Baker Mayfield asegura que trabajará duro en el campo y mantendrá su actitud tranquila

play
Myles Garrett sorprendió a todos con la altura de su salto vertical (0:20)

El jugador de los Browns hizo un llamado en redes sociales a Baker Mayfield a darle una oportunidad en el ataque. (0:20)

Baker Mayfield no hizo alarde ni presumió en su primera sesión con los medios del receso de temporada. El regularmente presuntuoso quarterback de los Cleveland Browns no habló mal de nadie ni criticó a ningún rival, tampoco.

En lugar de eso y después de un complicado segundo año en la NFL, Mayfield dijo que ha adoptado una actitud diferente de cara a la temporada 2020.

Para ser específico, una actitud más tranquila.

“Sólo es tiempo de trabajar, hacer lo nuestro en vez de hablar de eso”, dijo Mayfield en una videoconferencia organizada por el equipo. “Esta es mi primera sesión con los medios, sólo porque no hay necesidad de hablar de eso.

“Es hora de ir y hacerlo”, agregó.

Mayfield no fue un pasador tranquilo en sus primeras dos temporadas en la liga.

Una sólida y bulliciosa primera temporada, que incluyó mirar fijamente a Hue Jackson al pasar frente a él luego de que el coach fue despedido por los Browns y encontró trabajo con los rivales Cincinnati Bengals, catapultó a Mayfield a convertirse en uno de los jugadores más populares de la NFL, más tangiblemente de acuerdo a la venta de jerseys.

Sin embargo, el año pasado, todas las fanfarronerías le explotaron en el rostro a Mayfield, quien fue segundo en la liga con 21 intercepciones y se convirtió en blanco de críticas de jugadores rivales y comentaristas.

Como resultado, Mayfield estuvo involucrado en una serie de disputas con jugadores como Richard Sherman, esquinero de los San Francisco 49ers, el receptor Antonio Brown y el analista de ESPN y ex entrenador en jefe de la NFL Rex Ryan.

En una portada de la revista GQ publicada durante la pretemporada, Mayfield también llamó la atención cuando dijo a la publicación ”me sorprende” que los New York Giants reclutaran a Daniel Jones con la sexta selección global ante el mediocre récord del quarterback en Duke.

El miércoles, Mayfield dijo que trabaja en volver a sus raíces y dejar que su desempeño sea el que hable por él.

“Ahora, se trata de moverse en silencio, lo que está bien para mí”, dijo Mayfield, quien ha rechazado varias solicitudes de entrevista en el actual receso de temporada, de acuerdo a una fuente cercana. “Así solía hacerlo antes de llegar a un escenario más grande. Vuelvo a los fundamentos en los que puedo conseguir las metas cuando llegue la temporada”.

Mantenerse tranquilo este receso de temporada no significa que Mayfield no esté ocupado.

Con la contratación que hicieron los Browns del ex coordinador ofensivo de los Minnesota Vikings, Kevin Stefanski, como nuevo entrenador en jefe, Mayfield tendrá su cuarto coach diferente desde que llegó a la NFL.

Mientras aprende el nuevo sistema, Mayfield dijo que ha visto videos de la ofensiva de los Vikings en 2019 y considera que puede mejorar su eficiencia en los esquemas de Stefanski con varios alas cerradas y cargados de jugadas de engaño de carrera.

“Todo se ajusta muy bien. Estar en control, usar el ataque terrestre, sólo ser eficiente”, dijo Mayfield. “El año pasado no fue un gran año por las pérdidas de balón, pero siempre me he enorgullecido de no entregar el balón. Dónde tomamos oportunidades, debemos tomar decisiones inteligentes. No hay nada malo con sufrir una intercepción de vez en cuando. En cuanto a los esquemas, cómo (Stefanski) los entrena. Va a ser un ajuste grandioso”.

Con el receso de pretemporada virtual ordenado por la NFL por el coronavirus, hace dos semanas, Mayfield invitó a nueve de sus compañeros a su casa en Austin, Texas, para entrenar. Aún en recuperación por cirugías en los últimos meses, los receptores titulares Odell Beckham Jr. y Jarvis Landry no pudieron hacer el viaje, pero el ala cerrada Austin Hooper, una de las contrataciones más importantes en la agencia libre de los Browns, y el nuevo quarterback suplente Case Keenum estuvieron entre los asistentes.

“Es bueno para todos hablar en la misma terminología y sólo convivir durante todo esto. Tuvimos oportunidad de salir y lanzar un poco. Se sintió muy bien estar con ellos”, señaló Mayfield.

El pasador admitió que su tercera temporada, tras la cual será elegible para una extensión de contrato, será importante, especialmente tras haber batallado ocasionalmente en 2019, pero indicó que no agregará presión en sí mismo para probar su valía.

“No hay necesidad de eso, porque si gano, buenas cosas pasarán”, dijo Mayfield. “Buenas cosas pasarán a nuestro equipo y los jugadores a mi alrededor y eso es lo más importante.

“Si juego mejor, a nuestro equipo le irá mejor”, concluyó Mayfield.