Vikings apuntan a dar el siguiente paso apostando a la continuidad ofensiva

play
Vikings hallarán la forma de llegar en la mejor forma al kickoff según Mike Zimmer (1:27)

El coach de los Vikings explicó cómo trabajarán rumbo a la temporada tras la publicación de su calendario. (1:27)

Se mantendrá la mayor parte del personal ofensivo de los Vikings en la busca por llegar más lejos en esta campaña de la NFL

MINNEAPOLIS -- ¿Luce mejor ahora la ofensiva de los Minnesota Vikings? ¿Está peor? ¿O es lo mismo?

Esas son las preguntas que enfrentan los Vikings después de que se hicieron de una victoria sobre los New Orleans Saints en la Ronda de Comodines de la NFC, que a su vez ayudó a que el club extendiera el contrato de Kirk Cousins con Minnesota hasta la temporada del 2022.

La temática de la ofensiva de los Vikings en el 2020 es la siguiente: la mayoría del personal permanece igual, lo mismo que el sistema que emplean. La continuidad ha sido la palabra clave del receso de temporada, y pese a deshacerse por la vía del canje de uno de los mejores receptores abiertos de la NFL, los Vikings creen que el personal con que cuentan y las decisiones que tomaron durante el draft pueden ayudarlos a dar un paso más en la postemporada.

Así que, a punto del inicio de los campamentos de entrenamiento, es momento de mirar la plantilla ofensiva de los Vikings para determinar si, con base en varios cambios, han mejorado durante el receso de campaña.

Receptores abiertos

Adiciones: Justin Jefferson (draft), Tajae Sharpe (agente libre), KJ Osborn (draft), Quartney Davis (agente libre no reclutado), Dan Chisena (agente libre no reclutado)
Sustracciones: Stefon Diggs, Laquon Treadwell
Regresan: Adam Thielen, Bisi Johnson, Chad Beebe, Alexander Hollins, Dillon Mitchell, Davion Davis

¿Mejor, peor o lo mismo? Peor

La pérdida de Diggs se sentirá en esta temporada. Su reemplazo, Jefferson, exhibió habilidades récord desde la ranura para LSU y fue un recluta de primera ronda. La calificación dada al grupo de receptores de los Vikings no es una crítica hacia Jefferson o alguien más en la plantilla. Uno no "mejora" mágicamente cuando se pierde a un talento de élite como Diggs, sin importar a quien se seleccione en el draft para reemplazarlo. Jefferson fue parte de una ofensiva estilo NFL bajo Joe Brady en LSU, y posee un árbol de rutas definido. Los Vikings se dependerán mucho de ese conjunto de habilidades luego de deshacer a la mejor dupla de receptores abiertos de la NFL.

Saliendo de una temporada marcada por una lesión en el tendón de la corva, Thielen verá su número de oportunidades elevarse al tiempo que sucederá lo mismo con la atención que recibirá de los defensivos. Hasta que Jefferson sea considerado una amenaza legítima para los equipos rivales, Thielen deberá lidiar con la atención adicional sui desea producir la tercera campaña de 1,000 yardas en su carrera.

Tipos como Johnson, quien parece ser el mejor candidato para quedarse con puesto de tercero en el orden, Sharpe, Beebe y el novato de quinta ronda, Osborn, tendrán la oportunidad de completar la plantilla y ocupar roles que permitan a los Vikings alinear en más formaciones de tres abiertos. Minnesota parece contar con más opciones en la ranura que legítimos receptores abiertos de perímetro, que puede ser justo lo que necesita Cousins para sentirse más cómodo lanzando por el medio del campo.

Corredores

Adiciones: Jake Bargas (fullback; agente libre no reclutado)
Sustracciones: Nadie
Regresan: Dalvin Cook, Alexander Mattison, Ameer Abdullah, Mike Boone, Tony Brooks-James, C.J. Ham (fullback)

¿Mejor, peor o lo mismo? Lo mismo

Minnesota está comprometido a correr el ovoide, ya sea poniéndose en manos de Cook o de alguien más.

