Matthew Stafford "contento" de que su falso positivo por COVID ayude a mejorar protocolos de la NFL

El falso positivo de Matthew Stafford, quarterback de los Lions, condujo a cambios en el sistema de pruebas por COVID en la NFL

El quarterback de los Detroit Lions, Matthew Stafford, dijo estar "contento" de haber sido diagnosticado con un falso positivo por COVID-19 porque podría ayudar a otros a evitar una situación similar en el futuro.

Stafford aterrizó en la lista de reservas/COVID-19 el 1° de agosto, y luego fue retirado tres días más tarde con lo que fue determinado como un falso positivo. Stafford había arrojado negativo dos veces antes de su positivo, y luego negativo en al menos tres ocasiones en los días siguientes.

"Sé que todos intentan hacer lo mejor posible. Estoy contento de que me haya sucedido en este punto, y la liga intenta cambiar y cerciorarse de que no suceda de nuevo", explicó Stafford. "Pero estoy seguro de que habrá otro problema en el camino más adelante, que tendremos que resolver cuando lleguemos. Así ha sido por los últimos seis meses; todos lo hemos estado viviendo. Ya sea que seamos una liga intentando someter a exámenes a miles de jugadores, o simplemente tratando de salir a comprar víveres.

"Así que entendemos que las cosas van a cambiar y vamos a tener que adaptarnos, pero estoy contento de que se resolvió. Contento de que ya pasó, y simplemente feliz de estar en las instalaciones con los chicos, recuperando un poco de normalidad tratándose del fútbol americano".

La liga está alterando su protocolo de pruebas menos de una semana después del falso positivo de Stafford. Si una persona asintomática arroja positivo, esa persona ahora puede someterse a dos pruebas adicionales en las siguientes 24 horas, y si ambas regresan negativas, la persona puede reanudar actividades normales.

Stafford dijo que hubo "algo de temor" inicialmente cuando recibió su prueba positiva, pero que era asintomático, aunque sabe que muchas personas que han arrojado positivo siendo asintomáticos. Dijo que fue "una cosa un poco atemorizante".

"Todos se sometieron a las pruebas y resultó, ustedes saben; obviamente te sientes mucho mejor por ello", señaló Stafford. "No es decir, le puede suceder a cualquiera. Eres tan cuidadoso como deseas serlo, y a veces sucede.

"Así que, simplemente contento en este punto, todos hasta donde sé, mi familia y yo estamos sanos".

Stafford dijo que él y su esposa, Kelly, planean enviar a sus hijos a la escuela este año si es una opción, porque "Kelly desea que interactúen con otros chicos".

Dijo que vio a su hermana y a la hermana de Kelly con sus hijos aprendiendo a través de procesos virtuales en la primavera, y pudo apreciar lo difícil que podría ser para las familias. El falso positivo por COVID-19 y una hija recién nacida en casa no alteraron los pensamientos de Stafford respecto a declinar participar en la temporada. Tuvo una conversación con Kelly (a quien le removieron un tumor cerebral en abril del 2019) y su familia, pero dijo que nunca lo consideró realmente.

"Nunca le di importancia seria", admitió Stafford. "Quiero jugar fútbol americano. Quiero estar allá afuera. Tengo una esposa que me apoya y una familia que sabe que amo hacer lo que hago y que es importante para mí, así que estaban a bordo conmigo".

Stafford regresa de una lesión de espalda que terminó con su temporada, costándole los últimos ocho partidos de la campaña del 2019. Antes de la lesión, tiró para 2,499 yardas, 19 touchdowns y cinco intercepciones.