Tom Brady es la mejor contratación en la vida de los sufridos aficionados de los Buccaneers

play
Quarterbacks que dejaron mucho que desear en la última década (1:52)

En camino al Draft de la NFL pone en jaque a los equipos al momento de elegir a sus quarterbacks. Rebeca Landa analiza las peores elecciones de los últimos 10 años. (1:52)

Nota del editor: Bob McClellan de ESPN creció en el centro de Florida y su padre compró seis boletos de temporada (abonos) de los Buccaneers en 1976. Su hermano aún conserva cuatro de ellos actualmente.

El GOAT (Más Grande de Todos los Tiempos, por su traducción al español) eligió a los Tampa Bay Buccaneers. No lo cambiaron. No fue por falta de opciones. Tom Brady firmó un acuerdo por dos años.

No se puede entender lo mucho que significa para el aficionado de los Buccaneers que el quarterback de los New England Patriots venga a Tampa.

Y por aficionado de los Bucs, me refiero a aquellos que hemos tenido abonos de temporada en nuestras familias desde que nació la franquicia en 1976. Nosotros comenzamos en la grada oeste, cerca de la línea de gol, seis asientos, seis filas arriba sobre el pasillo. Al Lopez, miembro del Salón de la Fama del beisbol profesional, y su familia estaban en la fila de enfrente. Era un hombre tranquilo y dulce.

A los Bucs no les ha ido bien cuando de ir tras nombres grandes se trata. Fueron despreciados por coaches ahora miembros del Salón de la Fama como Bill Parcells (dos veces) y Bill Cowher. Un cambio en 2008 por Brett Favre se cayó al último minuto y por años, los jugadores han hecho todo lo posible por salir de Tampa. En un caso famoso, Bo Jackson nunca quiso ir, aunque los Bucs lo reclutaron como la primera selección colegial global.

La defensiva ha tenido a grandes jugadores. Tres de ellos, Lee Roy Selmon, Warren Sapp y Derrick Brooks ya están en Canton, sin embargo, la ofensiva… Dios mío, la ofensiva. ¿De qué mejor manera se puede la futilidad detrás del centro? Intenten lo siguiente:

Brady ha estado en 10 Pro Bowls más que todos los quarterbacks que han tenido los Bucs juntos en los 44 años años de la franquica.

Brady ha ido al Pro Bowl 14 veces. Los quarterbacks de los Buccaneers han ido en cuatro ocasiones, una vez cada uno: Jameis Winston, Trent Dilfer, Jeff Garcia y Brad Johnson.

Divirtámonos un poco con los números.

Los cuatro pasadores con el mayor número de juegos como titulares en la historia de los Buccaneers son Dilfer (76), Viny Testaverde (72), Winston (70) y Doug Williams (67). En conjunto, suman 284 partidos como titulares. Brady, solo, tiene 283.

Brady ha ganado 2019 partidos. Los cuatro pasadores mencionados de los Buccaneers suman 123 victorias (Dilfer tiene marca de 38-38; Williams, 33-33-1, Winston, 28-42, Testaverde, 24-48). El porcentaje de efectividad de Brady es de .774. El del cuarteto de los Buccaneers es de .433.

Brady tiene 541 pases de touchdowns y 179 intercepciones. Los 4 Bucs (Williams, 73-73; Dilfer, 70-80; Testaverde, 77-112; Winston, 121-88) tuvieron 341 envíos de anotación y 353 intercepciones.

Tuve que leer este último dato varias veces para digerirlo sin vomitar sobre mi jersey de Derrick Brooks. Tom Brady tiene 200 pases más de touchdown con un juego menos que los 4 Bucs.

Y un pensaba que Winston sufrió intercepciones a un ritmo alarmante. Winston tiene la mejor diferencia entre pases de touchdowns e intercepciones entre los 4 Bucs y por mucho.

El primer juego de la NFL al que fui fue en Tampa Stadium. Steve Spurrier era el quarterback. Los Bucs terminaron con marca de 0-14. Spurrier inició 12 juegos, lanzó siete pases de touchdown y sufrió siey12 intercepciones. Fue el inicio de una tendencia alarmante.

