Las proyecciones para la temporada del 2020 del Football Power Index de ESPN

play
¿Son los Ravens el equipo a vencer en la Conferencia Americana? (2:20)

Carlos Nava y Pablo Viruega ofrecen sus puntos sde vista sobre el equipo de Baltimore, que al parecer reúne todos los atributos para llegar a la postemporada en la NFL. (2:20)

Los Kansas City Chiefs se mantienen en la cima.

Varios largos meses después de derrotar a los San Francisco 49ers en el Super Bowl LIV, Kansas City entra a la temporada 2020 de la NFL como el mejor equipo de la liga y el favorito para el Super Bowl, según el Football Power Index (FPI) de ESPN.

El FPI es nuestro modelo de predicción para la NFL. Las calificaciones de pretemporada se basan en el total de victorias de cada equipo según Las Vegas; el rendimiento de la temporada pasada en ofensiva, defensiva y equipos especiales; el número de titulares que regresan; cambios en el personal de entrenadores; y quarterbacks titulares y suplentes. FPI produce clasificaciones de equipos y proyecciones de temporada, que develamos por primera vez aquí. Estas son algunas de las mayores conclusiones de nuestras 20,000 simulaciones de la temporada.

Cuatro favoritos, pero luego una sorpresa

Impulsados por lo que FPI considera que es fácilmente la mejor ofensiva del fútbol americano, los Chiefs son mejores por más de un touchdown que los equipos promedio de la NFL, y mejores por más de un punto que el segundo mejor equipo de la liga, los Baltimore Ravens. Esa fuerte calificación llevó a los Chiefs a una probabilidad del 21 por ciento de ganar el Super Bowl, lo que los convierte en el segundo mayor favorito de la pretemporada desde que comenzamos las proyecciones en el 2015, sólo por detrás de los New England Patriots del 2017 (32 por ciento). Los Chiefs también fueron nuestros favoritos de pretemporada la temporada pasada, con un 15 por ciento de probabilidades de ganarlo todo.

Nada de eso es un shock. Después de que el mariscal de campo Patrick Mahomes tuviera otra temporada sólida y llevara a los Chiefs al trofeo Lombardi la temporada pasada, la ofensiva de Kansas City es una apuesta tan segura como puede haber en la NFL. Debido a que la ofensiva es más predecible año con año a comparación de la defensiva, el modelo tiene confianza en que los Chiefs serán uno de los mejores equipos --si no es que el mejor equipo-- de la liga esta temporada.

La previsibilidad de las ofensivas es también la razón por la que los Ravens --y no los 49ers-- son el segundo mejor equipo del FPI en la NFL y el segundo equipo más probable para ganar el Super Bowl (17 por ciento). En pocas palabras, Baltimore tiene una ofensiva mejor que San Francisco. Pero si bien, los Ravens tienen una defensiva muy superior a los Chiefs, no es suficiente para compensar la ventaja de Kansas City en el ataque.

Aunque el FPI cree que los 49ers son el tercer mejor equipo y la mejor franquicia de la NFC, los New Orleans Saints (cuarto en la clasificación FPI) son en realidad el tercer equipo más probable en ganar el Super Bowl con 13 por ciento, con San Francisco llegando al 12 por ciento. ¿Por qué? New Orleans se enfrenta a un calendario un poco más fácil que el de los 49ers, y es un poco más probable que gane la NFC Sur (59 por ciento) a que los Niners ganen la NFC Oeste (53 por ciento). Los Saints son nuestros estrechos favoritos de la NFC en lo que podría ser el último viaje del mariscal de campo Drew Brees.

No es demasiado sorpresivo hasta ahora, ¿verdad? Se espera que esos cuatro equipos sean contendientes después de sus respectivos éxitos la temporada pasada. Y, de hecho, hay una gran caída entre los cuatro equipos con una probabilidad de doble dígito para ganar el Super Bowl LV, y el resto de la manada. Pero cuando miramos hacia abajo en el N° 5 en las calificaciones del FPI y las probabilidades de ganar el Super Bowl, vemos... a los Dallas Cowboys.

