Sobre el papel, Miami luce espectacular con Xavien Howard y Byron Jones como esquineros

Xavien Howard y Byron Jones tienen el potencial para convertirse en la mejor dupla de esquineros de la liga. AP Photo

Sam Madison y Patrick Surtain fueron el último dúo de esquineros de élite en usar los colores de los Miami Dolphins. En su apogeo, juntos desde 1999 hasta 2004, Madison y Surtain clausuraron las líneas laterales, haciendo extremadamente difícil lanzarles a las ofensivas opuestas.

Los Dolphins del 2020 intentarán replicar parte de la magia Madison-Surtain con su nuevo dúo élite de esquineros en Xavien Howard y el agente libre firmado Byron Jones. Si cumple con las expectativas, la combinación Howard-Jones será un dúo aterrador para cualquier ofensa que enfrentará Miami esta temporada.

"Estoy deseando jugar con todos mis compañeros de equipo, pero especialmente de jugar junto a otro jugador que es un esquinero de primer nivel. Creo que va a ser un dúo genial para nosotros", dijo Jones sobre jugar con Howard.

Los Dolphins han invertido más dinero en esquineros que en cualquier otra unidad en la plantilla, una clara señal de las principales prioridades del entrenador Brian Flores en la construcción de equipos. Jones (16.5 millones de dólares por año, por cinco campañas, y un total de 82.5 millones en el contrato) y Howard (15.1 millones de dólares por año, por cinco años, y un total de 75.25 millones en el contrato) están entre los tres mejores pagados esquineros de la NFL en promedio y valor total. Darius Slay de los Philadelphia Eagles es el mejor pagado de la liga basado en pago promedio por año con 16.7 millones de dólares.

Con gran paga viene una gran responsabilidad. Se espera que Jones asuma el papel de liderazgo y ayude a transformar una defensa de los Dolphins que terminó N° 30 en defensa total y en el puesto N° 26 en defensa contra el pase en 2019.

"La parte más importante es realmente no tener eslabones débiles, y eso es lo que estamos tratando de crear en nuestra defensiva secundaria y realmente en todo el equipo, construir un equipo donde no haya debilidades, donde simplemente podamos proteger", dijo Jones. "Podemos crear enfrentamientos que sean difíciles para los receptores y los quarterbacks".

En las múltiples defensas de Flores, los enfrentamientos son extremadamente importantes. Jones y Howard pueden defender a los receptores de élite. Howard es el cazador de intercepciones que podría ser más efectivo contra receptores más rápidos. Su longitud y habilidades le permiten florecer en esa área. Jones prospera como un defensor atlético, y podría ser más eficaz contra receptores más grandes y alas cerradas de élite.

Literalmente, sin eslabones débiles.

Una proyección temprana para la secundaria de los Dolphins podría ver a Jones y Howard patrullando las bandas, Eric Rowe continuando como safety fuerte/especialista contra alas cerradas, Bobby McCain como safety libre, y el prometedor agente libre del 2019, Nik Needham, convirtiéndose en el esquinero de la ranura. Si los Dolphins seleccionan temprano a un safety titular en el draft de la NFL de 2020, McCain podría moverse a su posición natural a la ranura y mudar a Needham a un rol de cuarto esquinero.

De cualquier manera, se espera mucha cobertura personal. La defensa de Flores jugó en personal el 61 por ciento de las oportunidades la temporada pasada, la cuarta cantidad más alta en la NFL. Los Dolphins probablemente la jugarán aún más en 2020 con Jones en el campo y un Howard sano.

"Una de las cosas que realmente me hizo enamorarme del juego nuevamente; uno, cambiando de safety a esquinero, y entonces tener a alguien delante de mí cada jugada. Me encanta. Me encanta competir en cada jugada", dijo Jones. "Incluso si el balón no se lanza a mi lado, estoy bien con eso. Siendo un esquinero largo y fuerte, puedo moverme bastante bien, puedo cambiar de dirección bastante bien. Eso va a augurio si estamos jugando mucho personal”.

Jones lideró la NFL en porcentaje de objetivos en ventanas apretadas al 50 por ciento, según NFL Next Gen Stats. La mitad de sus 60 objetivos fueron en ventanas cerradas. Para ponerlo en perspectiva, la siguiente tasa más alta con un mínimo de 50 objetivos fue del 39 por ciento del esquinero de los Jacksonville Jaguars, Tre Herndon.

Un golpe notable contra Jones es su falta de intercepciones. Jones ha estado 40 partidos sin una y tiene dos en los 79 partidos de carrera en la NFL.

"Es una broma, el hecho de que no he tenido una intercepción en dos años. Es extraño", dijo Jones. "En 2018, una pelota me pegó en la nuca y eso fue un poco penoso. Eso no sucedió en 2019, así que estoy mejorando... Sorprendentemente, si tengo buenas habilidades con el balón, pero necesitan aparecer en los días de juego".

Howard fue el colíder de intercepciones del 2018 con siete, y eso fue antes de tener una pareja de élite junto a él. Está saliendo de una temporada 2019 plagada de lesiones, que terminó después de cinco juegos y requirió una artroscopia en la rodilla izquierda. La NFL también está investigando un cargo por violencia doméstica contra Howard que data a diciembre y que fue abandonada pero que todavía podría conducir a disciplina por parte de la liga.

Los Dolphins esperan una temporada de rebote para Howard junto a un dinámico Jones que les podría dar el mejor dúo de esquineros de la NFL.

Además, la combinación Howard-Jones podría acercarse (¿o superar?) esos días estelares de Madison-Surtain.