Un repaso por la historia de los uniformes de los Tampa Bay Buccaneers

Después de que los Tampa Bay Buccaneers presentaran sus nuevos uniformes para la campaña del 2020, vale la pena repasar los colores y combinaciones que han usado en el pasado.

Los Buccaneers fueron fundados en 1976, como parte de la División Oeste de la Conferencia Americana, donde residieron por una temporada, antes de mudarse a la Central de la Nacional. Sus colores originales incorporaban los colores de las cuatro Universidades principales del estado, naranja para Miami y Florida, y rojo para Florida State y Tampa. La mascota que aparecía sobre el casco fue conocido como "Bucco Bruce", fue diseñado por Lamar Sparkman, dibujante del Tampa Times y Tampa Tribune.

Los Bucs alcanzaron un Juego de Campeonato de la NFC en 1979, sorpresivamente, y aparecieron en playoffs en tres ocasiones en un lapso de cuatro años con este uniforme: en '79, '80 y '82. Fuera de eso, los recuerdos no son agradables con esta combinación. Tampa Bay sumó 18 temporadas perdedoras en los 21 años que jugaron con este uniforme, y en 17 ocasiones acumularon doble dígito de derrotas, incluyendo un 0-14 en su temporada inaugural. Su porcentaje de victorias portando este uniforme fue de apenas .309 (100-223-1).

Estos uniformes se han utilizado recientemente en contadas ocasiones como parte de una imagen retro.

El primer cambio drástico de uniforme llegó en 1997, cuando Tony Dungy fungía como head coach. Sin duda, hablamos de la época más exitosa de la organización. Los colores que se adoptaron fueron el rojo con peltre, una imagen nueva que nunca se había visto en la NFL.

En este periodo, los Bucs sumaron siete apariciones de playoffs, dos viajes al Juego de Campeonato de la NFC y uno al Super Bowl, donde vencieron por 48-21 a los Oakland Raiders en la edición XXXVII.

Hubo solamente siete temporadas perdedoras en este lapso, aunque cuatro de ellas llegaron en un lapso de cinco años bajo el mando de los head coaches Greg Schiano y Raheem Morris. Previamente, Dungy y Jon Gruden habían sufrido, combinados, solamente tres temporadas perdedoras en 12 años con estos colores, todas de Gruden. El porcentaje ganador de los Bucs en este periodo fue de .488 (133-139).

La llegada de Lovie Smith como entrenador en jefe para el 2014 llegó de la mano de otro rediseño. Aunque el color rojo se mantuvo como uno de los colores predominantes, hubo una mayor presencia del color negro y se quedaron los detalles mínimos del naranja del pasado. Además, el color peltre pasó a tomar un tono más tendiente hacia el café. El logo en el casco creció, y se añadió un barco pirata en la manga de los jerseys.

Este uniforme fue muy criticado por los aficionados, particularmente por el estilo de los números, que se asemejaban a los dígitos de los antiguos relojes despertadores. Fans argumentaron que eran difíciles de identificar a la distancia.

Con esta combinación, Tampa Bay jugó seis temporadas, de las cuales solamente en una tuvieron marca ganadora, un 9-7 en el 2016 bajo el mando del head coach Dirk Koetter. Los Bucs jamás disputaron playoffs con el ahora retirado uniforme. La marca del equipo durante este periodo fue de apenas .354 (34-62).

Con la llegada del nuevo quarterback de los Bucs, Tom, Brady, llegó también una nueva imagen a Tampa Bay. Por primera vez, los Bucs utilizarán un jersey "Color Rush" en tono peltre oscuro, para acompañar jerseys rojos y blancos que recuerdan de la era del Super Bowl. Los pantalocillos serán en tono peltre y blanco, y se emplearán calcetas en negro y blanco. El casco retoma el color peltre con careta negra, y el logotipo ha sido reducido con respecto a la versión previa.

"Esta nueva pero familiar imagen es un resultado directo de las valiosas opiniones que hemos recibido de los fanáticos. Nos emociona regresar a nuestros clásicos uniformes de la era del Super Bowl, al tiempo que presentamos un nuevo uniforme 'Color Rush' que muestra nuestro distintivo color peltre de un nuevo modo dramático. El retocado diseño clásico de nuestras combinaciones de local y visitante sirve como puente con nuestro pasado y nuevo futuro, y estamos confiados de que resonará con nuestros fanáticos", dijo el copropietario del club, Ed Glazer, en un comunicado.