Cinco al alza y cinco a la baja; el ranking de quarterbacks de la Semana 2

La Semana 2 de la temporada regular incluyó desempeños para destacar de los cuatro quarterbacks de la NFC Este, pero solo uno de ellos en términos positivos

Desde el inicio de la temporada, parecía claro que la competencia por la corona de la NFC Este se determinaría por los quarterbacks, con dos equipos favorecidos --sobre el papel-- sobre los otros dos gracias a la experiencia de sus pasadores. Sucede que las cosas no han seguido el libreto en ese sector.

Por otro lado, y apenas en los inicios de la temporada, con un largo camino por delante, ya existe un claro favorito sobre el resto para llevarse el premio de Jugador Más Valioso. Claro, falta demasiado para hablar de garantías, pero todo indica que la carrera será entrenida.

Para la Semana 2, estos son nuestros elegidos --en orden alfabético-- como los mejores y los peores quarterbacks de la jornada:

Cinco quarterbacks al alza

Josh Allen, Buffalo Bills

Quienes me han seguido saben que no soy el más fiel creyente de Allen como quarterback, pero en la Semana 2 de la temporada regular, demostró ser justamente eso en la remontada de último cuarto para superar a los Miami Dolphins en un juego divisional. Allen se fue con 6 completos de 8 intentos para 145 yardas y dos pases de touchdown solamente en los últimos 10 minutos, aproximadamente, del encuentro, para terminar con una línea estadística de 24 de 35 completos para 417 yardas con cuatro pases anotadores sin intercepciones, un desempeño récord para la franquicia de los Bills. Me encantó Allen sacó el partido con el brazo, sin recurrir demasiado a las piernas. ¿Por qué? Bueno, siempre estaré a favor de un quarterback capaz de hacerte daño por las dos vías, pero hasta ahora, en la carrera de Allen, prácticamente todo lo bueno había llegado por tierra, hasta este domingo. El 147.0 de Allen fue el índice de pasador más alto, y su Total QBR de 93.7 fue el tercero mejor de la Semana 2.


Jared Goff, Los Angeles Rams

Los receptores abiertos Cooper Kupp y Robert Woods se encontraron repentinamente con las carteras engrosadas después de recibir extensiones de contrato en la semana, y Goff los puso a trabajar. El pasador de los Rams logró el segundo mejor Total QBR de la jornada, un 95.9, y el tercer índice de pasador más alto, un 142.1; completando 20 de 27 envíos para 267 yardas con tres touchdowns sin intercepciones. Por momentos, y a pesar de quedarse sin el corredor novato Cam Akers, el ataque de los Rams dio señales de poder volver a la forma que demostró hace un par de años, cuando conquistaron la Conferencia Nacional en camino a una aparición de Super Bowl.


Dak Prescott, Dallas Cowboys

Después de un primer periodo inconcebible por parte de los Cowboys, incluyendo un balón suelto en captura del propio Prescott, parecía que no había mucho sentido para seguir el partido; Dallas se cansó de regalar posición de terreno a los Atlanta Falcons. Decir que fue una batalla cuesta arriba es quedarse corto, pero Prescott entregó una de las mejores actuaciones de su carrera, una que confirma lo que todo mundo en Dallas sabe acerca del liderazgo del quarterback, para traer de vuelta a los Cowboys para una remontada memorable. Prescott completó 24 de 47 pases para 450 yardas --el mayor total en la jornada-- y un envío de touchdown sin intercepciones. Además, encontró la zona de anotación tres veces por tierra. Ante eso, ¿cuál es la queja ahora contra Prescott?


Ryan Tannehill, Tennessee Titans

Tannehill la pasó mal en la jornada inaugural, pero se recuperó con una salida que debe aliviar las preocupaciones en Tennessee después de haber entregado una extensión por cuatro años y 118 millones de dólares al pasador. Siempre recargándose en los pases con engaño de carrera, valiéndose de la amenaza que supone Derrick Henry en el backfield, Tannehill hizo un gran trabajo de repartir el ovoide entre un grupo de receptores donde no hay nombres sobresalientes. Más crédito para Tannehill por conseguir una actuación estelar sin A.J. Brown en el juego. El quarterback de los Titans logró el cuarto mejor Total QBR de la jornada (90.2)


Russell Wilson, Seattle Seahawks

Supongo que podemos apartar prácticamente un sitio para Wilson en este espacio todas las semanas. Después de las primeras dos fechas, Wilson sale de la primera curva en la posición de líder en la carrera por el nombramiento a Jugador Más Valioso de la temporada regular. El quarterback de los Seahawks lanzó cinco pases de touchdown contra una intercepción --que no fue su culpa-- en el mejor partido de la jornada, ante los New England Patriots. Una de las cosas más notables acerca de Wilson es que logra dosificar las situaciones en que necesita escapar por piernas, de modo que, cuando lo hace, siempre es inesperado. No existe un jugador desempeñándose en la posición de quarterback de mejor manera en el 2020 que el estelar de los Seahawks.

