Coaches enfrentan un reto con menos partidos en la pretemporada

La cantidad reducida de partidos de pretemporada, luego de una temporada baja sin entrenamientos en el campo, genera más desafíos para los entrenadores en jefe que son nuevos en el cargo, jugadores que cambiaron de equipo y los novatos.

La NFL recortó el calendario de pretemporada a la mitad y postergó el comienzo de los juegos de exhibición para permitir que los clubes tengan más tiempo para entrenar debido a que la pandemia de coronavirus forzó la cancelación de actividades organizadas por los equipos y los minicampamentos.

De momento no se ha realizado un anuncio oficial de la longitud exacta de la pretemporada. Los jugadores siguen considerando pedir aún menos partidos de exhibición.

"Estén listos para uno o cero partidos de pretemporada. No serán dos", tuiteó el miércoles el pateador de los Denver Broncos, Brandon McManus.

Los equipos se vieron obligados a realizar todos sus programas de temporada baja a través de videoconferencias, por lo que los cinco entrenadores nuevos de la liga no han tenido la oportunidad de ver cómo los jugadores se adaptarán a su sistema en el terreno de juego.

"Estás acostumbrado a contar con 60 días para llevar a cabo el trabajo y todos en nuestra liga probablemente tendrán poco más de 30 días, así que realmente me estoy enfocando en aprovechar al máximo el tiempo y la duración de las reuniones y en las cosas más importantes que tenemos que hacer cuando volvamos a estar juntos", declaró Mike McCarthy, el nuevo entrenador en jefe de los Dallas Cowboys, a finales de mayo hablando sobre la necesidad de hacer una temporada baja virtual. "Tener lo desconocido ahí afuera causa más trabajo en el lado de la preparación".

Por lo menos McCarthy y el coach de los Washington Redskins, Ron Rivera, han estado al mando de equipos de la NFL con anterioridad. Joe Judge, de los New York Giants; Kevin Stefanksi, de los Cleveland Browns y Matt Rhule, de los Carolina Panthers, son entrenadores en jefe novatos en la NFL.

"No he visto correr a los jugadores y no sé la condición en la que están", sentenció Rhule. "Pero es por eso por lo que construyes una plantilla llena de muchachos en los que puedes confiar, así que sabes que están trabajando muy duro por su cuenta propia y se mantienen en forma para que cuando nos volvamos a reunir, con suerte todas las enseñanzas que hemos hecho puedan combinarse con la parte física".

Los Panthers son uno de varios equipos con un nuevo mariscal de campo titular que no tuvo la oportunidad de trabajar con sus nuevos compañeros en sesiones de entrenamiento.

Algunos, como Tom Brady de los Tampa Bay Buccaneers, realizaron sus propias sesiones de lanzamiento incluso después de que la Asociación de Jugadores de la NFL aconsejó a los jugadores no practicar en grupo, por el riesgo de contagio.