de los 8.4 millones como salario base para el 2021, esto es probablemente un contrato de dos años y 19 millones de dólares. Espero que sea capaz de mostrar lo que puede hacer, pero este es el tipo de compromisos que generalmente hacen que los equipos se arrepientan.

Eric Murray, S, Houston Texans

Contrato: Tres años, 20.5 millones de dólares
Calificacion: D+

¿Un movimiento de los Texans donde no entienden la escasez de la posición y sobrevaloran a un jugador que no debería haber estado cerca de este tipo de mercado? Yo tampoco lo creo. Murray desarrolló un papel con los Chiefs como un excelente jugador de equipos especiales que fue superado cuando se utilizó como safety regular. Kansas City lo utilizó principalmente como safety en opción de desesperación, mientras que Eric Berry y Daniel Sorensen estaban lesionados en 2018; pero cuando Berry y Sorensen regresaron durante la segunda mitad, Murray perdió su trabajo.

Los Chiefs luego canjearon a Murray a los Browns por Emmanuel Ogbah, y aunque Murray intervino mientras que los Browns perdieron toda su secundaria titular por lesiones, él mismo se perdió dos meses por una lesión de rodilla, regresando a la actividad normal sólo en la Semana 17.

Como un jugador de equipos especiales que sale de una lesión de rodilla y que se perfila como un safety ideal de cuarta opción y una cuestionable de tercera, el mercado de Murray probablemente debería haber llegado alrededor de un año y 2 millones. Los Texans, naturalmente, le están dando un convenio de tres años por más de 20 millones. Incluso si sólo un año de este contrato está garantizado, los Texans malinterpretaron o simplemente no prestaron atención al mercado de safeties de bajo nivel.

Ha Ha Clinton-Dix, S, Dallas Cowboys

Contrato: un año, $4 millones de dólares
Calificacion: B

La liga simplemente no parece muy afectuosa con Clinton-Dix, que ahora se une a su cuarto equipo en tres años después de que Green Bay, Washington y Chicago decidieran no ofrecerle un acuerdo a largo plazo. Aquí, Clinton-Dix se reúne con su ex entrenador en Mike McCarthy, quien debería instalar a Clinton-Dix como safety titular.

Los Cowboys han tenido dificultades en la posición durante años, y este es un acuerdo de bajo riesgo para un jugador que, fuera de su breve carrera con Washington, generalmente ha sido un jugador por encima del promedio. Servir como el defensor principal en cobertura no es a menudo el deber de Clinton-Dix, pero ha generado una marca de índice de pasador por debajo de 70 para quarterbacks rivales en las últimas dos temporadas. Los Bears mejoraron ante los pases largos la temporada pasada, pero eran mejores en el centro del campo que contra las bandas. La defensiva contra la carrera ha sido históricamente la debilidad de Clinton-Dix, pero a este precio, conseguir un defensor sólido contra el pase tiene sentido para los Cowboys.

Vic Beasley Jr., LB, Tennessee Titans

Contrato: Un año, 9.5 millones de dólares
Calificacion: C+

¿Cuánto estás dispuesto a creer en unos cuantos juegos buenos? Beasley, por supuesto, lideró la liga en 2016 con 15.5 capturas, pero sus 16 golpes al quarterback y su repertorio limitado de maniobras contra el pase sugirieron que la regresión probablemente llegaría (6.5 de sus capturas esa temporada llegaron contra Paxton Lynch y un Jared Goff pre-Sean McVay). Beasley acumuló un total de 11.5 capturas en los siguientes dos años y medio, pero después de que llegó noviembre, se puso a trabajar. Durante la segunda mitad de la temporada, Beasley tuvo 6.5 capturas en sus últimos ocho partidos.

Sin embargo, una vez más, sus capturas llegaron en sólo siete golpes al quarterback. Sus primeros 2.5 capturas fueron claramente de cobertura. Tres de los 5.5 capturas restantes fueron a Kyle Allen, quien registró la peor tasa en la liga entre los quarterbacks con al menos 300 intentos. Beasley todavía muestra una gran explosividad y le da vuelta a la esquina rápidamente, pero rara vez parece haber un Plan-B cuando no puede vencer a su hombre contrario con velocidad.

Claramente tiene atletismo para la NFL, y me pregunto si un mejor grupo de entrenadores defensivos podría desbloquear algo más de lo que hemos visto. Los Titans tienen un ex linebacker dirigiendo las cosas en Mike Vrabel, pero incluso si Beasley sobresale en 2020, los Titans no tienen ninguna fuerza de negociación para mantenerlo. Los Titans necesitaban otro especialista para jugar al lado opuesto de Harold Landry, y esta no es una suma exorbitante en comparación con jugadores como Dante Fowler Jr., pero no soy optimista sobre la posibilidad de que Beasley cambie las cosas.

Brandon Shell, OT, Seattle Seahawks

Contrato: Dos años, 11 millones de dólares
Calificacion: C

Shell es uno de los varios linieros ofensivos que los Seahawks agregaron a su lista durante la semana pasada y fue un jugador por debajo del promedio como tackle derecho para los Jets en las últimas tres temporadas. El año pasado fue su peor como protector de pases, con el producto de South Carolina entregando siete capturas a lo largo de 13 juegos. Sin embargo, Shell es mejor como bloqueador por tierra, y los Seahawks lo ven como un reemplazo más barato de Germain Ifedi, que de igual forma siempre fue mejor como bloqueando por tierra.

Shell no cometerá tantos castigos como Ifedi, pero para ser justo, eso también aplica para casi todos los demás jugadores en la liga.

De'Vondre Campbell, LB, Arizona Cardinals

Contrato: un año, 6 millones de dólares
Calificacion: D-

Los Cardinals ya han ganado la pretemporada con el canje de DeAndre Hopkins, pero este es un ejemplo de lo que no se debe hacer en la agencia libre. Campbell ha sido un miembro protagonista de una de las peores defensas de la liga en los últimos cuatro años mientras jugaba junto a una verdadera estrella como Deion Jones. Se ha visto expuesto tanto contra la carrera como contra el pase, permitiendo un índice de pasador por encima de 100 en cada una de las últimas dos temporadas. Campbell también juega posiblemente la posición más fácil de llenar en defensiva.

No quisiera hacer de Campbell una prioridad, pero su talento o la decisión de agregarlo al roster de los Cards no es la razón por la que la calificación es tan baja. El problema es su contrato. Este es un acuerdo de un año y 6 millones de dólares que podría subir hasta 8.5 millones con incentivos, demasiado para un jugador que no ha demostrado ser siquiera un linebacker promedio de la NFL hasta este momento. Incluso si Campbell juega bien, los Cardinals tendrán que competir con el mercado abierto para traerlo de vuelta, por lo que la recompensa aquí es extremadamente modesta.

Aún peor, para crear espacio en el tope, los Cards le dieron a Campbell un contrato de cinco años con cuatro años anulables para reducir el golpe en el tope que enfrentarán por este convenio en el 2020. Su contrato se anula automáticamente cinco días después del Super Bowl, y los Cardinals se quedarán automáticamente con 4 millones en dinero muerto en su tope del 2020. Una cosa es cuando los Saints usan esa estructura para retener a Drew Brees o los Eagles lo hacen para crear espacio en el tope como parte del acuerdo con Lane Johnson. Si estás agregando cuatro años anulables para tratar de exprimir a un jugador marginal como Campbell en tu plantilla, es una señal de que no estás administrando bien tus finanzas. Los Cards acaban de refinanciar su préstamo de auto y posponer un montón de los pagos hasta el año que viene para poder comprar unos accesorios cualquiera.