Todos los juegos de la Semana 2 en la NFL, al momento

play
Chiefs y Ravens han puesto la mesa para un mano a mano espectacular (1:03)

Sergio Dipp analiza las victorias de Kansas City y Baltimore en la Semana 2, previo a su choque de la siguiente semana. (1:03)

En medio de una cascada de lesiones notables, se celebra la segunda semana de temporada regular de la NFL

En una segunda jornada de temporada regular donde, desafortunadamente, las lesiones se llevaron los reflectores, varios partidos arrojaron resultados sorpresivos.

Jimmy Garoppolo, Nick Bosa, Solomon Thomas, Raheem Mostert, Breshad Perriman, Saquon Barkley, Drew Lock, Cam Akers, Anthony Barr, Parris Campbell, Malik Hooker, Takkarist McKinley, Kaleb McGary y Ricardo Allen, fueron solamente algunos de los nombres más notables que jugaron, pero no pudieron terminar sus duelos de la segunda jornada... y eso que solo estamos hablando de los partidos de la primera tanda.

Kansas City Chiefs en Los Angeles Chargers

Los Chiefs sufrieron bastante ante unos Chargers liderados por el quarterback novato Justin Herbert, particularmente al inicio de partido. La ofensiva de Patrick Mahomes tardó en entrar en ritmo, y a lo mejor pudiera decirse que nunca lo encontró realmente, a pesar de una victoria de tiempo adicional por 23-20. Falta mucho para que se defina la siembra de postemporada en la AFC, pero ahora no hay nada más importante que sumar triunfos, aunque no sean lindos. Ojo con los problemas de línea ofensiva de Kansas City, si no se solucionan a tiempo.

Baltimore Ravens en Houston Texans

Nadie tuvo un inicio de temporada más complicado que Houston, enfrentando al equipo campeón del año pasado en la Semana 1, y al mejor equipo de la temporada regular pasada en la Semana 2. Los Texans llevan una marca de 0-2 que, quizás, no refleja el nivel de talento del equipo, pero no lo sabremos hasta que se facilite un poco su calendario. Por otro lado, Baltimore ganó con bastante holgura por segunda semana consecutiva, por 33-16, y levanta la mano para considerarse como el mejor equipo de la liga en el arranque de esta temporada del 2020.

Washington en Arizona Cardinals

Solamente un equipo se apareció para jugar en la casa de los Cards, los locales, con Kyler Murray anotando dos veces por tierra y una vez por aire, y el equipo de Washington descontando prácticamente ya en tiempo basura. Terry McLaurin anotó una vez para los visitantes, que cayeron después de una victoria sorpresiva en la Semana 1. Por el otro lado, DeAndre Hopkins anotó en la solitaria anotación aérea de Murray en la victoria por 30-15.

New York Giants en Chicago Bears

Las bajas llegaron rápido para los Giants. No solamente perdieron los neoyorquinos a su mejor arma ofensiva en Barkley, por un problema de rodilla, sino también se quedaron sin el receptor abierto Sterling Shepard, por una lesión en el pie. Mitchell Trubisky comenzó el partido de manera... decente, pero no pudo mantener ese nivel, y unos Giants que debieron haber quedado liquidados relativamente rápido se mantuvieron con vida, con un Daniel Jones que tampoco jugó inspirado, hasta la recta final, cayendo por 17-13.

Atlanta Falcons en Dallas Cowboys

Las entregas de balón fueron la temática en el inicio del partido, con Dallas regalando inmejorable posición de campo en un racimo de balones sueltos en al primer cuarto. No obstante, Atlanta se conformó demasiadas veces con goles de campo, y a pesar de que la defensiva de los Cowboys sufrió constantemente ante la ofensiva de los Falcons, tuvieron suficiente nivel como para acercarse en la segunda mitad. Gran susto se llevaron los Cowboys --un club muy golpeado por lesiones a lo largo de la línea ofensiva y grupo de linebackers-- cuando Dak Prescott debió salir para ser examinado en la tienda médica, dando paso brevemente a Andy Dalton. Al final, volvió Prescott y anotó por tierra en su primera jugada de regreso. El segundo de dos engaños de patada de despeje fallidos de Dallas en el juego parecía haber sentenciado a los Cowboys, pero al final, los Falcons regalaron un ártido en la bolsa, con Dallas ganando el partido más importante en la breve estadía de Mike McCarthy en el rancho, por 40-39.

Detroit Lions en Green Bay Packers

Un partido de un solo lado, sin que fuera necesario una actuación extremadamente brillante por los de casa. Aaron Rodgers y los Packers dominaron de principio a fin a Detroit, y probablemente hemos llegado al momento de preguntarnos si Matt Patricia será el primer head coach despedido durante la temporada regular. Aaron Jones destrozó a los Lions por tierra e, increíblemente, Adrian Peterson fue lo mejor por la vía terrestre para unos Lions sin brújula. Green Bay ganó 42-21, pero la distancia entre ambos clubes fue mayor a tres touchdowns sobre el campo de jeugo.