Cook es el punto focal de la ofensiva, y aparece en muchas áreas. El índice de pasador de Cousins en jugadas de pase con engaño de carrera es de 141.4 cuando Cook está sobre el campo, y de 112.0 cuando no lo está. Es corredor de cuarto año ranqueó segundo detrás de Christian McCaffrey en yardas desde la línea de golpeo por partido (118.1) en el 2019 y lideró a la NFL con 11.3 yardas después de la recepción por atrapada, de acuerdo a ESPN Stats & Info.

Si Cook se mantiene alejado del equipo, los Vikings entregarán la responsabilidad a Mattison, Abdullah y Boone. Mientras que Cook promedió 4.5 yardas por acarreo la temporada pasada, los otros tres corredores promediaron 4.9. Mattison, Boone y Abdullah también promediaron más yardas antes del contacto por acarreo, y más yardas después del contacto por acarreo.

Sin Cook, los Vikings no fueron tan explosivos en el juego terrestre, pero ciertamente pueden cumplir con el trabajo. El coordinador ofensivo Gary Kubiak ha encontrado el éxito con un montón de corredores desconocidos a lo largo de su carrera, pero el elemento que Cook aporta a la ofensiva sin duda sería echado de menos.

Alas cerradas

Adiciones: Nakia Griffin-Stewart (agente libre no reclutado)
Sustracciones: David Morgan
Regresan: Kyle Rudolph, Irv Smith Jr., Tyler Conklin, Brandon Dillon

¿Mejor, peor o lo mismo? Lo mismo

Los Vikings necesitarán pedir más de su grupo de alas cerradas en el juego aéreo, ahora que Diggs no está en plantilla. Allí es donde entra Smith.

El recluta de segunda vuelta mostró que podía lidiar con lo que se exigió de él como novato en el 2019, que comenzó como un rol de bloqueador, convirtiéndose en una pieza importante del juego aéreo para el fin de año (36 recepciones, 311 yardas y dos touchdowns). Rudolph, un veterano de 10 temporadas, lideró a los Vikings en yardas por recepción para alas cerradas todos los años excepto el 2019, y eso tuvo que ver con la llegada de Smith.

Pocos equipos pueden ejecutar tanto con personal 12 y 22 (dos alas cerradas sobre el campo) como los Vikings. Smith presenta mayor potencial como receptor que Rudolph en este punto de su carrera, motivo por el cual su empleo como 'F-tight end' debe elevarse en el 2020. A menudo, el tercer receptor en las ofensivas de Kubiak eran de hecho alas cerradas. Ese es un rol que Smith podría ocupar desde el inicio del 2020.

“Pienso que hay gran, gran potencial aquí”, dijo Kubiak. “Amo a Irv como chico y como competidor. Realmente disfruta llegar a trabajar todos los días, y se ha beneficiado de estar junto a 'Rudy' [Kyle Rudolph] todos los días, observando a un profesional demostrado trabajar. Así que pienso que hay más allí, e Irv nos lo va a brindar, y debo asegurarme de ponerlo en posición para hacerlo”.

Rudolph es una amenaza importante de zona roja, donde llegaron sus seis touchdowns del 2019, por lo que podríamos ver que sus oportunidades se mantengan consistentes dentro de la yarda 20. Es un fuerte bloqueador, también, algo crítico para el éxito de la ofensiva.

Línea ofensiva

Adiciones: Ezra Cleveland (draft), Blake Brandel (draft), Kyle Hinton (draft), Brady Aiello (agente libre no reclutado), Jake Lacina (agente libre no reclutado), Tyler Higby (agente libre no reclutado)
Sustracciones: Josh Kline
Regresan: Riley Reiff, Pat Elflein, Garrett Bradbury, Dakota Dozier, Brian O’Neill, Rashod Hill, Dru Samia, Aviante Collins, Oli Udoh, Brett Jones

¿Mejor, peor o lo mismo? Mejor

Escúchenme, primero.

Lo decimos casi todos los años cuando se trata de la línea ofensiva de los Vikings. En algunas instancias, se esperaba que nuevos jugadores y ajustes en las posiciones mejoraran a una unidad que ranqueó N° 22nd en la tasa de éxito de bloqueo de pases de ESPN (la habilidad de sostener un bloqueo por al menos 2.5 segundos) con un 54 por ciento a lo largo de las últimas tres campañas combinadas. Más recientemente, se pensó que el esquema de bloqueos por zona de Kubiak era la solución para exaltar las fortalezas de la unidad.

