¿Qué requiere cada equipo de la NFC Este para considerar al 2020 un año exitoso?

play
Washington empieza a borrar las marcas de su pasado (1:02)

El equipo de la capital estadounidense subió un video retiradon su antiguo logo. (1:02)

Los cuatro equipos de la NFC Este entrarán a la temporada del 2020 con objetivos muy diferentes que determinarán su éxito en el año

Conforme los campamentos de entrenamiento de la NFL comienzan a lucir más "normales", con los jugadores saltando al campo con sus equipos por primera ocasión equipados el viernes 17 de agosto próximo, parece existir una sensación natural de optimismo alrededor de cada franquicia.

Incluso con el pensamiento positivo de que cada equipo está invicto en este momento de la campaña, la NFC Este parece ser una carrera entre dos equipos, entre los Philadelphia Eagles y Dallas Cowboys. Esas franquicias han ganado la división en seis de los últimos siete años, y deben seguir por el mismo camino durante el 2020. Los New York Giants y el Washington Football Team tienen nuevos entrenadores en jefe y están en un punto diferente cuando se trata de la construcción de plantillas en comparación a sus rivales divisionales.

Con eso en mente, los reporteros de la Nación NFL para la NFC Este, John Keim (Washington), Jordan Raanan (Giants), Tim McManus (Eagles) y Todd Archer (Cowboys) take a look at what would constitute a successful 2020 season for each team.


Dallas Cowboys

Simple: meterse a los playoffs. Han pasado campañas previas de los Cowboys que tenían una etiqueta de "Super Bowl o nda", pero considerando que el nuevo head coach Mike McCarthy no contó con una temporada baja tradicional para implementar a totalidad su programa, las expectativas deben ser mesuradas. El currículo de McCarthy es mejor que el de cualquier otro de los head coaches nuevos en la NFL este año. Fue a los playoffs nueve veces con los Green Bay Packers, al Juego de Campeonato de Conferencia cuatro veces y conquistó un Super Bowl. Los Cowboys no han disputado un Juego de Conferencia de la NFC ni llegado a un Super Bowl desde 1995.

Existe talento, especialmente a la ofensiva con el quarterback Dak Prescott, corredor Ezekiel Elliott, receptores abiertos Amari Cooper, Michael Gallup y CeeDee Lamb, y liniero ofensivo Tyron Smith y Zack Martin. Existen interrogantes a la defensiva --la presión sobre los pasadores y la habilidad de robar el ovoide-- pero los Cowboys podrían ser capaces de cubrir algunas de esas deficiencias con una ofensiva prolífica.

Los Cowboys contaban con talento similar a la ofensiva y preguntas a la defensiva hace un año, y se quedaron fuera de los playoffs, lo que desencadenó la contratación de McCarthy. Aunque algunos podrían estar pensando en el Super Bowl, simplemente meterse a la postemporada es una expectativa apropiada. -- Archer


New York Giants

Los Giants están en medio de una reconstrucción, incluso si no es así como le quieren llamar, y es efectivamente el segundo año de la misma, pero ahora con un nuevo head coach.

El entrenador Joe Judge dejó en claro desde su llegada que se trataba de un proceso, así que el éxito de los Giants no será dictado solamente por victorias y derrotas, o meterse en los playoffs. Si los Giants se van 7-9 u 8-8, y el pasador de segundo año, Daniel Jones, muestra progreso, sería un paso significativo en la dirección correcta. Si la defensiva pasara de ser una de las peores de la liga a una de media tabla, será un avance bienvenido, también.

Sobre el papel en la NFC Este, están los Cowboys e Eagles en un nivel. Los Giants y Washington caen muy por detrás de esos dos, al menos desde el punto de vista de talento. Todo lo que requieren los Giants para que la campaña del 2020 sea exitosa es ser competitivos en los partidos. Tienen la peor marca de cualquier equipo en la NFL a lo largo de las últimas tres temporadas (12-36) y no han vencido a los Cowboys o Eagles desde finales de la campaña del 2016. La vara no está particularmente alta; los Giants solamente necesitan mostrar progreso en una temporada impredecible y sin precedentes del 2020. -- Raanan


Philadelphia Eagles

Los Eagles sienten que tienen una plantilla muy mejorada respecto a la que mandaron al campo durante una derrota de Ronda de Comodines ante los Seattle Seahawks en enero. El receptor abierto DeSean Jackson está sano, Darius Slay fue incorporado a la secundaria, mejoraron el frente defensivo con la firma de Javon Hargrave, y gastaron buena parte de su draft de capital en receptores abiertos veloces, liderados por el recluta de primera ronda del 2020, Jalen Reagor. Los Eagles esperan que la continuidad los lleve el resto del camino al tiempo que la división da la bienvenida a tres nuevos head coaches en las circunstancias más inusuales.

Hay suficientes interrogantes alrededor del equipo como para resistirse a las predicciones más optimistas: ¿Está listo Andre Dillard para asumir como tackle izquierdo? ¿Pueden llenar los huecos dejados por el safety Malcolm Jenkins y el guardia Brandon Brooks? ¿Pueden generar una presión constante sobre los quarterbacks por la orilla?

Mantener a raya a los Cowboys para asegurar un tercer título divisional en cuatro años sería otro logro para la carrera del head coach Doug Pederson. Pero la temporada no será un éxito a menos que el quarterback Carson Wentz obtenga su primera victoria de playoffs. Su debut de postemporada fue abreviado gracias a una conmoción la temporada pasada, y se perdió los playoffs en los dos años previo por lesión. Necesita finalizar la campaña del 2020 bajo sus propios términos, y al menos, con una victoria de playoffs a su nombre. -- McManus


Washington

Este equipo probará ser un éxito en el 2020 si el quarterback Dwayne Haskins Jr. muestra desarrollo y la defensiva prueba señales de convertirse en una unidad de primera línea, liderada por el ala defensiva novato Chase Young. Hay otros factores, también, que podrían determinar una temporada exitosa: lo bien que se desempeñe la ofensiva, por ejemplo.

Pero esta temporada no se tratará tanto del récord de victorias y derrotas, como sí se tratará de cómo progresa el equipo bajo el entrenador en jefe de primer año, Ron Rivera. No están armados como para pensar en éxito instantáneo, no en un año en el que no hubo prácticas de temporada baja y el verano quedó recortado sin partidos de pretemporada. Washington entiende que un inicio lento puede ser inevitable, pero también que un cierre fuerte será necesario.

Si Haskins logra establecerse, este equipo puede tachar un elemento de su lista de pendientes. En caso contrario, Washington podría estar buscando otro quarterback en la primavera próxima. Y si la defensiva, liderada por su línea, responde, entonces el equipo sabrá que cuenta con un núcleo joven para los siguientes años. -- Keim