Jacksonville Jaguars en Tennessee Titans

Tiroteo sureño en Nashville, con los quarterbacks Ryan Tannehill y Gardner Minshew II combinándose para siete pases de anotación. Por otro lado, se extrañó mucho a las defensivas aéreas. Eso sí, hay que apuntar que los Jags limitaron a Derrick Henry a apenas 3.4 yardas por acarreo en la tarde, muy por debajo de lo que consiguió al otro lado del campo James Robinson para Jacksonville. Tennessee escapó con una cerrada victoria de 33-30 que habla bien de los Jaguars como equipo sorpresa en el año, pero que subraya algunas de las carencias defensivas de los Titans.

Minnesota Vikings en Indianapolis Colts

Kirk Cousins salió al juego con un humor generoso, tirando tres intercepciones ante los Colts y, básicamente, sentenciando las posibilidades de Minnesota. Los Vikings abandonaron rápidamente su juego terrestre, mientras que Indianapolis obtuvo del novato Jonathan Taylor su primer juego de al menos 100 yardas terrestres, además de un touchdown, en la victoria por paliza de 28-11. Los Vikes se hundieron, con ello, a una preocupante marca de 0-2 en el año.

Buffalo Bills en Miami Dolphins

Un partido que sufrió una interrupción a causa de una tormenta eléctrica, los Dolphins se volvieron a recargar por tierra en Myles Gaskin durante buena parte del partido. después de presumirnos mucho la dupla Matt Breida-Jordan Howard. Howard anotó por tierra hacia la recta final, después de que se reanudara el partido, y Miami se acercó peligrosamente a poder dar una de las campanadas de la jornada, pero prevalecieron los Bills en un apretado duelo divisional, por 31-28, en un juego que debe dejar algunas dudas sobre si Buffalo está listo para asumir el protagnosimo que se espera de ellos.

San Francisco 49ers en New York Jets

Ningún equipo sufrió más por lesiones durante el juego que los Niners, quienes vieron abandonar el encuentro a Bosa, Garoppolo, Mostert y Thomas muy rápidamente. Por los Jets, quienes iniciaron el juego sin Le'Veon Bell, también salió para no regresar el receptor abierto Perriman. Afortunadamente para los visitantes, pudieron mantener bajo control el juego con Nick Mullens en los controles, después de que Garoppolo se mostrara visiblemente incómodo sobre el campo durante algún tiempo, rengueando visiblemente. Adam Gase recibió un voto de confianza en la semana por parte del CEO del equipo, Christopher Johnson, pero después de una exhibición como la de hoy ante los Niners, cuesta trabajo pensar que mantendrá su puesto por mucho más tiempo después de una derrota tan humillante como el 31-13 de hoy.

Los Angeles Rams en Philadelphia Eagles

Por segunda semana consecutiva, Carson Wentz tuvo un desempeño para el olvido, muy, muy lejos de aquel pasador del que se hablaba un nivel de Jugador Más Valioso de la liga en el 2017. Jared Goff se entendió con el ala cerrada Tyler Higbee para tres conexiones de touchdown en el partido, y los Rams mantuvieron su paso invicto en virtud de una victoria de 37-19 a pesar de que perdieron al corredor novato Akers por lesión en el duelo. Los Eagles, se han convertido en las grandes decepciones de inicio de temporada.

Denver Broncos en Pittsburgh Steelers

Otro de los juegos que parecía estar en control, los Steelers vieron cómo Jeff Driskel --sustituto de Lock-- acercó a Denver en la segunda mitad para, al menos, poner un poco más interesante un partido que, sobre el papel, no debería haber sido tan competitivo. La defensiva de Pittsburgh tardó un poco en encontrar ritmo, y no mostró el mismo nivel del pasado lunes por la noche, ante un equipo severamente limitado. Al ataque, también se esperaba que los Steelers explotaran de mejor manera las ausencias de Von Miller y A.J. Bouye, pero tampoco fue el caso. Lo más importante, es la victoria, por marcador de 26-21.

Carolina Panthers en Tampa Bay Buccaneers

Los Bucs parecían en firme control del partido después de ponerse arriba por 21-0 momentáneamente, pero Carolina se encendió en el tercer periodo y recortó la ventaja a un touchdown. Teddy Bridgewater se mostró bastante incómodo en la primera mitad, y tiró dos intercepciones en el duelo, además de sufrir un balón suelto perdido. Tampa Bay tampoco fue del todo brillante, con Tom Brady sumando una intercepción a las dos de la semana pasada, y un ataque terrestre absolutamente romo por la mayor parte de la tarde, hasta la escapada de Leonard Fournette que abrió la distancia defintivamente. Los Buccaneers se llevaron un triunfo de 31-17, pero no hemos visto esa ofensiva explosiva que fue la gran promesa de temporada baja.