Dan Snyder, dueño del equipo de Washington, acusa a ex empleada de recibir dinero para difamarlo

play
Ron Rivera busca revolucionar la cultura de Washington a todos niveles (1:31)

El coach afirmó que los cambios de mentalidad deben reflejarse en el emparrillado y la oficina para ser exitosos. (1:31)

Dan Snyder, dueño del Washington Football Team, acusó a una ex empleada molesta de ayudar a financiar una campaña en su contra que resultó en notas difamatorios, de acuerdo a una denuncia en la Corte Federal de Distrito.

Snyder aseguró que Mary-Ellen Blair, quien trabajó para el equipo de 2013 a 2017 como asistente ejecutiva en la directiva, tomó dinero para ayudar a propagar información dañina sobre él. La denuncia también señala que Blair “ofreció directamente o aludió la disponibilidad de sobornos a empleados actuales del equipo” con la esperanza de animar a otros a dar falsos testimonios.

El viernes pasado, Snyder había presentado un caso de difamación contra Media Entertainment Arts WorldWide, compañía basada en la India, por lo que, dijo, sería incluido en una nota próxima a publicarse en el diario Washington Post, que en semanas anteriores publicó detalles de acusaciones de acoso sexual de cinco ex empleados del Washington Football Team. El Post no reportó que Snyder estuviera involucrado de alguna otra forma más que como dueño del equipo.

Sin embargo, antes de publicarse esa historia, el sitio de noticias meaww.com reportó que Snyder estaba presuntamente involucrado en una red de tráfico sexual que lo ligó a Jeffrey Epstein, el financiador que falleció en la cárcel tras ser acusado de haber traficado con mujeres menores de edad.

Snyder busca $10 millones en daños de la compañía de medios. Para fortalecer su caso, Snyder tiene como blanco a Blair, quien fue despedida tras ser degradada y dejar a la franquicia en malos términos, de acuerdo a la denuncia. Además, Snyder pidió acceso a documentos en poder de Blair, incluidos registros confidenciales del equipo.

La denuncia también dice que Blair comenzó a ponerse en contacto con empleados actuales y pasados a finales de la primavera de 2020 para pedir información que pudiera dañar a Snyder.

De acuerdo a la denuncia, Blair actuó en la dirección y con el apoyo económico de los mismos individuos que “contrataron y dirigieron” MEAWW para publicar sus artículos difamatorios sobre Snyder. Nirnay Chowdharry, fundador de MEAWW, negó al diario New York Times que su compañía haya recibido dinero a cambio de escribir historias.

“El Sr. Snyder no se quedará de brazos cruzados mientras estos criminales, por sus propias razones maliciosas, buscan manchar su buen nombre con mentiras escandalosas”, dijo en un comunicado Joe Tacopina, uno de los abogados de Snyder. “En ese sentido, vamos agresivamente tras Mary Ellen Blair, una molesta ex empleada que claramente está en la bolsa de otro esquema ilícito y cómplice para difamar al Sr. Snyder, para asegurar que todo el peso de la ley caiga sobre todos los responsables de estos actos atroces”.

“La denuncia legal de hoy (lunes) de Dan Snyder en la que pide documentos de la ex empleada Mary Ellen Blair presenta numerosas falsedades, las cuales tienen la clara intención de humillar e intimidarla”, dijo por su lado Lisa Banks, abogada de Blair, cuando se le pidió un comentario sobre el tema. “De forma importante, la Srita. Blair nunca se comunicó ni dio información al sitio de internet de MEA WorldWide o a nadie relacionado con la demanda del Sr. Snyder en la India.

“Esta denuncia es un intento obvio e inapropiado para intentar silenciar a la Srita. Blair y a otros que quizá deseen comunicar a organizaciones legítimas de noticias la cultura de sexismo, acoso y abuso que ha existido en los más altos niveles del Washington Football Team por décadas. Intimidar y menospreciar sin fundamento a ex empleados que dan información verídica sobre su experiencia con Dan Snyder y su organización no hará nada para reparar la reputación por la que, según él asegura en su denuncia, se preocupa tanto”, agregó la abogada.

La denuncia señala que Blair usó información personal de contacto confidencial que ella “admitió que robó” para buscar información negativa de empleados y otros afiliados al equipo sobre Snyder.

La denuncia también indica que Blair le dijo a un empleado del Washingto Football Team que la nota en el Washington Post “no sería buena para Dan”, al aludir que ésta hablaría de su uso de drogas. También dice que Blair dijo a un empleado personal y de varios años de Snyder que varios accionistas del equipo ya no querían relacionarse en negocios con él y que esas conversaciones con Blair fueron grabadas.

Varios reportes han señalado que los dueños minoritarios Fred Smith, Bob Rothman y Dwight Schar quieren vender sus acciones, las cuales, de forma combinada, representan el 40 por ciento de la propiedad de la franquicia.

Snyder también indica en la denuncia que Blair tiene un “benefactor económico” que le ha ayudado con su renta. Blair vive en lo que la denuncia describe como un departamento de lujo propiedad de Comstock. La hija de Schar, Tracy, está en la junta directiva de Comstock y trabaja como vicepresidente senior de mercadotecnia en Comstock Holding Companies.

De acuerdo al New York Times, el consejo directivo de Comstock incluye a dos personas más que trabajaron para Red Zone Capital, ´propiedad de Snyder y Dwight Schar.

En 2010, Snyder demandó a Washington City Paper luego deque un artículo detalló lo que se consideraban sus varios errores como dueño. La demanda fue retirada más tarde.