Dallas terminó 8-8 la temporada pasada, no pudo llegar a los playoffs y despidió al entrenador Jason Garrett, reemplazándolo con el ex entrenador de los Green Bay Packers, Mike McCarthy. Entonces, ¿por qué el amor por los Cowboys de repente? Bueno, de hecho, el FPI siempre los amó.

A pesar del mediocre récord de .500, los Cowboys terminaron la temporada del 2019 como el séptimo equipo clasificado del FPI. Eso fue alimentado casi exclusivamente por la ofensiva del equipo, que terminó tercera en eficiencia, mientras que la defensiva fue simplemente promedio. Los Cowboys no ganaron lo suficiente, pero eran lo suficientemente buenos.

Como se mencionó, las ofensas son más consistentes año a año. Así que con muchos de los ingredientes clave de vuelta --incluyendo el mariscal de campo Dak Prescott, el receptor Amari Cooper y los linieros ofensivos Tyron Smith, La'el Collins y Zack Martin-- hay todas las razones para ser alcista con la ofensiva de Dallas. Y es una gran razón para ser alcista en general con los Cowboys. McCarthy podría traer un enfoque de más pases, y aunque no está representado en el modelo, apoya la noción aún más. Dallas tiene un 5 por ciento de probabilidad de ganar el Super Bowl y un 48 por ciento de probabilidad de ganar la NFC Este. De hecho, sus posibilidades divisionales podrían haber sido aún más altas, de no ser porque los Philadelphia Eagles se posicionan directamente detrás de Dallas en la clasificación de FPI en el N° 6 general (Philly tiene un 44.7 por ciento de probabilidad de llevarse la NFC Este).

El nuevo equipo de Tom Brady supera al viejo

El ruido alrededor de los Tampa Bay Buccaneers y los Patriots se siente notablemente diferente esta temporada baja. Y, sin embargo, el FPI no ve mucha diferencia entre estos dos equipos. Aunque FPI tiene a Tampa Bay como la mejor de las dos franquicias entrando al 2020, los Bucs y Pats están espalda con espalda en la clasificación del modelo, en los escalones N° 8 y N° 9, respectivamente.

Eso se traduce en una ligera ventaja para los Bucs en términos de probabilidad de llegar a los playoffs. Tampa Bay tiene un 63 por ciento de probabilidad de llegar a la postemporada, mientras que el FPI proyecta un 60 por ciento de probabilidades para New England. En otras palabras, la salida de Brady ha perjudicado la opinión del FPI sobre los Patriots, que terminaron el año pasado cuartos en su ranking, pero el modelo no ha cancelado a Bill Belichick & Cía. por el momento.

¿Qué tal un séptimo anillo para Brady? Tampa Bay tiene un 4 por ciento de probabilidad de ganar el Super Bowl, y los Patriots tienen un 3 por ciento de probabilidad. Aunque los Bucs son contendientes legítimos, estas son las peores proyecciones de pretemporada que un equipo liderado por Brady ha tenido desde que ESPN comenzó a hacerlas en 2015.

¿Los Buffalo Bills son los favoritos de la AFC Este?

Técnicamente, sí. Pero por lo justo.

Así de cerca está el margen: Buffalo tiene un 41.0 por ciento de probabilidad de ganar la división, mientras que los Patriots... 40.9 por ciento. Esta división es un volado por primera vez desde que descubrimos el fuego.

Los Bills ocupan el lugar por detrás de los Patriots en la clasificación de la FPI, pero tienen un horario un poco más fácil. Para sus oponentes no comunes, los Patriots juegan contra los Ravens y Houston Texans, mientras que los Bills juegan contra los Pittsburgh Steelers y Tennessee Titans.