Brady ha estado en la NFL por 20 años. Nunca ha sufrido más intercepciones que pases envíos de touchdown en una temporada. Ni de cerca. En Tampa, celebramos cuando un quarterback tiene más touchdowns que intercepciones.

Aquí una lista de los jugadores que he visto jugar en persona como quarterbacks en Tampa. Todos tuvieron partidos como titulares y les perdono totalmente si no recuerdan a alguno. Ojalá yo pudiera olvidarlos.

  • Randy Hedberg

  • Jeb Blount

  • Parnell Dickinson

  • Jack Thompson

  • Gary Huff

  • Mike Rae

  • Jerry Golsteyn

Sin revisar con el grupo de ESPN Stats & Information, estoy seguro de que los Bucs son el único equipo que tuvieron a Parnell y a Jeb como quarterbacks.

Williams fue el quarterbacks al que más vi en persona. Un cañón como brazo. No siempre supo a dónde lanzar, pero, me enojé cuando los Bucs lo dejaron ir.

Brady es el quinto quarterback de los Buccaneers que ha ganado un Super Bowl en su carrera y el tercer que fue el Jugador Más Valioso en uno. Sólo uno, Johnson, ganó el campeonato mientras jugaba con Tampa.

Williams fue el Jugador Más Valioso del Super Bowl con los Washington Redskins y Steve Young fue el Más Valioso con los San Francisco 49ers. Dilfer fue el quarterback titular de los Baltimore Ravens en la edición XXXV.

El éxito que los quarterbacks tuvieron una vez que salieron de Tampa solía ser una cruel broma: “Veamos cuánto tarda en ganar un Super Bowl”.

Los Buccaneers no han tenido el mejor registro cuando se trata de firmar agentes libres, lo cual, posiblemente, está ligado a la miseria de la franquicia. Tienen 26 temporadas con 10 o más derrotas, incluida una racha de 12 en fila.

Johnson y Garcia están entre sus mejores contrataciones en la agencia libre. Seguro, contrataron a lo grande cuando firmaron al ala defensivo Simeon Rice y al receptor Vincent Jackson, pero la más reciente contratación de las cuatro fue Jackson y hace ocho años y Rice llegó cuando los Bucs ya tenían a una de las mejores defensivas de la NFL, así que ese movimiento tuvo sentido.

No puedo culpar a los agentes libres por ignorar a Tampa Bay, nombre que ha principalmente ha sido sinónimo con futilidad. Normalmente, el dinero triunfa sobre todo, pero, ¿cómo no contratas a un jugador que marque diferencia desde 2012?

Ahora, el quarterback más exitoso en Playoffs en la historia va a vestirse en los colores de los Buccaneers. No es algo que realmente debamos pensar mucho. Sé que los Bucs expresaron interés, pero así lo han hecho por durante varios años por jugadores que eligieron ir a otros lugares. Para ser honesto, se siente como si todos lo hubieran decidió.

Entendía que Brady fuera a Los Angeles Chargers. Creció en California y a muchos periodistas les gustaba la idea de que fuera a la costa oeste.

Creí que los Tennessee Titans tendrían más sentido. Era el equipo que lo eliminó en Playoffs en 2019, tiene un ataque terrestre que Brady nunca ha visto y a un receptor novato que tuvo una temporada de más de mil yardas. Aún más, tiene a un coach que fue su compañero durante varios y con el que aún tiene amistad, Mike Vrabel.

Que yo sepa, Brady no tiene algún lazo con el coach Bruce Arians o el coordinador ofensivo Byron Leftwich. No conoce a los receptores Mike Evans y Chris Godwin o a los alas cerradas O.J. Howard y Cameron Brate. Nunca ha pasado un tiempo considerable en Florida.

Pero, aquí está. Tom Brady en Tampa Bay. TB en TB.

Bienvenido a tu nueva pradera, GOAT. Gracias por venir.