Si las burbujas funcionan para otros deportes, ¿por qué la NFL decidió en contra de una?

A diferencia de la MLS y NBA, la NFL confió en protocolos contra el coronavirus que no incluyen burbuja

Mientras la NFL estaba ultimando sus planes para la temporada del 2020 en medio de la pandemia de coronavirus el mes pasado, el epidemiólogo Zachary Binney abogaba a favor de una estrategia severa a cualquiera que le escuchara. La liga, dijo Binney, necesitaría 32 "burbujas de mercado" independientes para mantener a su personal esencial saludable durante los picos de COVID-19 del otoño e invierno.

La Asociación de Jugadores de la NFL y la NFL hicieron una elección diferente, por supuesto. Y hasta ahora, su decisión de dar a los jugadores y entrenadores acceso a las comunidades locales ha desarrollado un nuevo escrutinio después de que el equipo de béisbol, los Miami Marlins, experimentaron un gran brote en el equipo a menos de una semana de comenzada la temporada MLB.

El oficial médico de la NFL, Allen Sills, dijo el lunes que el plan de la liga equivale a una "burbuja virtual de fútbol americano", pero su estructura esencial --reglas estrictas durante la estancia en las instalaciones del equipo y los estadios, con pautas contra el comportamiento de alto riesgo cuando estén en la comunidad-- hace que las defensas de la NFL sean fundamentalmente similares a las que ya se han desglosado en el béisbol.

"Si eres de la NFL y estás viendo lo que pasó con los Marlins", dijo Binney, "tienes que esperar que algo como esto te pase, a menos que seas capaz de cambiar de rumbo, volver a entrar a las negociaciones [con la Asociación de Jugadores de la NFL] y negociar algo como esa burbuja del mercado interno".

Un cambio tan dramático, justo cuando los jugadores se reportan al campamento de entrenamiento, parece poco probable. Binney reconoció que "sería increíblemente difícil", y durante una entrevista con ESPN, Sills evitó respuestas directas a múltiples preguntas sobre la posibilidad de un concepto de burbuja en esta etapa. Mientras decía que "todas las opciones permanecen sobre la mesa", Sills enfatizó que el plan actual de la NFL está orientado a identificar las infecciones a tiempo para prevenir la propagación en lugar de tratar de sellar el virus por completo.

De hecho, una burbuja de mercado requeriría que cada equipo albergara a cientos de empleados --jugadores, entrenadores, funcionarios médicos y otros empleados-- todo el día, todos los días durante al menos cinco meses. También requeriría una planificación intrincada para acomodar a los oficiales de juego, muchos de los cuales tienen otros trabajos durante la semana, y otros que son esenciales para viajar y jugar en estadios de todo el país. En teoría, una burbuja de mercado impediría que todos entraran en contacto con el virus. En la práctica, la liga y sus jugadores finalmente decidieron que era a la vez indeseable y poco realista en la estructura de una temporada de 16 partidos.

"Todas las ideas estaban sobre la mesa para la discusión", dijo Sills, "y creo que aterrizamos en el lugar donde todos se sentían más cómodos en términos de la seguridad equilibrada con los aspectos pragmáticos".

Los primeros indicadores de la NBA, la WNBA y el balompié profesional indican que las burbujas funcionan. La experiencia de los Marlins ha expuesto los defectos de cualquier cosa menor a eso. ¿Puede la NFL evitar el mismo defecto esencial y superar el campamento de entrenamiento, sin mencionar una temporada de 16 partidos y una postemporada completa, sin un brote importante? Binney, profesor asistente de teoría cuantitativa y métodos del Oxford College de la Universidad Emory, tiene sus dudas.

"Tengo un enorme respeto por el Dr. Sills y todo el trabajo que él y todos sus colegas de la liga han puesto en tratar de llegar al mejor plan que pueden bajo las circunstancias", dijo Binney. "Pero dicho esto, si vas a llamar al plan de la NFL una 'burbuja virtual de fútbol americano', entonces tienes que llamar al plan de MLB una 'burbuja virtual de béisbol'. [La NFL] tendría que esperar que los [Miami] Dolphins van a experimentar un resultado diferente al de los Marlins, pero pienso, creo que va a ser más difícil para los Dolphins debido a la gran cantidad de personas que van a tener que comportarse y no participar en conductas de riesgo, así como el contacto cercano adicional en el fútbol americano que no existe en el béisbol".