Cinco quarterbacks a la baja

Teddy Bridgewater, Carolina Panthers

La primera apuesta de Matt Rhule como nuevo entrenador en jefe de los Panthers fue deshacerse del único jugador en la historia de la franquicia en ser nombrado Jugador Más Valioso de la liga, y reemplazarlo en la posición más importante del juego por un pasador que había iniciado cinco partidos en los últimos cuatro años, todos ellos en el 2019. Bridgewater no ha encontrado mucho ritmo pasando en el sistema del coordinador ofensivo Joe Brady, y para empeorar las cosas, la ofensiva pierde a su mejor arma, el corredor Christian McCaffrey, por algunas semanas debido a una lesión de tobillo. Sin alguien que preocupe a las defensivas rivales desde el backfield, no habrá nada que detenga a los rivales de atacar con todo a Bridgewater, quien está bajo la lupa para demostrar que el contrato por tres años y 63 millones de dólares que firmó para llegar a Carolina no es dinero tirado a la basura, especialmente a la luz de cómo ha jugado Cam Newton en las dos primeras semanas de la campaña.


Kirk Cousins, Minnesota Vikings

Ningún jugador registró un Total QBR por debajo de los míseros 9.4 puntos de Cousins en la Semana 2, una actuación indigna para un pasador que, se supone, está --o estaba-- listo para dar el siguiente paso, uno definitivo, en su carrera. Su índice de pasador fue de un ridículo 15.9 en la escala de 0-158.3 que se emplea en la NFL. Cousins completó apenas 11 de 26 intentos de pase para 113 yardas con tres intercepciones y cero touchdowns. Minny se encuentra hundido en un hoyo de 0-2 que no va de acuerdo a las expectativas que había en torno a los Vikings en el inicio de la campaña. ¿Hay tiempo para rectificar el camino? Sí. ¿Lo lograrán con esta versión de Cousins? Definitivamente, no.


Dwayne Haskins Jr., Washington Football Team

A veces, las condiciones en torno a un jugador contribuyen de manera extraordinaria a su falta de éxito. En el caso de Haskins, es difícil esperar algo más de lo que ha entregado, de acuerdo al equipo al que llegó. Para empezar, llegó como novato en el 2019 a una plantilla dirigida por un head coach --que ni siquiera lo quería reclutar en primera instancia-- que fue despedido a media temporada. Haskins comenzó a jugar únicamente porque el entonces titular, Case Keenum, posiblemente el peor quarterback titular del año pasado, se perdió juegos gracias a una conmoción. La pandemia de coronavirus le negó la oportunidad de trabajar de cerca con un nuevo grupo de entrenadores, en medio de una tumultuosa temporada baja que sacudió a la organización como nunca antes. Ahora, Haskins se enfrenta a tener que salir a jugar mientras su head coach recibe tratamiento por cáncer. ¿Ya mencionamos que, fuera del receptor abierto de segundo año, Terry McLaurin, básicamente no existen las armas ofensivas en Washington? Sumemos que el equipo estará sin su mejor liniero ofensivo, Brandon Scherff por algún tiempo gracias a una lesión en la pierna y tenemos como resultado un desempeño de 19 completos de 33 intentos para 223 yardas con una anotación, un balón suelto perdido y cuatro capturas en contra. Haskins no ha encontrado ritmo como pasador, y eso se nota principalmente en un porcentaje de pases completos por debajo del 58 por ciento en ambos partidos de este año. El Total QBR de Haskins de 13.4 en la Semana 2 solamente fue superior al de Cousins. ¿Llegó el momento de reemplazarlo? No; antes que eso, llegó el momento de ayudarle.


Daniel Jones, New York Giants

Por momentos, Jones muestra promesa, pero conseguir consistencia --esa palabra tan repetida en conferencias de prensa de la NFL-- es más sencillo decir que hacer. Como en el caso de los Panthers, los Giants perdieron este fin de semana al mejor jugador del equipo, el corredor Saquon Barkley, y eso conduce directamente a que las defensivas rivales se enfocan en presionar al quarterback sin preocuparse demasiado por el backfield, En el caso de un pasador joven como Jones, representa grandes dificultades. Se suponía que Jones jugaría detrás de una muy mejorada línea ofensiva este año, pero seguimos esperando resultados obvios. Siete pasadores marcaron un Total QBR menor a los 50 puntos en la jornada, y el 43.1 de Jones fue uno de ellos.


Carson Wentz, Philadelphia Eagles

Por segunda semana consecutiva, Wentz se gana a pulso su inclusión en este apartado, y en general en la liga, podríamos estar hablando del peor desempeño de un quarterback titular después de dos fechas. Wentz completó 26 de 43 intentos de pase para 242 yardas con dos intercepciones sin pases de touchdown ante los Rams, contrastando enormemente con lo mostrado por Goff en el mismo duelo. Se supone que Wentz es un pasador de jugadas grandes, pero su promedio de apenas 5.63 yardas por intento de pase ante los Rams señala lo contrario. Lo único rescatable en la semana para Wentz fue que se fue sin ser capturado ante los angelinos, una semana después de ser capturado en ocho ocasiones por Washington. Siendo honestos, esa temporada "de calibre Jugador Más Valioso" de Wentz se siente como si hubiera ocurrido hace 23 años, y no tres.