Drew Brees delata declive en su nivel durante la derrota de los Saints

¿Acaso estamos ante el ocaso acelerado de una súper estrella?

Drew Brees parecía de su edad, y el resto del equipo hizo lo mismo cuando los New Orleans Saints quebraron en Las Vegas el lunes por la noche.

Drew Brees, de 41 años, tuvo su segunda actuación deslucida consecutiva en la derrota de los Saints por 34-24 ante Las Vegas Raiders, completando 26 de 38 pases para 312 yardas, un pase de anotación y su primera intercepción de la temporada.

Drew Brees promedia 4.82 yardas aéreas en sus pases en lo que va de la temporada, según ESPN Stats & Info. Ese es su nivel más bajo en dos juegos como miembro de los Saints, y es el más bajo para cualquier QB en dos juegos desde Brett Favre en 2009.

Pero no fue el único culpable de una fea derrota que puso un serio freno al papel de los Saints como uno de los principales contendientes al Super Bowl. Su ofensiva no generó mucho mientras el receptor estrella Michael Thomas quedó fuera del juego por una lesión en el tobillo. Su defensa no detuvo al ala cerrada de los Raiders Darren Waller (12 recepciones, 103 yardas) en toda la noche. Y el equipo tuvo 10 sanciones para 129 yardas el lunes por la noche, incluidas dos costosas por interferencia de pase y tres faltas personales de la defensiva.

“No creo que sea una película realmente agradable de ver, también para algunos de nuestros jugadores estrella”, dijo el entrenador Sean Payton, quien señaló la batalla de la ofensiva, la defensiva y los entrenadores incluidos. Ahora los Saints 1-1 tendrán que intentar recuperar su ritmo en una semana corta cuando reciban a los Green Bay Packers (2-0) en el Sunday Night Football la próxima semana.

Desglose del QB: Fueron susurros la semana pasada, pero se convirtieron en gritos en las redes sociales bajo el foco del Monday Night Football. ¿Estamos viendo el comienzo de un fuerte declive en la vigésima temporada de Brees en la NFL, a la Payton Manning en su último año con Denver?

El jurado aún delibera sobre eso después de un tamaño de muestra pequeño. Recuerden, Brees tampoco lanzó mucho la pelota en los últimos dos años, y aun así encontró la manera de publicar los dos índices de pasador más altos de su carrera y los dos porcentajes de pases completos más altos en la historia de la NFL.

Pero Brees apenas lanza en el campo. Y lo que es más perturbador es que también está mostrando una inexactitud inusual en tiros cortos o intermedios.

Brees lució bien durante todo el campamento de entrenamiento después de trabajar con el entrenador de mariscales de campo, Tom House, durante mucho tiempo para agregar fuerza a sus lances profundos. Pero estará bajo el microscopio, con las defensas reduciendo el campo sobre él, hasta que demuestre lo contrario.

El hoyo más grande en el plan de juego: el profundo de los Saints, Malcolm Jenkins, estuvo un paso atrás durante la mayor parte del lunes por la noche. Y mientras nos metemos con los jugadores mayores, el receptor recién fichado de los Saints, Emmanuel Sanders, tampoco encuentra ritmo con su nuevo equipo. Atrapó solo un pase para 18 yardas en tres objetivos con una caída y una penalización.

Lo positivo: al menos Alvin Kamara se ve saludable. El corredor proporcionó la única chispa real del equipo con 13 acarreos para 95 yardas y dos anotaciones. Ya ha pagado grandes dividendos con cuatro TD en las primeras dos semanas después de firmar una extensión de contrato por cinco años el día antes del comienzo de la temporada.