La NFL ha enviado a los equipos cientos de páginas de memos con instrucciones para adaptar sus instalaciones de equipo, limitar las reuniones presenciales e incluso quitar los cabezales de ducha para asegurar el distanciamiento social en el baño de ducha. Se requiere que los jugadores produzcan tres pruebas negativas COVID-19 durante cuatro días antes de poner un pie en las instalaciones del equipo para el campamento de entrenamiento, y luego los someterá a pruebas diarias durante al menos dos semanas. Cuando los jugadores abandonen las instalaciones, se regirán por reglas --reforzadas por multas o posiblemente suspensiones-- que prohíben actividades como visitar clubes nocturnos con más de 15 personas o unirse a un servicio religioso al que asiste más del 25 por ciento de la capacidad del lugar.

Esas reglas constituyen la definición de la NFL de una "burbuja virtual de fútbol americano" porque, dijo Sills, "todos en nuestro entorno de equipo comparten el mismo riesgo [y] la misma responsabilidad entre sí".

Pero incluso si casi todos siguen las pautas, dijo Binney, sólo se necesitarían algunos errores para poner a todo un equipo en riesgo.

"Creo que se puede pensar en ello como una defensiva de la NFL", dijo. "Si tienes nueve chicos apegándose al programa y dos tipos por ahí independientes, la ofensiva opositora no va a tener dificultades anotando un touchdown. Creo que esa analogía se lleva aplica. Realmente necesitas a todos en la misma página y jalando en la misma dirección".

En ausencia de una burbuja sellada, la NFL y la NFLPA trabajaron para asegurar los resultados de las pruebas dentro de 24 horas desde BioReference Laboratories, la misma firma de pruebas utilizada por la NBA y la WNBA. También instalaron un programa de rastreo de contactos basado en tecnología para ayudar en los siguientes pasos después de un resultado positivo de la prueba. Su grupo operativo conjunto de coronavirus contrató a Kinexon, una compañía que produce dispositivos de rastreo, para un orden para toda la liga de dispositivos de grabación de proximidad que miden con precisión el distanciamiento físico, según la directora de información de la NFL, Michelle McKenna.

Todos los empleados del equipo, y algunos miembros de los medios de comunicación, deberán usar los dispositivos mientras estén en el perímetro de las instalaciones del equipo. Los datos de proximidad se cargarán en IQVIA, una empresa que administra toda la información de salud y seguridad de la NFL, y se puede acceder en cuestión de minutos después de una prueba positiva por parte del oficial de control de infecciones (ICO) de cada equipo.

Usando los datos, el ICO puede identificar a cualquier persona que estuvo dentro del rango de 6 pies de la persona infectada durante al menos 15 minutos durante las 48 horas anteriores. La política pide que el equipo "notifique a esas personas su posible exposición y la probable necesidad de cuarentena o aislamiento a la espera de los resultados de las pruebas", pero a la ICO se le da cierto margen de maniobra para excluir a las personas que estaban, por ejemplo, a 6 pies de la otra, pero en lados opuestos de una pared.

Los dispositivos también están equipados para dar a las personas una advertencia de audio o video de que están a menos de 6 pies de alguien, proporcionando una educación en tiempo real sobre el adecuado distanciamiento social y físico. Los equipos recibirán informes de datos que pueden ayudar a identificar los puntos problemáticos en sus instalaciones donde las personas se congregan constantemente.

"Esto de una manera se convierte en un dispositivo de retroalimentación de distancia social también", dijo Sills. "Esta retroalimentación podría ser aún más importante que el rastreo de contactos porque nos da la oportunidad de hacer algo proactivamente que tal vez reduce nuestras posibilidades de infección".

Sin embargo, los dispositivos se quitarán cuando el usuario abandone las instalaciones del equipo. Y por partes de cada día este verano, otoño e invierno, se contará con los empleados del equipo para evitar un virus que está corriendo desenfrenado a través de partes de los Estados Unidos. Para que la NFL funcione durante los próximos cinco meses, todo su ecosistema tendrá que comportarse de manera muy diferente que el país en general.

El plan probablemente habría sido suficiente si la tasa de infección fuera menor en todo el país, dijo Binney. Sills ha dicho que la NFL espera dar un ejemplo al país sobre cómo "mitigar el riesgo y coexistir con este virus". Sin una burbuja, por poco realista que sea, Binney dijo que esos esfuerzos podrían resultar inútiles.

"No estoy diciendo que sería fácil", dijo. "Sería increíblemente difícil. Pero esta es la posición en la que la respuesta de nuestro país al virus nos ha puesto. No tenía que ser así, o así de difícil o tan peligroso, pero lo es. Y no hay nada que puedas hacer sobre esa realidad, desafortunadamente".