Bill Cowher revela que padeció coronavirus junto con su esposa

Bill Cowher se dijo aliviado por la postergación de su ceremonia de enaltecimiento al Salón de la Fama. Getty Images

El ex head coach de los Pittsburgh Steelers, y elegido al Salón de la Fama, Bill Cowher, reveló que su nombre puede ser añadido a la lista de figuras del deporte que han batallado contra el coronavirus.

Cowher dijo a The Athletic que él y su esposa, la cantante Veronica Stigeler --conocida por el nombre artístico de Queen V-- no se sometieron a pruebas por el virus cuando se vieron afectados por síntomas en marzo, pero sí arrojaron positivo por anticuerpos un mes más tarde.

La pareja se percató en primera instancia de que algo andaba mal cuando perdieron la sensación del olfato y gusto tras regresar de un viaje de Honolulu, un cambio de último minuto de un viaje planeado para visitar a la hija de Cowher, Lindsay, y su yerno, Ryan Kelly, en Tokyo. Kelly, un ex jugador de la NBA, estaba jugando en la Liga B de Japón cuando la liga suspendió competencia a inicios de marzo.

En el viaje de regreso, pasaron por el Newark Liberty International Airport y fueron a cenar en New York City antes de que los restaurantes comenzaran a cerrar. Después de eso, Cowher dijo a The Athletic, él y su esposa comenzaron a experimentar lo que eventualmente serían síntomas inequívocos de coronavirus. Además de la pérdida del olfato y gusto, ambos sufrieron de articulaciones temblorosas. Cowher padeció una fiebre leve, y su esposa tuvo tos seca.

"Pienso que me dio en New York y todos los viajes, gente llegando al aeropuerto de Newark al mismo tiempo", dijo Cowher a The Athletic. "Es cuando llegó el virus de Europa y no había cierres. Estuvimos en New York ese fin de semana, también en algunos restaurantes. ¿Quién lo sabe? Hubo gente en Honolulu llegando de China, y en Newark estaban llegando de Europa".

Cowher y su esposa se han recuperado del virus.

Un miembro de la Clase del 2020 del Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional, Cowher estaba por ser enaltecido el mes entrante en Canton, junto a los safeties de los Steelers, Troy Polamalu y Donnie Shell, un elegido de la Clase del Centenario, pero esas ceremonias y celebraciones han sido demoradas por un año.

"En realidad estoy un poco aliviado", dijo Cowher a The Athletic respecto a la demora en la celebración. "Por mucho que desees ser reflexivo y hablar de la gente que fue instrumental en tu vida, ahora no es el momento, no solo por el COVID sino con los temas de justicia social Son tiempos muy transparentes, y es tan fluido. El Salón de la Fama necesita ser reflexivo. Me alegro de que seguirá siendo Dallas y Pittsburgh jugando [el año entrante], lo que es grandioso. Pienso que ahora, es simplemente difícil pensar en algo para celebrar cuando el país está en el estado en el que se encuentra".