Secundaria de Chargers espera que nombres equivalgan a producción

Derwin James se perdió los primeros 11 encuentros del 2019 por una lesión en el pie. USA TODAY Sports

La defensiva secundaria de Los Angeles Chargers luce cargada con el ganador del Super Bowl, Chris Harris Jr.; los All-Pro, Derwin James y Desmond King; y el seleccionado al Pro Bowl, Casey Hayward Jr.

Aunque todavía no han jugado un down juntos, este grupo de backs defensivos ya es considerado entre los más peligrosos de la NFL para la temporada 2020.

Sin embargo, James, un safety de tercer año, advirtió contra la sobreexcitación.

"Siento que todo está simplemente en papel", dijo James. "Se ve bien, pero tenemos que salir y actuar".

Un profesional de décimo año que pasó las últimas nueve temporadas con los Denver Broncos, antes de firmar un contrato de dos años y 17 millones como agente libre con los Chargers, Harris está seguro del potencial del grupo.

"Tenemos muchos jugadores que tienen mucho talento", dijo el esquinero All-Pro, que ganó un anillo en el Super Bowl 50. "Ahora sólo tenemos que poner el trabajo".

Cómo estas piezas --junto con el esquinero Michael Davis, y los safeties Rayshawn Jenkins y Nasir Adderley-- encajarán, sigue siendo un misterio después de que los equipos se vieron obligados a renunciar a su programa rutinario de temporada baja por reuniones virtuales debido a la pandemia de coronavirus.

No se han asignado oficialmente las posiciones y el entrenador en jefe de los Chargers, Anthony Lynn, no espera que los titulares sean nombrados hasta el campamento de entrenamiento.

Después de una temporada de 5-11, Lynn señaló un área específica que contribuyó al año decepcionante: entregas de balón. Los Chargers cometieron demasiadas a la ofensiva con 31, ocupado el puesto N° 29 en la NFL, y no crearon las suficientes en defensa.

"No vas a ganar juegos así", dijo Lynn. "Eso es bastante simple".

Los Chargers ocuparon el último lugar en la liga la temporada pasada con 14 robos de balón. Interceptaron 11 pases (N° 22), forzaron seis balones sueltos, la cantidad más baja de la liga y sólo recuperaron tres de ellos (N° 32).

No hay ciencia exacta para crear intercambios de balón, según el coordinador defensivo Gus Bradley, quien dijo que los intercambios tienden a fluctuar temporada a temporada. Caso perfecto: en 2017, los Chargers crearon 27 intercambios, ocupando el sexto lugar, y forzaron 20 en 2018, ocupando el puesto N° 16.

Sin embargo, Bradley está seguro de que los Chargers pueden ayudar a su margen de entregas aplicando más presión a los quarterbacks. La temporada pasada, los Bolts tuvieron una tasa de victorias en el 45.4 por ciento presionando en situaciones de pase, ocupando el puesto N° 11 en la liga, según métricas de ESPN impulsadas por NFL Next Gen Stats, pero se quedaron en el puesto N° 28 en capturas con 30.

"Si afectas al mariscal de campo, te da una mejor oportunidad de conseguir más intercambios de balón", dijo Bradley. "Así que ese es el desafío para nosotros, es al frente como defensa completa". Los Chargers tendrán de vuelta a los alas defensivas Joey Bosa y Melvin Ingram III, y además sumaron al tackle veterano Linval Joseph con un contrato de dos años y 17 millones de dólares como agente libre. Pero el foco sigue en su secundaria abarrotada de estrellas.

Bradley no es ajeno a las secundarias que impactan. Como coordinador defensivo de los Seattle Seahawks, Bradley ayudó a moldear la 'Legion del Boom', que contó con Richard Sherman, Kam Chancellor y Earl Thomas. El coordinador veterano no se detuvo a comparar la secundaria de estos Chargers a aquella, pero dijo que hay algunas similitudes.

"Grupo altamente espirituoso, personalidades fuertes, altamente competitivo", dijo Bradley, describiendo sus preferencias en una secundaria. "Y estoy viendo un montón de rasgos; lo que tenemos en el extremo posterior ahora con este grupo, por lo que esa parte es muy, muy similar". Harris llega a Los Angeles con una energía renovada y un montón de ganas de probarse después de dejar a los Broncos.

"Estoy emocionado", dijo Harris, quien se reúne con el ex entrenador de backs defensivos de los Broncos, Ron Milus. "Estoy emocionado por los entrenadores, me siento muy cómodo y tengo hambre, así que no he terminado".

Con 20 intercepciones en su carrera, Harris dijo que puede jugar por fuera o por dentro. King, un profesional de cuarto año que jugó como níquel la temporada pasada, podría estar audicionando para varios papeles después de una fuerte temporada baja.

"Dicen que ha sido increíble en las reuniones", dijo Bradley. "Así que tal vez un tipo como Desmond puede dar ese siguiente paso y podemos poner más en su plato en cuanto a jugar diferentes posiciones también".

Se espera que James, quien estuvo en la banca por 11 partidos la temporada pasada debido a una lesión en el pie, también se mueva en varias posiciones en el 2020.

"Me siento cómodo como linebacker, cómodo por dentro, hombre cómodo en todas partes en ese campo", dijo James, un safety fuerte que consiguió ser All-Pro como novato en 2018. "Así que realmente no me importa."

Jenkins jugó como safety libre la temporada pasada, pero podría haber algunos cambios para él este año, también. El comodín en la secundaria podría ser Adderley, quien fue seleccionado en la segunda ronda el año pasado, pero pasó la mayor parte de su temporada de novato en la reserva de lesionados.

"Es un buen atleta", dijo Lynn. "Yo no apostaría contra el joven".

Los jugadores han expresado confianza en su capacidad para entender y dominar múltiples posiciones durante las reuniones virtuales. Pero cada uno es consciente de que tomará tiempo para ajustarse cuando regresen al campo.

Para Bradley, su potencial y versatilidad son prometedores, pero preferiría verlo desarrollarse en el campo pronto.

"Esa es la parte que creo que estoy extrañando más sobre las actividades organizadas del equipo, simplemente ver cómo coincidimos", dijo Bradley. "¿Tenemos la flexibilidad de mover a algunos chicos y dónde podemos ponerlos? Esa es la parte que creo que es un poco frustrante en este momento, pero hasta ese momento estaremos haciendo todo en el aula... ahí es donde los estamos desafiando ahora, para ver si pueden entenderlo mentalmente, pero estamos procediendo como si pudiéramos mover a los chicos".