Buffalo es uno de los cuatro favoritos divisionales que no ganaron su división en 2019. Los otros son los Cowboys en la NFC Este (48 por ciento), Indianapolis Colts en la AFC Sur (40 por ciento) y Minnesota Vikings en la NFC Norte (38 por ciento).

Broncos y Colts se enfrentan a calendarios completamente distintos

Un área en la que FPI es particularmente útil es su capacidad para calcular la fortaleza de los calendarios (SOS, por sus siglas en inglés). El SOS se calcula a menudo mediante el registro de victorias y derrotas del año pasado, pero esa es una medida defectuosa. No logra capturar el hecho de que los equipos pueden ser de diferente calidad de lo que su historial sugiere, dado el movimiento de los jugadores en temporada baja y los diversos efectos de la ventaja de juego en casa y diferencial de descanso. A veces, el SOS se calcula comparando los totales de victorias según Las Vegas del oponente de cada equipo, pero esto también es una medida defectuosa. Considera a los oponentes de los Chiefs: sus victorias en Las Vegas impactan los totales en que tienen que jugar contra los Chiefs, un juego más difícil que el promedio. El efecto es que hace que el calendario de los Chiefs parezca más fácil de lo que es.

Aunque el FPI depende en gran medida de los totales de victorias de pretemporada, es engañoso con las clasificaciones de los equipos y, por lo tanto, puede calcular la dificultad de calendario sin tener realmente en cuenta cualquiera de esos problemas. Y dice que los Denver Broncos tienen el calendario más difícil de la liga, mientras que los Colts tienen el más fácil. Los Broncos tienen cinco partidos contra los 10 mejores equipos del FPI: dos contra los Chiefs, uno contra los Bucs, uno fuera de casa contra los Patriots y uno contra los Saints. Los Colts sólo tienen un partido de este tipo, en casa contra los Ravens en la Semana 9.

Un nuevo formato de postemporada

La adición de un séptimo equipo a los playoffs en cada conferencia ha cambiado la estructura de la postemporada. La reacción inicial a la decisión de la liga de aumentar las posibilidades de playoffs fue que hizo que el sembrado N° 1 fuera demasiado poderoso. Pero, ¿es eso cierto? Para probar el efecto del séptimo sembrado, simulamos las temporadas 2017, 2018, 2019 y 2020 basándonos en las clasificaciones de pretemporada con el antiguo formato de seis equipos y el nuevo formato de siete equipos. Lo que encontramos fue algo sorprendente.

Las posibilidades del sembrado N° 1 de llegar al Super Bowl cambiaron por una cantidad insignificante del formato antiguo al nuevo. El sembrado N° 2, como era de esperarse, vio caer significativamente sus posibilidades --casi 11 puntos porcentuales-- dado que tiene que jugar un juego extra. Pero entonces, curiosamente, el sembrado N° 3 se hizo más propenso a alcanzar el Super Bowl (por 3 puntos porcentuales), al igual que el N° 4 (por 2 por ciento), el N° 5 (por 1 por ciento) y el sexto en la siembra (alrededor del 0.5 por ciento). El nuevo sembrado N° 7 tiene un 4 por ciento de probabilidad de llegar al Super Bowl.

Pero para ser justos, esas simulaciones se basaron en los equipos actuales en cada una de estas temporadas. Así que podría verse afectado por la gama de fortalezas del equipo en esas temporadas. Para probar más, ejecutamos simulaciones adicionales en dos escenarios adicionales: uno en el que cada sembrado tenía un nivel establecido de fortaleza de equipo, y otro en el que todos los sembrados tenían la misma fortaleza de equipo (antes de la ventaja de juego en casa). Pero el mismo patrón surgió, aunque el primer sembrado se hizo un poco más propenso a llegar al Super Bowl bajo un formato de siete equipos, y el sexto sembrado se hizo un poco menos probable para llegar el gran juego.