Bueno, para esta temporada, Minnesota contará con la combinación de nuevos jugadores --particularmente Cleveland, quien podría convertirse en un tackle izquierdo franquicia--, otro año en el mismo esquema de bloqueos por zona, y la meta de mejorar el interior de la línea gracias a una “competencia abierta” en ambas posiciones de guardia. De acuerdo al gerente general Rick Spielman, esto resultará en cambios significativos entre los cinco titulares.

Samia y Udoh deberán “alcanzar al resto”, de acuerdo a Kubiak, pero ambos tienen la oportunidad de contar con roles importantes después de que sus campañas de novato fueron aprovechadas para aprender la ofensiva. Los 32 apresuramientos permitidos por Elflein en el 2019 fueron la novena mayor cantidad para cualquier guardia, de acuerdo a Pro Football Focus, así que ex centro de los Vikings convertido a guardia izquierdo enfrenta la mayor competencia entre los linieros por su empleo, el cual podría ser para cualquiera de los mencionados, Dozier, Collins y hasta Reiff.

Sin un programa de temporada baja, es demasiado temprano para asegurar que Cleveland estará listo para jugar como tackle izquierdo en el 2020. Si lo está, Reiff podría pasar al interior como guardia izquierdo, una movida que solidificaría este año de la línea. Las dos posiciones que no están a debate son el centro (Bradbury) y tackle derecho (O’Neill). Hay mucho trabajo por delante en las tres posiciones restantes antes de que Minnesota pueda confiadamente determinar a sus cinco titulares, pero el compromiso de mejorar el interior es necesario y debe ayudar a resolver algunos de los problemas en protección de pase que se han suscitado en los años recientes.

Quarterbacks

Adiciones: Nate Stanley (draft)
Sustracciones: Nadie
Regresan: Kirk Cousins, Sean Mannion, Jake Browning

¿Mejor, peor o lo mismo? Lo mismo

La razón por la que se emplea la palabra “continuidad” para describir las metas de Minnesota se centra en Cousins. Por primera vez en su carrera como titular, Cousins no debió pasar el receso de campaña aprendiendo un sistema nuevo. Kubiak no mandó las jugadas en el 2019, pero fue su esquema el que empleó el ex coordinador ofensivo Kevin Stefanski. Dado que Cousins fue capaz de ganar el primer partido de playoffs de su carrera en esta ofensiva, ¿quién dice que no podrá hacerlo de nuevo e ir un paso más allá en el 2020?

Esa es la pregunta que Minnesota desea responder. Los Vikings son uno de los equipos que más emplea pases con engaño de carrera en la NFL. Hace un año, casi el 32 por ciento de las 481 jugadas de pase para Cousins fueron con engaño de carrera, lo que resultó en que completara 102 de 142 pases (porcentaje de pases completos de 71.8) para 1,373 yardas y 14 touchdowns, para liderar a la NFL. Su índice de pasador de 129.2 en envíos con engaño de carrera fue el mejor de la liga, y sus 9.7 yardas per intento en esas oportunidades lo colocaron tercero.

Tanto del éxito de los Vikings y Cousins la temporada pasada se basó en pases con engaño de carrera y el esquema de carreras por zona al exterior. No importa lo que suceda con Cook, o si Minnesota recurre a Mattison, esas dos cosas se mantendrán en esta ofensiva gracias al modo en que se traduce en éxito para la posición de quarterback.

La única área donde Cousins es criticado, justa e injustamente, es el modo en que se desempeña bajo presión. Kubiak puede modificar los puntos de lanzamiento de Cousins, y hacerlo rolar para evitar la presión para encontrar al receptor abierto campo abajo, pero incorporar un mayor juego de pases pantalla (44 por ciento de los pases de Cousins fueron convertidos a primeros intentos, la mayor tasa para cualquier quarterback) es uno de los modos en que los Vikings pueden orquestar oportunidades para que Cousins se deshaga más rápidamente del ovoide. Mejor bloqueo en situaciones de pase de parte del interior de la línea también ayudará.