¿Qué está pasando aquí? Aunque el primero sembrado tiene una posición relativamente mucho mejor que el segundo sembrado, su camino hacia el Super Bowl sigue siendo el mismo. Con el nuevo formato de playoffs, los mayores cambios son que tiene el potencial de enfrentarse a un N° 7 en la Ronda Divisional, y que es menos probable que se enfrente al N° 2 en el Campeonato de Conferencia. Pero, basado en nuestras simulaciones, esto equivale a una ventaja insignificante o pequeña.

La probabilidad aumentada de que el tercer sembrado llegue al Super Bowl es interesante, pero explicable. Pase lo que pase, el tercero en la siembra termina en un mejor escenario en la Ronda Divisional de lo que lo hacía antes. O se enfrenta a un segundo sembrado que ya no tiene la ventaja de descanso, o se enfrenta a un oponente menor y obtiene ventaja en el juego en casa. Hay una historia similar para los sembrados N° 4 y N° 5, ya que cada uno también es menos propenso a jugar contra el primer sembrado de lo que era antes, sólo que en menor medida porque no se les garantiza una mejor posición de la que habrían tenido antes.

Así que, en resumen: el primero en la siembra tiene muchas más probabilidades que cualquier otro equipo de llegar al Super Bowl, pero sus probabilidades reales apenas han aumentado con respecto al sistema anterior. En cambio, el aumento de las probabilidades de las siembras inferiores --especialmente del N° 3 y del nuevo N° 7-- llegan a expensas del segundo sembrado.

El suertudo N° 7

Hablando de esos nuevos séptimos sembrados, ¿quién predice el FPI que lo serán en el 2020? Ningún equipo tiene mayores probabilidades de ganar un séptimo puesto en la siembra que los Cleveland Browns, que tienen un 10 por ciento de probabilidades de que aterricen precisamente en ese espacio. Los Steelers, los Seattle Seahawks y Los Angeles Rams, todos también en el rango de probabilidad del 10 por ciento, están en estrecha sucesión después de Cleveland. Un tercio de las veces en nuestras simulaciones, el séptimo sembrado vino de una división con otro equipo de comodín.

Un séptimo equipo de playoffs en la conferencia también abre la posibilidad de que los cuatro equipos de una división puedan llegar a la postemporada. Y en el 2 por ciento de nuestras simulaciones, eso realmente sucedió. Por mucho, la división más probable para que eso suceda es la NFC Oeste, que logró el resultado en 214 de 20,000 simulaciones. La AFC Norte y el AFC Oeste están empatadas como las siguientes divisiones más probables para lograrlo, y el NFC Este es la menos propensa a hacerlo.

¿Trevor Lawrence tiene como destino Jacksonville?

Los Jacksonville Jaguars están tirando los dados con Gardner Minshew II bajo centro, y el FPI no está optimista al respecto. ¿La ventaja de Jacksonville? Es el equipo más probable para conseguir la selección N° 1 en el draft de la NFL del 2021, con una probabilidad del 23 por ciento. Los Washington Redskins, que acaban de seleccionar al N° 2 en abril, son los siguientes más altos con una posibilidad con el 13 por ciento.

Pero incluso si los Jags no aterrizan en la mejor selección, hay una muy buena posibilidad de que todavía aterricen una selección alta. Hay 85 por ciento de probabilidades de que Jacksonville, que está proyectado por FPI para ganar 4.9 partidos, la marca más baja de la liga esta temporada, esté en el Top-10 del draft del próximo año.

Por supuesto, tampoco hay garantía de que el mariscal de campo de Clemson, Trevor Lawrence, sea la selección N° 1. Hace doce meses asumimos que Tua Tagovailoa de Alabama sería la primera selección en el draft del 2020. Y 12 meses antes de eso, asumimos que Sam Darnold de USC, se iría primero en la clase del 2018. ¡El tiempo lo dirá!

Así queda la clasificación completa de la temporada del 2020, de acuerdo al Football Power Index de ESPN: